12

Olvidemos el Atleti

Enrique_Cerezo_Miguel_Angel_Gil_Marin

Olvidemos por un momento los nombres, las deudas, los ridículos, los fracasos, los récords negativos, incluso los éxitos. Olvídalos. Quédate en blanco. Olvida quien nos preside, quienes te representan en el campo, quienes llevan el escudo que amas por otros estadios. Olvida que ya no habrá más Calderón. Olvídalo. Haz el esfuerzo. Olvida a los que se sientan detrás de ti, esos que te dicen que pongas tú el dinero para comprar el club. Olvídalos también. Es más, te hablo a ti, a quien le dice al que se sienta más abajo que ponga él el dinero para comprar el club. Olvídale también.

Vamos a olvidarnos del Atleti.

Esto ya no tiene nada que ver con ser simpatizante de un club de fútbol, esto tiene que ver con la vida en sí misma. Este momento que me dispensas leyéndome tiene que ver con tu vida y con la forma que tienes de entenderla. Esto tiene que ver con la coherencia. Esto tiene que ver contigo, tus valores, lo que has aprendido y lo que vas a enseñar. Esto tiene que ver con los ejemplos que has tenido. Y, lo quieras o no, con el ejemplo que eres o vas a ser para otros.

Ahora pregúntate cuántas veces en tu vida te han dicho que no podías hacer algo. Cuántas veces te quedaste quieto y asumiste la orden sin rechistar. Cuántas veces has aguantado la rabia. Cuántas veces has permitido que alguien te diga que no se puede hacer, que no lo puedes conseguir  y que no lo intentes. Que es imposible. Quién te ha prohibido que sueñes.

Cuántas veces una mentira repetida muchas veces se ha convertido en una verdad. Cuántas mentiras eres capaz de soportar. Cuándo empezaste a creértelas. Cuántas veces te has permitido sentir vergüenza de quién eres, de lo que crees y de lo que dices. Cuántas veces te han dicho que eres especial mientras te desprecian. Quien te ha dicho que no tengas ambición, que no quieras ser más, que no mejores y que no puedes llegar.

Cuándo empezó a compensarte no sentir y que tu corazón bombeara escarcha. Cuándo enfadarse, alegrarse, reír y llorar dejó ser la parte para ser el todo de la indiferencia. Cuándo decidiste que puedes vivir sin ello. Cuándo dejaste de exigir, de expresar que este año sí o de desear que el próximo, quizás.

Quién te ha dicho que es imposible. Quién lo dice. Por qué lo dice. Por qué lo permites.

Atlético de la vieja escuela. Un gol de rubio, una falta de Landáburu y el espíritu de Arteche. Los videojuegos mi profesión. El cine, modelismo y humor canalla mi pasión

Comentarios (12)

  1. Realmente bueno su artículo, sr. Valera

  2. Gracias amigo

  3. Yo soy de los inconformistas, de los que trabaja por mejorar su entorno. Ésa es la línea que se debe seguir. Trabajar para ser mejor y hacer mejores a los demás. No debe desalentarnos la dificultad de la empresa que tengamos entre manos. Fe, confianza y trabajo.

    Enhorabuena por tu artículo, José.

    Un abrazo.

  4. Totalmente de acuerdo con vd

  5. que respondan los 45.000 abonados (todos menos un 5%) que callan, tragan y pasan de todo. Esos comepipas que piensan, si es que llegan a tanto …

    • No perdamos la esperanza. Quizás un día en uno de los pinchazos sale sangre

  6. Gran artículo, yo pensé algo parecido un dia hace unos trece años, desde ese día no he vuelto a pisar el calderón, pero sigo soñando con el respeto que merecemos. Solo me he vuelto a acercar a esas puertas el día del partido a puerta cerrada contra el Olimpique de Marsella, porque, lo quiera o no, soy de los del corazón a rayas y el atleti nos necesitaba. Como hubiera cantado Johny Cash: Mientras el Sol no brille de verdad, estoy fuera y fuera me verás.
    Colchonero hasta la muerte.

    • Que gran cita la del gran Johny Cash. Muchas gracias por compartir lo que piensas.

      Una vez me hablaron de un censo de exiliados. Me decían que rondaba los 80.000. No sé si tantos pero por el camino se han quedado todos esos seguro.

  7. Gran articulo es la pura verda . Soy colchonera desde que naci y lo seguire siendo.

  8. Magnífico artículo, magnífica reflexión ¿A quién le interesa que no soñemos? Yo sigo soñando y, a veces, sueño a lo grande. Soy y siempre seré del Atleti y por ello siempre seguiré soñando con un Atleti digno.

    Un saludo.

  9. Q gran articulo amigo, los q decimos ser del atlético
    Mentimos xq ese equipo hace tiempo q no existe