6

Papá, ¿cómo arreglamos al Atleti?

Falcao Espanyol

Permitidme que me tome la licencia de readaptar un lema que nos metieron, a fuego y sin quererlo, a los aficionados del Atlético de Madrid. Por si no había sido vergüenza suficiente perder por primera vez en nuestra historia ante un rival de Segunda B (algo de lo que ni siquiera Real Madrid y Barcelona podían presumir), el equipo rojiblanco tardó la friolera de 72 horas en ofrecer un nuevo capítulo de un esperpento que no parece tener fin. Un poco de Verdú por aquí, otro poco de Romaric por allá, la defensa que pone la alfombra roja a todo jugador del Espanyol que se acerque al área y una sonrojante derrota que pone a Gregorio Manzano contra las cuerdas.

Y yo me pregunto, ¿qué pasa si mañana largan a Manzano? Para empezar, golpe bajo para las, según dice la directiva, maltrechas arcas rojiblancas. Que yo me pregunto si tan mal estarán las cuentas cuando han ingresado un dineral este verano en ‘Kunes’ y ‘De Geas’ y los gastos en fichajes van ‘a pachas’ con sospechosas empresas de fondos de inversión.  ¿Quién viene? O, mejor dicho, ¿quién querría venir? Como comenté en el último episodio de Esto es Atleti, tres opciones: perfil alto de entrenador que quiera un proyecto a largo plazo, perfil de entrenador salvador que ponga al equipo en Europa League a final de temporada, se le dan las gracias y adiós muy buenas o apuesta por la cantera.

En el primer caso podían entrar Luis Aragonés o Rafa Benítez. Me genera enormes dudas que un técnico de ese caché quiera aceptar el reto tal y como está el panorama, sin un proyecto sólido y a largo plazo. De toda la vida de Dios, los proyectos se planifican en verano y no en diciembre, tarde y mal. Desde arriba se dirá que no hay dinero para un técnico así, pero la cruda realidad es que ningún entrenador de este status se dignaría a coger a este Atleti. Del segundo grupo me podría esperar cualquier cosa. Desde un Schuster, ansioso por coger un banquillo a cualquier precio, a un Luis Enrique que ya nos rechazó en verano y que ha demostrado que un equipo grande le queda, precisamente, grande. Para terminar, la cantera. Meter este marrón a un Pantic de la vida me parece como encomendar un trasplante de corazón a un estudiante de primero de medicina. Más de lo mismo para un Cholo Simeone que en Argentina no lo está haciendo mal pero a quien el salto a Europa le queda aún lejano.

Por tanto, y ya que la directiva apostó por Manzano, intermediarios y comisiones mediante en verano, no nos queda más remedio que jugárnosla. El jienense arrastrará la salida de José Antonio Reyes, en lo que será un nuevo episodio del tradicional regalo navideño del Atleti que otros años protagonizaron Maxi Rodríguez o Simao Sabrosa. Poco o nada se ingresará por el jugador de más talento de la plantilla mientras se siguen manteniendo futbolistas cedidos o que están en nómina sin pertenecer al club sino a operaciones turbulentas  en las que terceros se llenan los bolsillos a costa del abonado medio, que compra, año a año, la camiseta de su jugador favorito y se gasta otro tanto en lejía para borrar su nombre poco después.

Por tanto, y con esta situación, no le queda al aficionado de a pie sino mirar hacia arriba. A este Atleti le falla el motor y, por mucho que se cambien las ruedas cada curso, seguirá sin funcionar. Que nadie tenga miedo a deslumbrarse con el sol porque, por encima de jugadores, entrenador, y un director deportivo que no aparece por más que se toque fondo domingo a domingo, hay una directiva que se mantiene indemne a todo lo que sucede en torno al Atlético de Madrid. Una directiva que no tiene presión ni quien se la meta (la presión, claro está). Unos dirigentes que se esmeran en presentar una Peineta que, en lugar de tener una cuenta atrás para su inauguración, pone en el multitudinario acto de presentación un reloj que marcha hacia adelante. Un cronómetro que, a la media hora de acabar el evento, estaba junto a un contenedor de basuras. Verídico.

Muchos me recriminan por Twitter que los medios no hacemos lo suficiente por levantar a una afición anestesiada. Puede que tengan razón. Sin embargo, yo me planteo la duda. Si a mi hijo le detectan una grave enfermedad, no seré yo quien espere que los médicos me digan qué le pasa al pequeño. Seré yo quien me intentaré informar, quien buscaré las soluciones al problema y quien intentaré por todos los medios recuperar su salud. Si me ayudan, bien. Si no, seré yo quien intente solucionar el asunto ya que, al fin y al cabo, el hijo es mío y no del médico. Berrear con la libertad que dan los 140 caracteres de las redes sociales es fácil y barato, pero muy poco efectivo. Dudo mucho que Miguel Ángel Gil Marín o Enrique Cerezo vendan el club por ver uno, diez o cien mil tuits en su contra.

