7

El Atlético se transforma

real_sociedad_atletico_11_12

Liga
Jornada 1

R. Sociedad R. Sociedad 0

Atlético Atlético 4

R. Sociedad: Bravo, Estrada (Ifrán, 73'), Demidov, Mikel González, Cadamuro (Xabi Prieto, 58'), Elustondo, Aranburu, Carlos Vela, Zurutuza, Griezmann, Agirretxe

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Mario Suárez (Assunção, 68'), Gabi, Diego (Koke, 80'), Arda Turan (Domínguez, 86'), Adrián, Falcao

Goles Goles

0-1 Falcao (pen., 2')
0-2 Adrián (47')
0-3 Falcao (83')
0-4 Falcao (90')

Ver ficha del partido

Es el mismo Atlético de Madrid. Son los mismos jugadores que hace un mes se arrastraban por los campos de España. Es el mismo inefable pantalón rojo. Son los mismos dos dirigentes que nos tienen hundido al Atleti. El que es diferente es el entrenador. Simeone según descendía del avión proclamó su primer mandamiento: “El esfuerzo no se negocia” y lo ha grabado a fuego rápido en las mentes de sus futbolistas. El resultado es un cambio radical en el comportamiento del conjunto.

En la mayoría de los encuentros jugados a domicilio el Atleti salía timorato, expectante y sus rivales se aprovechaban del conservadurismo y de la anestesia general. Con el Cholo es diferente. Se vio en San Sebastián con nitidez. Dos goles en cada uno de los minutos iniciales de ambas partes. Prueba incontestable de que este equipo se ha transformado.

Simeone les ha cogido de la pechera, les ha zarandeado, les ha puesto de pie. Ha agitado sus conciencias, ha reavivado su espíritu, ha evocado su profesionalidad. Máxima entrega, compromiso absoluto, lealtad incondicional a la entidad, al escudo, a la afición.

Además de la exigencia impuesta por el entrenador hay tres cambios que sustentan la mejora del equipo: la credibilidad en el entrenador, la colocación de los futbolistas y la presión.

El gran pecado de Manzano fue ir perdiendo ascendiente sobre el grupo, si es que algún día lo tuvo. Ahora, creen en el mensaje de Simeone. El liderazgo del jefe no se cuestiona si de dirigir grupos se trata. Lo contrario resquebraja la jerarquía natural del sistema y el caos se instala en la organización.

Con Simeone, Diego inicia sus acciones desde la banda derecha. Cuando el Atleti tiene la pelota se incorpora al centro del ataque. Entonces, Juanfran sube unos metros y ocupa el puesto dejado por Diego. El Atleti logra la superioridad en el centro del campo y permite, que el ahora lateral, se transforme en un centrocampista más. Este sencillo cambio hace que el reparto del terreno sea más racional a la hora de defender. El equipo juega más junto, los jugadores están más equidistantes entre sí en el terreno de juego. Y todos están más cerca del área contraria.

Sobre todo la presión. No recular cuando se pierde el balón. Al contrario, dar un paso adelante en pos de la pelota cuando se ha perdido. Sacrificio, que si se hace correctamente, casi siempre obtiene premio.

Si a estas mejoras se le une el acierto de Falcao en el remate, tendremos la mezcla casi perfecta para tener un equipo que pueda ganar partidos en casi cualquier campo. Estuvimos acostumbrados durante varios años a delanteros brillantes y eficaces. Nos los han cambiado por un otro gran delantero, menos brillante, pero trabajador incansable y rematador extraordinario.

Koke fue decisivo en los minutos que disputó. El hilo conductor que hilvanó las dos mejores jugadas de ataque del Atlético en todo el partido. Mérito de Koke y también de Simeone que está sacando a relucir las mejores versiones de todos los jugadores. Hasta de aquéllos que considerábamos perdidos.

Los más escépticos podrán recurrir a la historia. Dos partidos buenos y después comenzará la cuesta abajo, la dejadez se apoderará del vestuario, llegarán las dudas. Pero eso con Simeone no ocurrirá. El Atlético estará más o menos acertado, jugará más bonito o más feo, se ganarán partidos y se perderán; pero recuerden, el esfuerzo no se negocia.

Disfrutemos de la victoria, nos lo merecemos.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (7)

  1. Me alegra ver que mi confianza en el Cholo se ve recompensada, queda media Liga por jugar y no hay motivo para lanzar campanas al vuelo pues nada se ha conseguido, pero tampoco hay motivo para lamentarse por estar cerca del descenso.

