10

Del Calderón a La Peineta. Historia de un convenio #1

Gallardon_Enrique_Cerezo_estadio_Peineta

El Atlético de Madrid y el Ayuntamiento de la capital firman hoy, en la Galería de Cristal de la sede del consistorio, un acuerdo en el que se plasma de forma, parece que definitva, el traslado de la sede del Club de fútbol desde su actual estadio, Vicente Calderón al nuevo estadio de La Peineta. El acuerdo se ha ido modificando notablemente a lo largo de los años. Para refrescar la memoria de los lectores he ido rescatando diversos artículos publicados a lo largo de todos estos años por algunos de los medios de comunicación nacionales más prestigiosos.

Debido a la gran cantidad de información he decidido publicarlo en dos partes. La primera, que se publica, hoy abarca información desde el año 2005 hasta el año 2008.

Mañana se publicará la segunda entrega en el que se recogen informaciones aparecidas desde el año 2009 hasta finales de este año. Mañana también se ofrecerá información de todo lo acontecido y de lo que se se haya dicho en el acto de presentación del nuevo estadio del Atlético de Madrid.

Año 2005

El primer artículo que he encontrado es uno publicado en el diario El Mundo, el 12 de enero de 2005. En él se informa de que el Atlético de Madrid y el Ayuntamiento llevan un tiempo manteniendo reuniones para establecer un acuerdo por el que el club rojiblanco trasladará su sede desde el Calderón hasta La Peineta. El Ayuntamiento está interesado en que el Atleti se traslade por cuatro razones: llevar a cabo el soterramiento de la M-30, convertir la superficie de la circunvalación en una amplia zona verde y edificar viviendas. El acuerdo tendría un propósito más: “apoyar a la candidatura de Madrid 2012, ya que el CIO (Comité Olímpico Internacional) valoraría muy positivamente el uso posterior del futuro estadio olímpico.” En esta información se añade que “La Peineta sería un estadio de fútbol convencional desde 2006“.

Unos días después, el 26 de enero, se publica en el portal Terra otro artículo. En él se señala que el nuevo estadio le costaría al Atleti “238,01 millones de euros el valor total de la instalación [...], pero podría elevarse hasta los 290,01 millones de euros“. No se informa sobre la cantidad que el club cobraría por la venta del Calderón. La forma de pago se establece en plazos anuales en forma de canon: “El canon de cesión resultante, que rondaría entre los 4,76 a 14,5 millones anuales, se plantea a través de varias alternativas y supuestos, pero todos ellos contemplan el pago íntegro de los importes mencionados en diferentes periodos de amortización de la inversión“. Según esta información, el Atlético no tendría la propiedad del estadio sino sería un cesión temporal cuya duración no se especifica, aunque se da una cifra orientativa de 50 años.

El 29 de enero de 2005, El País recoge una breve información: “El Atlético de Madrid, Comunidad y Ayuntamiento firmaron el jueves un protocolo de intenciones en el que se manifiesta “la voluntad de las partes” para el traslado el club rojiblanco al estadio de La Peineta, piedra angular de la candidatura de la capital de España para los Juegos de 2012“. Más adelante se recogen las declaraciones procedentes de fuentes rojiblancas realizadas a Europa Press: “el Atlético quiere, con este acuerdo, incrementar su patrimonio y construir una Ciudad Deportiva de 120 hectáreas, que les permitiría multiplicar por 40 su actual terreno, que no supera las tres hectáreas“. “Queremos que el club Atlético de Madrid mejore en su patrimonio para saldar así parte de su deuda”.

Ése mismo día el Atlético juega en El Calderón contra el Albacete. El partido concluye con una victoria colchonera por 3-1, pero desde las gradas se escuchan gritos y cánticos contra el traslado a La Peineta.

El 8 de abril de 2005 El País publica un artículo que recoge unas declaraciones de Enrique Cerezo en las que alude al acuerdo firmado en enero, [un acuerdo] “que no nos compromete a nada”. En ese momento Cerezo también declaró: “No me gustaría ser recordado como el presidente que vendió el Calderón“.

Una de las noticias que no recordaba, pero que da una idea clara de hasta qué punto estaba avanzado el proyecto en 2005, es que el Atlético de Madrid “vendió el 10% de la empresa División Inmobiliaria -la empresa que explota el Calderón- a la sociedad RTM Desarrollos Urbanísticos, integrada por Caja Madrid, Martinsa y Andria, dos grupos de inversiones inmobiliarios”. Cerezo corrige esa información diciendo que ”División Inmobiliaria es nuestra al 100%. Si no vendemos, [el estadio Calderón], devolveremos el dinero“, reconociendo implícitamente que recibieron dinero por la venta de esa empresa: 22 millones de euros, según el artículo.

Todas las negociaciones realizadas hasta la fecha entre el consistorio y el Club Atlético de Madrid se habían basado en el supuesto de que Madrid fuera elegida como ciudad organizadora de los JJOO de 2o12. Pero, el 6 de julio de 2005 el COI elige a Londres como la ciudad donde se celebrará la XXX Olimpiada de la Historia Moderna. El objetivo sigue siendo el mismo, pero la meta se retrasa 4 años.

