17

Vencer o morir

Barcelona Atlético de Madrid

Liga
Jornada 6

Barcelona Barcelona 5

Atlético Atlético 0

Barcelona: Valdés, Alves, Busquets (Piqué, 54'), Mascherano, Abidal (Maxwell, 81'), Thiago, Xavi, Cesc (Keita, 72'), Pedro, Messi, Villa

Atlético: Courtois, Perea, Miranda, Godín, Antonio López, Mario Suárez (Salvio, 45'), Gabi, Tiago (Adrián, 82'), Reyes (Arda Turan, 45'), Diego, Falcao

Goles Goles

1-0 Villa (8')
2-0 Miranda (p.p., 15')
3-0 Messi (25')
4-0 Messi (78')
5-0 Messi (90')

Ver ficha del partido

El Barcelona tiró de manual y el Atleti tiró el partido por la borda antes de comparecer en el rectángulo de juego. Lo malo para nosotros es que en el manual del Barça se guardan con mimo los cánones del fútbol y en el manual del Atleti pueden encontrarse los mandamientos de los cobardes. ¡A nosotros, que nos arrollan!  Se produjo una dimisión en cadena: desde el entrenador hasta el delantero centro. El Atleti no compitió, no disputó el encuentro. Y esto es lo peor que puede decirse de un equipo de fútbol.

La superioridad blaugrana, con respecto de los equipos que se enfrentan a ellos, es incontestable en la inmensa mayoría de los encuentros, pero he visto a muchos equipos luchar y pelear, verbos que no suelen conjugar los técnicos, ni los futbolistas colchoneros, cuando de enfrentarse a conjuntos superiores se trata. Da igual que el entrenador sea Quique o Enrique, Manzano o su hermano, sólo son necesarios unos cuantos minutos para acabar con la ilusión de miles de aficionados que tienen que soportar el resto del encuentro rezando para que su equipo no vuelva a ser goleado.

Si difícil es ganar al Barça en el Camp Nou, más difícil fue para Hernán Cortés la conquista del imperio azteca. Para que los suyos no lo traicionaran quemó las naves y así les obligó a continuar la empresa. Vencer o morir. “Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez” (William Shakespeare).

El Atleti salió sin tensión, ni pretensión de ganar. Ya se ha criticado con profusión la alineación que presentó Manzano, y no voy a hacer sangre de lo evidente. Sin olvidar esta importante cuestión, los aficionados no podemos aceptar que los jugadores titulares, sean estos quienes sean, salgan con tanta desidia y complacencia con el rival.

Los nuestros no hicieron nada de lo que se les pide a los equipos que saltan a un terreno de juego. Ni tuvieron la pelota, ni presionaron, ni defendieron, ni atacaron. Los futbolistas colchoneros se limitaron a contemplar con impotencia, cómo los culés se pasaban la pelota entre ellos, y cómo iban perforando sin descanso su portería. Basten dos datos para confirmarlo: el Barcelona tuvo el doble de posesión del esférico que el Atlético de Madrid, pero hicieron más faltas y perdieron menos balones.

Mientras el Barça abatía el medio del campo y la defensa colchonera y a Guardiola le resbalaban por, la ya indisimulable calva, las gotas de la incesante lluvia, Manzano se guarecía del temporal en el refugio que ofrece el banquillo, no fuera a ser que el agua le lavara el cerebro y fuera capaz de darse cuenta de sus errores y de los de sus pupilos al tiempo que se le iluminara la mente con alguna decisión que pudiera cambiar el rumbo del partido.

Algo de eso debió de ocurrírsele al profe durante el descanso cuando dio entrada a Turan y a Salvio. Con el turco el Atleti ganó en descaro y en atrevimiento, pero ya era tarde. Los que estuvieron en el césped desde el principio dieron el partido por perdido desde el túnel de vestuarios y ni el animoso Arda Turan pudo remediarlo. El Barcelona bajó el ritmo consciente de que había ganado el partido en la primera media hora. Entonces, pudimos ver unos minutos más equilibrados hasta que un argentino bajito se empeño en terminar de amargarnos la noche y dejar en evidencia a la zaga atlética en un par de ocasiones más.

Algunos atléticos orgullosos no aceptamos que nuestro equipo nos regale este tipo de partidos con tanta frecuencia. Prefiero ver a un Atleti temerario que temeroso; aguerrido que voluntarioso; salir derrotado con honor que derrotista; verdugo que víctima propiciatoria. Y es que no todas las formas de perder son iguales. Ya saben, al Barcelona solo se le puede ganar si saca a los juveniles (Manzano dixit).

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (14)
Trackbacks (3)

Comentarios (14)

  1. este Atlético sirve para ganar a equipos de medio pelo y caer ante los poderosos. No da más de sí.

