5

Falcao, la quintaesencia del gol

atletico_deportivo_12_13

Liga
Jornada 15

Atlético Atlético 6

Deportivo Deportivo 0

Atlético: Courtois, Juanfran, Cata Díaz, Godín, Filipe Luis (Manquillo, 74'), Mario Suárez, Gabi, Koke, Arda Turan (Raúl García, 70'), Diego Costa (Adrián, 59'), Falcao

Deportivo: Aranzubia, Laure, Roderick, Insúa, Ayoze, Abel Aguilar, Bergantiños, Bruno Gama, Valerón (André Santos, 72'), Camuñas (Salomao, 65'), Riki (Bodipo, 78')

Goles Goles

1-0 Diego Costa (22')
2-0 Falcao (27')
3-0 Falcao (41')
4-0 Falcao (pen., 64')
5-0 Falcao (67')
6-0 Falcao (71')

Ver ficha del partido

No sé qué tenemos los del Atlético que siempre encontramos un punto de autoflagelación que no nos hace disfrutar plenamente de los triunfos. Ni siquiera de una contundente victoria como la conseguida contra el Deportivo de La Coruña. Siempre hay quien ponga los deméritos contrarios por encima de los aciertos propios. Este Atlético está haciendo, hasta ahora, una temporada prácticamente inmaculada. No reconocerlo o ponerle pegas es tremendamente injusto.

Hay que ser exigente con el equipo y no debe proliferar el pesimismo y el conformismo que se instaló desde finales de los 90 entre la afición. De ahí a cuestionarlo todo por dos malos partidos va un mundo.

Aquí se dijo que el partido jugado por el Atleti en el Bernabéu había sido impropio de un club como el nuestro. Que a los jugadores les había faltado fe y  sobrado miedo. Como también escribimos que el encuentro disputado en la República Checa había dejado mucho que desear en cuanto a los cánones futbolísticos se refiere. No hay que ocultar cuando el equipo juega mal. De la misma forma que hay que reconocer los méritos que va adquiriendo este equipo a medida que progresa la temporada.

Se cuestionó a Simeone después de la derrota en Plzen. Un entrenador que está extrayendo un rendimiento por encima de las posibilidades de cada uno de los jugadores que tiene a su cargo. Un entrenador que está consiguiendo batir cuantos registros se han puesto a su alcance. No cabe cuestionar al técnico, por mucho que nos gustaría que el equipo desarrollara un fútbol más vistoso. La realidad es que no tenemos jugadores para eso. Sí hay futbolistas en la plantilla para presionar, para correr, para robar el balón y para marcar goles. Y es explotando estas virtudes como el Atleti podrá conseguir los objetivos de esta temporada.

El encuentro contra el Deportivo fue un compendio de ese estilo. Bien es cierto que los nuestros salieron adormilados, en parte porque a veces se olvida que el contrario existe. El equipo gallego trató de imponer su dominio desde el comienzo y lo consiguió durante unos minutos. Tiempo que le valió para crear un par de ocasiones: una, tras el lanzamiento de un córner y la otra, un cabezazo de Valerón que se estrelló en el poste izquierdo de la portería de Courtois.

Diego Costa no estaba muy feliz con lo que estaba viendo sobre el césped del Calderón. Quería cambiar el curso del encuentro y para eso se batió el cobre con cuantos rivales se encontraba. Costa tuvo que hacer algo más: marcar un gol para que sus compañeros se pusieran a la misma altura de juego que él.

El Atlético adelantó las líneas, comenzó a robar balones en el centro del campo y a lanzar veloces contraataques. Así nació el segundo gol rojiblanco. Diego Costa fue, de nuevo, protagonista al ser el iniciador del contragolpe. Avanzó unos metros con el balón controlado buscando la mejor forma de pasar el esférico a Falcao. No encontró el hueco necesario y la pelota rebotó en un contrario. Koke la recuperó y le dio un buen pase en profundidad para que el delantero iniciara su cuenta anotadora.

Antes de que acabara la primera parte teníamos que ver el mejor gol de la noche. Sencillo en la elaboración, genial en la consecución. A Radamel se le iba poniendo cara de depredador.

Atento a los posibles errores de la zaga para arrebatar la pelota al contrario y provocar un penalti. Dipuesto a tirarse en plancha en la misma línea de gol, aun a riesgo de que le partan la cara. Y seguir con la ambición intacta, cuatro goles después, para redondear la histórica noche con el quinto gol digno de un regateador de primera.

Falcao es un ariete a la antigua usanza. El fútbol ha ido progresando y no siempre en la buena dirección. Los delanteros centros son los que antes conseguían los goles, los que maravillaban al aficionado. Todos los niños quieren marcar goles, emular a sus ídolos. Ahora se llevan esos conceptos tan denigrantes como el falso 9, el 9 mentiroso y demás mamandurrias que desvirtúan el fútbol de siempre. Falcao nos devuelve al fútbol auténtico. Es el delantero que persigue el gol hasta las columnas de Hércules. Es un regalo para los amantes del fútbol.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (4)
Trackbacks (1)

Comentarios (4)

  1. Record de Goles en un partido historia At.Madrid: Losada 7 goles en At.Madrid 10 Betis 1 de 2ª División (13-03-1932) en el Metropolitano .

    Así, Losada tiene el récord en competiciones oficiales. Falcao lo ha conseguido en Primera División.

    Además, el 10-1 al Betis es la máxima goleda oficial del AT.madrid.

  2. Jesús Salido

    Don Julio, no me quito el sombrero. ¡Me quito el cráneo ante usted! Firmo cada letra de este post. El Cholo está exprimiendo zumo de naranjas de mesa. ¡Y encima la gente la gente le echa en cara que no llena la jarra!

    El que da todo no está obligado a más. Y con estos mimbres, esta temporada se está atravesando con nota. Lo demás son ensoñaciones sin fundamento, a mí entender.

    Un abrazo.

    • Me halagan sus palabras, don Jesús.

      Muchas veces se pierde la perspectiva. Nos enfrentamos a dos de los mejores equipos de la historia y aún nos parece poco seguir el ritmo del Barcelona y estar cinco puntos por encima del Real Madrid. No es muy serio.

      Genial su metáfora de las naranjas, el zumo y la jarra.

      Un abrazo, amigo.