4

El Atleti alcanza la calma deseada

El Atlético de Madrid alcanzó la final de la Copa del Rey después de eliminar al Sevilla

Copa del Rey
Semifinal

Sevilla Sevilla 2

Atlético Atlético 2

Sevilla: Beto, Coke, Fazio, Botía (Cicinho, 70'), Alberto Moreno, Medel, Kondogbia, Navas, Rakitic, Reyes (Del Moral, 45'), Negredo

Atlético: Courtois, Juanfran, Cata Díaz, Miranda, Filipe Luis, Tiago (Mario Suárez, 23'), Gabi, Raúl García (Koke, 73'), Arda Turan (Rodríguez, 64'), Diego Costa, Falcao

Goles Goles

0-1 Diego Costa (5')
0-2 Falcao (28')
1-2 Navas (38')
2-2 Rakitic (91')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Diego Costa

Diego Costa

España Lagarto

07-10-1988

  • Partidos 135
  • Goles 64
  • Asistencias 15
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 2
Falcao

Falcao

Colombia Santa Marta

10-02-1986

  • Partidos 91
  • Goles 70
  • Asistencias 5
  • Tarjetas Amarillas 17
  • Tarjetas Rojas 0

Pitó Teixeira Vitienes el final del partido al filo de la medianoche y las sonrisas se multiplicaron exponencialmente en los hogares rojiblancos. Sobre el césped del Pizjuán se abrazaban los miembros de una expedición rojiblanca que ya parece estar acostumbrada a noches como la de Sevilla, tras décadas de sufrimiento y decepciones.

La final soñada por todos era una realidad, los apercibidos de sanción habían aprobado el examen sin sanción y, lo mejor de todo, la agresividad rival no se habría cobrado más víctimas que la de Tiago, que fue a lesionarse en la entrada menos antideportiva de todo el partido. En el banquillo, el Cholo y su inseparable Mono Burgos se fundían en un abrazo, conscientes de lo importante de ese empate en tierras hispalenses.

Como en las películas, la emoción del final dejó paso a las dulces imágenes en cámara lenta para terminar en un fundido a negro. La calma llegaba tras semanas, meses de tempestad, de presión, de ser señalados como el incómodo incordio entre los dos grandes del fútbol español.

Aunque aún queda mucho camino por delante, resulta curioso que la temporada para el Atlético de Madrid esté prácticamente acabada en el mes de febrero. En años anteriores, también había una sensación similar pero en aquellas ocasiones el alumno se veía obligado a repetir curso. En la actualidad, el equipo de Simeone aguarda a los exámenes finales con los deberes hechos y la lección bien estudiada, quedando Europa en suspenso tras la matrícula de honor del año anterior.

Porque quedan por delante varios meses en los que, eliminados de Europa y finalistas coperos, la única obligación real será amarrar una clasificación para la Liga de Campeones que parece prácticamente imposible de dejar escapar. Habrá tiempo para probaturas, para ver –por fin- a Óliver Torres, para dar descanso a aquellos que han librado batallas de todo tipo durante todo el año, para ovacionar domingo a domingo al equipo que nos ha hecho volver a soñar.

Porque ahora se trata de eso, de soñar. Después de más de una década sin mojar la oreja al vecino, lo primero en lo que piensa un atlético cuando se imagina esa gran final es a un Simeone canoso y con gafas, Marlboro en mano, hablándoles a los jugadores de lo que significa esa final. Al más puro estilo Luis Aragonés. Sin la presión de sentirse favoritos, el Atlético escribirá un nuevo capítulo en su brillante historia, como el de Hamburgo, como el de Bucarest, como los de Mónaco.

Periodista en Eurosport Yahoo! Rojiblanco como bendito castigo y nostálgico del fútbol de antaño. Politeísta creyente en Gárate, Luis, Arteche y Calderón. Fernando Torres, el profeta.
Comentarios (2)
Trackbacks (2)

Comentarios (2)

  1. hacia años que el atleti no era tan regular desde luego!!

  2. Esto es fruto de una persona que ha sabido transmitir los valores del club, y eso es porque l mismo vivió el éxito del club! Grande Cholo!!!