13

El Albacete fue grande

albacete_atletico

Copa del Rey
Dieciseisavos de Final

Albacete Albacete 2

Atlético Atlético 1

Albacete: Campos, Candela (Ramón, 74'), Castillo, Santamaría, Zurdo, Tete (David Añón, 81'), Rocha, Miguel Núñez, Adriá, Curto (Álex Colorado, 57'), Calle

Atlético: Asenjo, Manquillo (Miranda, 69'), Pulido, Domínguez, Antonio López, Assunção, Koke, Juanfran, Salvio, Pizzi (Pedro, 68'), Adrián

Goles Goles

1-0 Calle (pen., 30')
2-0 Zurdo (62')
2-1 Adrián (70')

Ver ficha del partido

Los equipos de Primera cuentan con todas las ventajas en La Copa del Rey, antaño, Campeonato de España. Una competición adulterada desde el momento en que el sorteo está dirigido, las eliminatorias se disputan a doble partido y el orden de los partidos está predefinido. Ángel M Villar, valiente con los pobres y cobarde con los ricos, se somete, sin ningún pudor,  a los chantajes de los todopoderosos, privándonos de la pureza de la competición más especial y apasionante de cuantas se disputan.

Los pequeños molestan. Se ha diseñado un plan, injusto y muy poco original, pero tremendamente eficaz, para echarlos cuanto antes. Por eso, me alegro cuando aparecen equipos como Alcorcón, Real Unión o Albacete. Con fe, pundonor y dejando en el vestuario miedos y complejos salen a competir y nos traen durante algunas eliminatorias el sabor auténtico del fútbol de siempre.

El Albacete sacó los colores al Atlético. Los jugadores atléticos salieron como si tuvieran prisa. Prisa porque el partido acabara cuanto antes. El Albacete no les dejó sestear. Les sometió a una presión sin cuartel desde el silbido inicial. En ningún momento del partido el Atlético demostró interés por competir. Ni por intentarlo siquiera.

Tras la derrota con excusa arbitral en el Bernabéu y las dos victorias de la semana pasada muchos quizás habían olvidado el bochorno de Getafe. Lejos queda el recuerdo de la incapacidad demostrada en Granada, la derrota dolorosísima en Barcelona, o el apabullamiento al que nos sometieron en Bilbao.

Nada es fruto de la casualidad. Cuando no hay proyecto futbolístico, se podrá ganar un partido, incluso dos o tres, pero la situación general del club seguirá estando gobernada por la esquizofrenia. Ayer Salvio fue el salvador y hoy es el que nos condena. Pizzi juega quince minutos y es la reencarnación de Futre. Casi renovamos al entrenador después del partido contra el Rácing y se le quiere echar desde hace dos meses. Se piden jugadores de la cantera y al poco de verles  jugar, ya no nos valen. Un poco exagerado, sí, pero tampoco muy lejano de la realidad que leo y escucho.

No hay jugadores atléticos de verdad. De los que primero eran aficionados y luego futbolistas. De los que lloraban en las derrotas y se extasiaban con los títulos. Falta compromiso. Falta entusiasmo. Falta grandeza. Torres era el último eslabón de la cadena de ese tipo de jugadores. Se fue humillado por una afición que una noche quiso que perdiera el Atleti para que no ganara el Madrid. Desde ayer, hay preocupación y deseo para que nos toquen en el sorteo de la Europa League cualquiera de los dos equipos de Manchester. Para vengarnos. Pendientes de terceros para evitar mirarnos al espejo.

Manzano y los que le han elegido, saben que hoy toca aguantar el chaparrón de críticas furibundas. Si el Atleti ganara el domingo al Español, todo se olvidará y a otra cosa mariposa. Si no, las críticas subirán tres tonos hasta el próximo partido. Y a esperar al siguiente.  Mientras tanto, toca sobrevivir.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (11)
Trackbacks (2)

Comentarios (11)

  1. Nada que añadir a un artículo que suscribo de cabo a rabo.

  2. Jose Valera

    Así es. Cuando peor se ponga la cosa se ganará un partido y vuelta a empezar. Viaje al fin de la nada.

  3. Primera vez en la historia que el Atlético pierde contra un 2ªB. Lo decía anoche Fernando Sánchez Postigo en su Twitter de memoria, y lo han sacado en algún diario merengue. Una vergüenza.

  4. Ni vi el partido ni me enfado. El Atleti gilista es así. Y así seguirá muchos años más mientras haya 45.000 abonados calladitos. La única solución es no abonarse, no ir campo y exiliarse. Por dignidad, valentía y coherencia.

    • No te perdiste nada y te ahorraste un bochorno.

    • Totalmente de acuerdo con Fernando. Ellos ven el Atleti como una empresa y, como “clientes”, lo único que podemos hacer no consumir su producto. ¿Os imaginais los consumidores de Coca-cola manifestándose para que la empresa cambie de dirigentes? Les dirían que bebiesen Pepsi o directamente agua y punto.
      Es duro, pero la realidad del fútbol y del Atleti es la que es…

      • No solo el Atleti está montado como una empresa, también los demás equipos hay que decir.

        En el Atleti se nota más desde luego que en ningún otro equipo. Lo peor es que la empresa pierde dinero y su patrimonio cada vez es menor.

        Un abrazo.