    • Más que calidad, que también, al equipo le faltó mucha actitud. En ningún momento creyeron en la victoria, no digo en el partido, digo en toda la semana.

      Un abrazo.

  2. ¡Qué gran frase la de Shakespeare que usted nos trae!

    ¡Qué triste es no ver lo que tú esperas de tu equipo en los días grandes!

    ¡Qué entregado se pude estar, sin dar una mala patada cuando el vendaval arrecia!

    ¡Qué diferencias tiene esta liga (que ahora se quiere volver a vestir de igualdad)!

    Un abrazo.

    • Está claro don Emilio que hay mucha diferencia con respecto del Barcelona y de los vikingos, pero oiga, es que el Atleti salió al campo a pasearse y no es la primera vez, ni siquiera la quinta, ni siquiera la décima. Y lo peor, es que puede haber más.

      Un abrazo.

  3. Pues para nada estoy de acuerdo con Fernando( como casi siempre claro) en el comentario que ha dejado, se verá mas adelante si damos de sí con los grandes o los de medio pelo o los de bajo pelo, 3 puntos son iguales contra todos y el Madrid por ej. se dejo 3 en Levante y 2 en Santander y el Madrid mismo tambien perdio 5-0 el año pasado en el mismo sitio y lugar, así que si lee el futuro que nos de los números de la primitiva y dejamos de perder el tiempo.
    En cuanto al partido Julio, yo, como entrenador de un modesto equipo de la regional madrileña, no hubiera jugado nunca con un 4-3-3 contra el Barcelona , quizas le hubiera jugado atacando e intentanto tener el balón( nadie ha encontrado todavía la formula idonea) pero tengo claro que al menos hubiera puesto 5 centrocampistas nunca 3 y ademas si los 3 de arriba no apoyan a los centrocampistas menos todavia, eso y mucho más, no es lo mismo jugar contra el Racing que contra el Barca.
    Saludos,

    • Estoy de acuerdo, nadie ha encontrado la fórmula idónea. Pero, como digo creó que el Barcelona lo tuvo demasiado fácil. Independientemente del sistema empleado quiero ver a mi equipo con más capacidad de sacrificio y más actitud en el campo.

      No sé cómo verás tantos cambios en las alineaciones, a mí no me termina de convencer. No veo en otros equipos tanto vaivén con los titulares.

      Un abrazo.

      PD: Se echan de menos las cervecitas de antes de los partidos, pero volveré. O eso espero.

  4. Mi impresión personal, aparte de tomarme el tema con filosofía (qué
    remedio me toca) es que:

    1.- Antonio López no es un jugador de primera división. Es un
    auténtico desecho, y, si aún así, se le quiere emplear de algo, tiene
    que ser de interior, en todo caso. Jamás de lateral.

    2.- Tampoco Luis Filipe hubiese sido una gran solución, ya que el
    brasileño no defiende una mierda. Quizás Domínguez sí que podía haber
    jugado ahí, aunque su fuerte no es precisamente tampoco la
    velocidad.

    3.- Absolutamente inexplicable es que para un partido así no se cuente
    con Assunsao, que es el único pibe rocoso de que disponemos en la
    plantilla (y que hacía su labor cojonudamente hasta que el retrasado
    de Quique Sánchez Flores le dio por cargárselo también a él). Poner
    ahí a Mario Suárez es un error gravísimo. Pero si este pibe es más
    blando que una gominola, por Dios.

    4.- La titularidad de Reyes en detrimento de Adrián es otro de los
    misterios del Universo. El puto gitano lo único que tiene es prensa,
    y resta al equipo. El asturiano, sin embargo, suma (y fíajte cómo le
    puede venir a Falcao tenerle al lado) pero, como ya dije en otra
    ocasión, tiene careto de sobao Pasiego, y así es chungo que plante sus
    cojones, aunque, cualidades, le sobran.

    5.- Tampoco es muy explicable la suplencia de Turam, que aparte de
    calidad, le echa bemoles al asunto.

    6.- Dicho todo esto, y alguna cosa más que podría decir, todo el
    mundo estábamos encantados el pasado miércoles con las putas
    rotaciones, así que no puede en 3 días pasar un menda del cielo al
    infierno así, sin
    pan ni ná, máxime cuando a lo mejor hace las mismas porque todavía no
    tiene claro su equipo tipo, debido principalmente a que sus
    principales bazas se las han traido a última hora (como es norma
    implícita de la casa).

    y 7.-. Y aunque hubiésemos puesto a toda la peña … ¿Y qué? Hay una
    cosa que está clara, y es que el Barsa, si juega enchufado (y lo hace
    casi siempre) son el mejor equipo que ha habido y, probablemente,
    habrá, de la historia del fútbol. Yo lo tengo de un claro que asusta.
    Aparte, curiosamente, poseen la base de la Selección Campeona de
    Europa y del Mundo, son actuales campeones de Liga y Champions, no sé
    cuántos títulos llevan ya con Guardiola (juro que perdí la cuenta) y
    jugábamos en su casa … ¿De verdad hay alguien que pensaba que
    podíamos hacer algo con estos condicionantes en el Camp Nou? Yo,
    sinceramente, no, salvo quedarme con el consuelo de haber dado una
    buena imagen (y tampoco lo conseguí, cierto).