    El Atleti ha cambiado y los jugadores están demostrando que pueden jugar mejor de lo que lo han hecho en muchos partidos de esta temporada, me gusta el fútbol de presión y de lucha, y esto lo está haciendo el Cholo. Además la falta de Reyes no se nota.

    Acertado tu comentario sobre el inefable pantalón rojo que lucen en muchos partidos fuera de casa, ¿cuándo fue la última vez que el Atleti jugó fuera del Calderón con camiseta rojiblanca, calzón azul y medias rojas?, seguramente en la final del Nou Camp.

    Un saludo desde http://derojoyblanco.blogspot.com/

    • Yo también me alegro por el cambio radical del equipo. Sin duda la mayor parte del mérito lo tiene Simeone. Hemos recortado muchos puntos en dos jornadas. Aún estamos lejos, pero más cerca que hace 2 semanas.

      Un saludo.

  2. Te añado un factor que creo que si continúa por este camino se volverá en decisivo. Simeone se convierte desde su llegada en la “portada” del equipo. Me explico, los focos ya sólo son para los jugadores en lo bueno, que también llegará en lo malo, si no que el entrenador argentino pasa a ser el escudo del equipo. Entrenadores como Guardiola, Mourinho, Rijkaard o el propio Cholo, eliminan mucha presión externa al concentrar ellos mismos mucha atención.
    Ójala se acompañe de una recuperación verdadera que nos lleve a pelear por el tercer puesto como mínimo en Liga y por ganar la Europa League.

    • Es la nuevo papel que en estos tiempos modernos desempeñan los entrenadores y Simeone lo está haciendo a la perfección.

      Yo estoy esperanzado con este “nuevo” Atlético de Madrid.

      Gracias y un saludo, Mj.

  3. Don Julio, esperanzados andamos todos, aunque uno se pone a pensar en el futuro y no me termina de convencer el tema. A uno, que le encanta Adrián, teme muchísimo por su futuro la temporada que viene con nosotros. Tampoco veo claro si el Atleti será capaz de realizar el esfuerzo que creo que se está ganando en el campo hacer por Diego. Tengo dudas sobre si algún Abramovich de la vida se le meterá entre ceja y ceja ese colombiano que en el peor Atleti de décadas lleva ya 14 chicharros con nosotros. Y así podía seguir y seguir.

    Eso sí, permítame que saque un poquito pecho y le haga una pregunta que tenía muchas ganas de hacerle, ahora que ya empieza a pasar un tiempo prudencial desde su marcha. ¿De verdad, sigue echando de menos al tal Reyes? ¿Sigue creyendo que nos aportaba algo?

    Oportunista que es uno, pero es que no lo he podido evitar, tío. Ya perdonarás :-).

    Un fuerte abrazo. A ver si el año que viene se hacen bien las cosas de verdad y nos planteamos juntos nuestro regreso al Calderón. Esta vez, con cañas de por medio y todo. Por ganas no va a ser, se lo puedo asegurar …

    • Yo veo dos problemas, don Tomi:

      1. ¿Cuánto tardará el dúo en deshacer este nuevo Atleti? Creo que es una pregunta que nos hacemos todos los aficionados responsables del Atleti.

      2. La plantilla es manifiestamente mejorable tanto en defensa como en el centro del campo. Los esfuerzos económicos deberían ir encaminados a fortalecer estas posiciones.

      Simeone ha hecho una proeza en tres partidos. Confío en que pueda seguir haciéndolo si no le ponen trampas.

      Por supuesto que tienes razón en el asunto de Reyes. Creo que era un jugador aprovechable, siempre y cuando tuviera ganas y compromiso.

      Ojalá podamos volver al Calderón. Y lo de las cañas está hecho.

      Un abrazo, don Tomi.

    • A mi Reyes me ha gustado en muchísimos menos partidos que en los que sí me ha gustado.
      No siento para nada su marcha, un tío que en su momento sin jugar los 90 minutos salía a amarilla por partido y roja de vez en cuando y que pasaron muchos meses hasta que marcó el primer gol.
      Un tío que ha chupado muchísimas más veces balones que terminaba perdiendo que pases de gol ha dado.
      Un elemento que se parte el culo de risa desde la banda mientras su equipo pierde con el eterno rival.
      Un tío que monta la de Dios porque el entrenador le sienta con razón tras no hacer nada durante u partido y cuyo sustituto siendo malo mete más goles que él.
      Un tío que tiene el record de dos eliminaciones en Copa del Rey en una semana