6

Metafísica del cholismo

Kant

¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Qué es el cholismo? Son preguntas que cualquier aficionado atlético se ha planteado durante estos últimos años. Desde Forza Atleti, punta de lanza del humanismo atlético -entre otras y variadas virtudes-, queremos arrojar la primera luz sobre una cuestión tan controvertida. Sin ánimo de ser exhaustivo, ni de sentar cátedra alguna el presente y breve trabajo aspira a plantear las preguntas adecuadas, más que la consagración de respuestas.

1. ¿De qué hablamos cuando hablamos de cholismo?

Si hay una cosa clara es que todos entendemos el cholismo como un fenómeno transversal, que no se detiene en la pizarra, en la charla del descanso o en las sesiones dobles en Majadahonda. El Cholismo es algo más, pero ¿hasta qué punto en el cholismo el todo es mayor que la suma de sus partes? En definitiva, ¿es el cholismo un fenómeno (c)holístico, como parece indicar su propia etimología? La pregunta queda abierta a infinidad de interpretaciones, aunque no son pocos los aficionados que reportan el uso del dogma cholista en situaciones cotidianas con resultados satisfactorios.

De lo que no cabe duda es que nuestra metafísica cholista ha de ser especulativa pues, partiendo de un principio supremo –El Cholo, en la tradición popular- podemos alcanzar interpretarla. Para los cholistas, no existe pasado ni futuro. Ambos son ficciones tendentes a desestabilizar al individuo: el pasado ya no es y el futuro no es todavía, siguiendo la tradición agustiniana. El presente es lo único que el sujeto puede moldear y en él debe focalizar todas sus fuerzas. Así, el cholismo es antideterminista por naturaleza. No importa lo que fuiste. Importa lo que eres. Esta sublimación del presente encuentra su plena plasmación en la máxima cholista por todos conocida: “Partido a partido”. 

“A veces me pregunto qué es la felicidad. Consiste en vivir el presente de la mejor manera. Pensar en el futuro no conviene demasiado; si lo hacés, a menudo se te escapa lo que tenés delante”.

Diego Pablo Simeone

23/02/2013 El País Semanal

2. Ética cholista.

¿Tiene el cholismo una Ética? Por supuesto. La exaltación del presente trae consigo grandes cargas, pues el cholista no tiene excusas ancladas en el pasado ni debe buscarlas en el futuro. No importa lo que ya pasó ni lo que podrá pasar. Ello puede desembocar en una nausea existencial para la cual el único antídoto posible es el esfuerzo. La búsqueda de la felicidad o eudaimonia (εὐδαιμονία) -en la concepción más aristotélica del término- en este caso va de la mano de la ética. Y la ética cholista  es la ética del esfuerzo.

“El esfuerzo no se negocia”

 

El esfuerzo queda configurado así como causa primera del último efecto, la victoria. Las semejanzas con la máxima cartesiana fruto de su duda metódica (Pienso, luego existoMe esfuerzo, luego gano) son evidentes y no merecen más atención. De igual modo, el esfuerzo queda configurado como camino de redención. El sacrificio como tánatos freudiano, en términos más propios del psicoanálisis.

“O ganamos, o morimos ganando”

Diego Pablo Simeone en el autobús antes del partido contra el Albacete. 1996

 

3. El Superhombre cholista.

Sentadas estas primeras bases, abierta la brecha, es lógico preguntarse por último: ¿Existe un Übermensch cholista al estilo del Superhombre nietzscheniano? Las teorías abundan pero este autor les aventura un hombre que, en su opinión, podría evocar todas las características descritas haciéndolas carne. Un jugador que no vive en el presente, vive en la jugada. Que no se detiene ante nada y ante nadie. Que no busca excusas en el ayer ni las prepara para el mañana. Que le trae al pairo lo que fue ayer o lo que será mañana. Un abanderado del sacrificio hasta la extenuación y de la redención a través de él.

Les doy una pista: también se llama Diego. Pero de él nos ocuparemos otro día.

Abogado, cinéfilo, seriéfago y colchonero, en ningún caso por ese orden. Si le preguntas por el Atleti, te dirá que sólo los mediocres están siempre en su mejor momento. Cofundador del podcast "Esto Es Atleti". Cholocostista.

Comentarios (6)

  1. Nadie, hasta hoy, había descrito con tanta precisión y arte el cholismo.
    Felicidades, don Jesús.

  2. PERFECTO.

    Ha dado con la tecla y lo ha sabido explicar perfectamente.

    Pero el Cholismo tiene exito porque conlleva una unión transcendental y mística con el Atletico de Madrid. Esa apasionada unión es fundamental tanto con la entidad como con su afición.

    El cholo sabe lo que signfica este equipo y ha sabido dar con lo que muchos entendemos que es la clave del exito.

    Enhorabuena.

    Un saludo.

    • Gracias, CAR. Estoy de acuerdo. Este es un equipo de mística, en el que lo que no se ve, sus activos intangibles, tienen más importancia muchas veces que lo contante y sonante. El Cholo actúa como catalizador de todo ello.

      Un saludo.

  3. Miedo me da que un día se vaya el Cholo y lo haga también su filosofía. Ojalá perpetue esa corriente y cale hasta los huesos de todos los atléticos.

    • Hacer del cholismo una identidad perdurable en el tiempo es la única manera que tiene este equipo de luchar contra aquellos que se pueden permitir reinventarse año a año a golpe de talonario. Un proyecto estructurado asegura una política de cantera y fichajes coherente y eficaz en términos deportivos y económicos.

      Un saludo.