    Aún así, no desespero, y creo que el encuentro de vuelta en el
    Calderón será diferente, muy diferente, siempre y cuando mi equipo
    vaya creciendo como espero y deseo que lo haga. He dicho.

    Un abrazote, Don Julio, y me apunto esa frase tan gloriosa de Seaskepeare.

    • Uff, dice usted muchas cosas, don Tomi y en todas tiene razón. Por apuntar alguna. En cuanta a las rotaciones (maldita palabra, por cierto) no me terminan de convencer, como le digo a José. Si repasamos, ningún equipo hace tantos cambios: ¡siete! futbolistas distintos contra el Barça que contra el Sporting. A mí me parece una barbaridad.

      Totalmente de acuerdo con usted en lo de Turan y Adrián. Se empeño, por otra parte en poner a Diego, encima lo metió en la banda y el pobre chico ni la olió.

      Indudablemente el Barcelona machaca a cualquiera, pero hay que salir con otra mentalidad, como hizo la Real o el Valencia, si bien estos jugaron en casa.

      Si repasa los goles, el primero Xavi centra más cómodo que en un entrenamiento y Perea está a por uvas. El segundo es el del fuera de juego y el tercero le extienden una alfombra roja a Messi para que se meta hasta la cocina. Y el cuarto y el quinto son de forma similar. Al menos una falta, oiga. No estoy azuzando a un juego violento, pero por lo menos tienes que hacer más faltas que el contrario, leche.

      En fin, que estoy muy enfadado.

      Un abrazo.

  5. Poner las noticias de telemadrid, están hablando de Tiago Cardoso, parece que ha estafado a alguien con asuntos inmobiliarios y podrian llevarlo preso, vaya marrón!!!

  6. Como comenta Don Emilio, muy grande la cita de Shakespeare que ha traido a colación.
    Dejar a Arda Turan en el banquillo fue uno de los primeros errores. Hubiera sentado antes a Falcao (y lo digo en serio) que al turco. Por cierto, igual Manzano se quedó guarecido en el banquillo porque la lluvia podía haber destapado un poco de su “todavía disimulable” calva 😀

    Bromas aparte, diferir con mi compañero TOMI. ¿Desde cuándo Antonio López no es futbolista de Primera División? Porque le recuerdo que ha sido internacional y mundialista. No creo que fuera el principal culpable de la derrota, ya que sólo uno de los goles vino por su banda (más culpa tuvo en la del año pasado).
    Y sobre Reyes… yo no lo dejaría en el banquillo, desde luego. Igual para sacar a Adrián hay que sentar a alguno de los mediocentros… o a Diego, al que ni se le vio.

  7. Yo creo que Antonio López en su momento, fue una lateral decente, nada más. Ahora está más para los leones que para actuar de defensa contra el Barcelona.

    Y sigo estando de acuerdo con don Tomi cuando dice que Turan y Adrián debieron ser titulares. Busquets y Mascherano no necesitaron sudar la camiseta.

    Abrazos.

  8. Julio, las rotaciones son como las vacaciones para el verano, pienso que si existen rotaciones ahora que se puede se deben realizar en la Europa League, en la Liga no hay que rotar si no es por lesión o sanción porque es donde verdaderamente tenemos que dar la talla y ser de 3 como mínimo y que quieres que te diga a mi me pone la Copa del Rey.
    Y otra, yo como Tomi, en Barcelona hubiera jugado con Adrian en punta y Arda detras de el y tambien con Assuncao en el medio campo, es agua pasada y son 3 puntos pero perder 5-0 no termino de digerirlo.
    Saludos, y te esperamos cualquier día.

    • Estoy absolutamente de acuerdo contigo en todo. Manzano creyó que podía cambiar a siete futbolistas como hizo contra el Rácing y saldría bien, pero se equivocó. A ver cómo hace las alineaciones a partir de ahora.

      A mí también me pone la Copa, lo que pasa que con el sistema que hay ahora en el que se juegan varias eliminatorias seguidas, o estás bien en esa época, enero, o date por perdido.

      Nos veremos pronto.