3

Hombre rico, hombre pobre

La Peineta en obras

Hace ya casi seis años que el Club Atlético de Madrid SAD anunció su traslado de la ribera del Manzanares al estadio de La Peineta. Aquel anuncio era un secreto a voces ya que en el 2004 el Club Atlético de Madrid SAD ya se había vendido el 15% del estadio Vicente Calderón por 33 millones de euros. En aquella operación, anunciada a bombo y platillo, el Club estimaba un beneficio de 80 millones de euros que, posteriormente, se convirtió por arte de birlibirloque en un cambio de estadio a coste cero pero con algunas lagunas económicas serias, a saber: El Club Atlético de Madrid SAD se comprometía a pagar el 30% de las obras de soterramiento de la M-30 así como la demolición del Estadio Vicente Calderón. Además, en el acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid se reconocía que la propiedad del suelo del nuevo estadio no sería del Club Atlético de Madrid sino que la entidad rojiblanca sólo gozaría de un usufructo por un período de 85 años ya que el Ayuntamiento de Madrid no puede regalar terrenos municipales, tan sólo intercambiarlos.

Ayer, sin embargo, se anunciaba en prensa que el proyecto del nuevo Santiago Bernabéu ya tiene luz verde. En 1998 el Real Madrid Club de Fútbol y el Ayuntamiento de Madrid permutaron terrenos por valor de 13 millones de euros, supuestamente. El Madrid cedió los terrenos de su antigua ciudad deportiva por cuatro terrenos en la calle de Julián Camarillo, cuatro parcelas en la calle Mercedes Arteaga, 3.000 m2 en la finca de Valdebebas y una franja de tres metros de ancho alrededor del Santiago Bernabéu; además el Ayuntamiento de Madrid perdonó al Real Madrid una deuda de casi 3 millones de euros por un parking que el Madrid debía construir pero que nunca construyó, cuando se le permitió levantar la polémica “Esquina del Bernabéu”. La suma de todo lo recibido por los blancos fue muy superior a los 13 millones, de hecho, los expertos calcularon que el Madrid consiguió una plusvalía de más de 7 millones de euros en aquella permuta.

La actual remodelación del Santiago Bernabéu incluye la construcción de un hotel de lujo y de un centro comercial de 12.250 m2 y precisa de unos terrenos colindantes al estadio, propiedad del Ayuntamiento de Madrid. De hecho, esos terrenos fueron expropiados en 1952 a la familia Ruiz Villar para que sirvieran de zona de acceso al Bernabéu pero la citada familia no cobró dicha expropiación hasta el 1984. Ahora, la familia Ruiz Villar ha puesto el grito en el cielo porque se les arrebató unos terrenos en el Paseo de la Castellana (calificados de uso vial y zonas verdes) en los que nunca se podría edificar por cuatro duros y ahora se levantará en ellos un hotel de lujo y un centro comercial.

El Ayuntamiento de Madrid ha permutado esos terrenos con el Real Madrid por las parcelas de la calle Mercedes Arteaga (en Carabanchel), el solar de la actual “Esquina del Bernabéu” y seis millones de euros. En un intercambio, nuevamente, muy desigual.

La justicia española ha dado el “nihil obstat” a la operación y “Tito Floren” ya tiene en mente un nuevo estadio que tendrá un coste de 400 millones de euros (unos 240 millones de euros más que el nuevo San Mamés). Sin embargo, desde Bruselas, ya han sonado voces de alarma, y alertan y denuncian que el Real Madrid gana con esta operación 200 millones de euros y que se trata de una financiación encubierta. Desde el club blanco se quita hierro al asunto y se argumenta que eso es lo que le valdrá al Madrid edificar el nuevo centro comercial.

Ya lo ven, siempre ha habido ricos y pobres. Nuestros dirigentes recogen las migajas que caen de la mesa de Florentino y Gallardón y aún nos quieren hacer creer que todo va bien. Algunos otros, todavía, se preguntan de dónde nace el antimadridismo social, tomen nota. ¿Qué opinan ahora aquellos favorables al cambio de estadio? Sin duda, hemos hecho “un pan como unas hostias”.

Artículo documentado en los siguientes enlaces:

Foto de La Peineta: elpais.com
Madrileño y rojiblanco exiliado en Cataluña. Atlético fiel y siempre a contracorriente.

Comentarios (3)

  1. Creo que la culpa no es solo de Florentino Pérez. En la negociación de La Peineta algo tendrían que ver Gil Marín y Cerezo, ¿no?

    Que el traslado no era beneficioso lo sabíamos desde el principio. Por cierto, de la ciudad deportiva de Alcorcón, ¿se sabe algo?

    Saludos desde http://www.paseomelancolicos.com

  2. Obviamente los únicos culpables son Gil y Cerezo. Pero es cierto que los tratos de favor al Madrid de Florentino son vergonzosos. El Atleti ha perdido una gran ocasión para cambiar de estadio porque no supo presionar como debía a un ayuntamiento que para los juegos de 2012 sí hubiera tirado la casa por la ventana pero no supo o no quiso.

    • Sí, se perdió una gran oportunidad, aunque no debería haberse hecho absolutamente nada sin haber consultado a los aficionados, pero claro, nuestro Atleti es una empresa, no un club de socios, así que poco podemos decidir.

      Es cierto que, con los datos que aportas, se ve que no se ha dado el mismo trato a los dos. Pero detrás de esos acuerdos hay más que afinidad por un equipo u otro.

      Saludos desde http://www.paseomelancolicos.com