La reacción de la grada, la que tiene la respuesta al gran problema endémico del Atlético de Madrid necesita algo más. Aún queda dar un gran paso al frente. Quizás, el más difícil de todos.

Periodista en Eurosport Yahoo! Rojiblanco como bendito castigo y nostálgico del fútbol de antaño. Politeísta creyente en Gárate, Luis, Arteche y Calderón. Fernando Torres, el profeta.

Comentarios (6)

  1. Yo que soy un atlético de Antequera en Málaga, me arrepiento de no haber llevado este año cuando fui al Calderón por primera y única vez en mi vida un bufanda verde y oro, pensé que era una tontería, y qué equivocado estaba. Esta temporada es cuando estoy dándome verdadera cuenta de la nefastísima gestión. Antes la asumía como un mal inevitable, sabía que eran malos pero lo aceptaba como si no pudieramos hacer nada, aunque se podría, todo pasa porque la presión fuera inevitable. Yo propongo que los que leáis esto y vayais al Calderón con asiduidad empeceis a gritar cosas motivantes del antiguo Atleti y cosas negativas de la gestión del club para que los demás aficionados que en el fondo piensan como el dueño del blog, y como yo y como tú que esto es una mierda y que el Atleti es el hazmereír de España. Un grito aquí y un grito allá podrían comenzar una buena protesta delante de las cámaras de TV (tipo las pañoladas de la era Gaspart, al que tuvieron que custodiar en el palco porque la gente se lo comía). Hay que contagiar al gigante adormecido que es la afición, sin sentir ninguna vergüenza ni miedo al ridículo, porque el ridículo es no hacer nada, como hice yo cuando fui y no me compré mi bufanda verde y oro, qué menos que esa protesta silenciosa… pues ni eso hice. Montarles un buen pollo entre todo el estadio, una pañolada o algo. Yo creo que tendría repercusión mediática y no se podría escurrir como hacen en la prensa con otras cosas de nuestros pseudodirigentes.
    O si no al menos la bufanda verde y oro todo el mundo.
    Un buen momento, lógicamente, sería si el equipo fuera ganando fácil o con el partido perdido. Ya me he desahogado un poco. Perdonad, aunque lo propongo totalmente en serio, pero es muy fácil decirlo a 500 km de distancia. Salud y forza Atleti (nuestro
    Atleti, el que tenemos como ideal, no esta puta mierda).

  2. No te falta ni un poquito de razón. En ocasiones, el que protesta tiene miedo a ser considerado el ‘friki-antigilista’, pero de eso nada. Si uno gritara y se le uniese el de al lado y el de al lado y el de al lado, la gente se daría cuenta de lo que hay.

  3. lo mas probable es q lo sacado de la venta del Kun y de De Gea a ido directo a hacienda, los club estan endeudados, de hecho el atleti debe 456 millones de €
    http://www.youtube.com/watch?v=T9t9yyKHirI

    • Pero reconoce, María, que es para mosquearse el hecho de que la deuda cuando llegaron los Gil era, si no recuerdo mal, de 6 millones de euros y misteriosamente ha ascendido a una cantidad que seguramente ronde la que tu dices.

      Luego se dan casos como el de Julio Alves (el mas enigmático, reciente e inexplicable) o Cleber Santana (se paga una cantidad desorbitada por un jugador que vale 6 veces menos).

      Por eso, los del Atleti tenemos muchos motivos para pensar que no todo el dinero de las ventas va a parar a hacienda, sino que pellizquito a pellizquito se van haciendo de oro nuestros dirigentes a costa de unos ingresos que deberían ser para arreglar nuestra lamentable situación como club. Aún no me creo que seamos el tercer club de España que mas gana en pinchazos televisivos y que luego vengan equipos como Valencia, Sevilla o Villarreal (ahora también en horas bajas) y nos den un baño año tras año. Estoy cabreado, lo sient0o por la parrafada.

      Un saludo.

  4. De parrafada nada, Jaime. Todos los comentarios son enriquecedores y el tuyo lo es. Ahora que citas a Julio Alves me has recuperado una neurona que tenía perdida… ¡No me acordaba de él!

    Respecto a María, sí es cierto que una parte de los ingresos va destinada a Hacienda. Lo que no sabemos es el importe real de las ventas. Me explico, pueden decir que Agüero se vende por 45, pero realmente se vende por 40 y 20 son para Hacienda. ¿Dónde están los otros 5? Como dice Jaime, pellizquito a pellizquito…

  5. Solo hay una solución: la marcha de los Giles y los Cerezos. Para ello, yo propongo campo vació y no renovación de abonos. Y, por supuesto, que la prensa informe. Prensa=información. No Prensa=silencio.