El 20 de agosto de 2005, una vez que ya se sabe que Madrid no será sede olímpica en 2012, ABC publica un artículo en el que se informa de un dato sustancial del proyecto: el Atlético de Madrid será quien tenga que financiar la construcción del nuevo estadio. En el artículo dice, de forma literal, lo siguiente: “El protocolo firmado entre la Casa de la Villa y la entidad del Manzanares recoge que la entidad que preside Enrique Cerezo será la encargada de financiar la transformación de La Peineta en estadio de fútbol. El proyecto del Ayuntamiento para ampliar y cubrir el recinto olímpico ha quedado olvidado una vez que la ciudad quedara descartada para albergar los Juegos de 2012“. “A partir de ahora, por lo tanto, cualquier obra de ampliación o de reforma en La Peineta correría a cuenta de la entidad interesada, en este caso el Atlético de Madrid. Para adaptar el recinto y transformarlo en un estadio de fútbol. Según fuentes municipales, el conjunto rojiblanco tendría que invertir 180 millones de euros“.

Año 2006

No aparece ninguna noticia relevante en la prensa hasta el año siguiente. En enero de 2006 se puede leer en otro artículo publicado en ABC en el que se recoge uno de los mayores problemas que estaba por resolverse: el de la titularidad de La Peineta: “el Ayuntamiento sólo quiere alquilar [La Peineta] para disponer de él para unos hipotéticas Olimpiadas, además de que los rojiblancos tendrían que invertir unos 180 millones de euros en la remodelación“. Obsérvese que el Ayuntamiento no quería desprenderse del estadio de atletismo en ese momento y encima le exige al Atlético que invierta 180 millones de euros. El club tenía la confianza de que al final consiguiera ser el propietario del nuevo estadio, pero el alcalde, por esa época, lo tiene claro “Alberto Ruiz-Gallardón, ha manifestado en diversas ocasiones que La Peineta no cambiará de dueño“, es decir seguirá siendo propiedad del Ayuntamiento.

Permítanme el inciso sobre la ciudad deportiva del Atlético en Alcorcón que también se recoge en este mismo artículo que estoy comentado y, que les recuerdo, se publicó en enero de 2006: “«Es un sueño que hoy ve la luz», resumió el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, después de estampar la firma definitiva para acometer su nueva Ciudad Deportiva en Alcorcón. De dos a tres años, según el consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil, estarán listas las instalaciones atléticas en la superficie reservada en el nuevo Área Norte de la localidad: de 120 a 140 hectáreas”.

Año 2007

Tiene que pasar un año y medio para volver a encontrar información relevante acerca del traslado que el Atlético de Madrid haría del Calderón a La Peineta. El 30 de julio de 2007 se firma el acuerdo para recalificar los terrenos del Vicente Calderón y de la cervecera Mahou “en concreto nueve hectáreas, 92.297 metros cuadrados, de los que, en torno a 30.000, son propiedad del equipo colchonero y el resto de Mahou“. El 31 de julio de 2007, El Mundo informa de que el convenio entre el Ayuntamiento de Madrid, el Atlético de Madrid y Mahou se ha firmado el día anterior. En este convenio consta que La Peineta pasará  a ser propiedad del Atlético de Madrid al finalizar los Juegos Olímpicos de 2016. Ése es el día en que se da a conocer cómo será el nuevo estadio a través de un famoso vídeo.

También tenemos información ese día en El País ”Con prisas veraniegas y con unas cifras a priori no tan suculentas para el Atlético de Madrid como las manejadas en otras operaciones del mismo estilo, el club y el Ayuntamiento firmaron ayer un acuerdo para recalificar la parcela del estadio colchonero y los terrenos colindantes de la cervecera Mahou“, comienza el artículo.

Lo interesante de este artículo es que en él se explica cómo se financiará la operación: El Atlético y Mahou obtendrán unos beneficios de 260 millones por la venta de sus terrenos y su posterior explotación en forma de venta de pisos. Ahora bien, “el Atlético de Madrid deberá pagar 160 millones de euros para transformar las gradas y del entorno, y 20 más para la construcción de una pista de atletismo si Madrid obtiene la organización de los Juegos Olímpicos de 2016. Además, también a medias con Mahou, deberá pagar el 60% de las obras de soterramiento de la M-30: unos 40 millones cada uno (el coste total es de 140) y la totalidad de la urbanización de la zona (50 millones a pagar entre el club y Mahou a partes iguales)“. Si estos gastos se restan de los beneficios de la venta del Calderón, el Atlético de Madrid ganaría 15 millones de euros con la operación.

Año 2008

10 de  junio de 2008 Gallardón anuncia que la candidatura de Madrid 2016 costeará la remodelación exterior de La Peineta.

A mediados de julio de 2008 una de las constructoras que se hicieron con un porcentaje de la empresa División Inmobiliaria, propiedad del Club Atlético de Madrid, SAD, Martinsa-Fadesa presenta un ERE y “un concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) decidida ayer por el consejo de administración de Martinsa-Fadesa y que también tendrá que hacerse oficial este martes ante los juzgados de la ciudad de A Coruña, donde tiene su sede social“.

El 11 de octubre de 2008, se publica una información en As en el que se informa del retraso del trasalado del Atlético de Madrid a La Peineta. En esos momentos aún está pendiente la firma definitiva del acuerdo. Remitiendo a fuentes del club en este artículo se afirma que: “El Atlético de Madrid no podrá trasladarse a La Peineta al menos hasta la temporada 2011-2012, tal y como reconocieron fuentes del Club en declaraciones a Europa Press, y eso si el convenio que negocian a tres bandas con la cervecera Mahou y el Ayuntamiento de Madrid se firma en el próximo mes o mes y medio“. Ruiz-Gallardón fue más optimista: “hace unos meses en Pekín, aseguró que el Atlético jugaría desde una temporada antes (2010-11) en el Estadio de Madrid“. El Atlético de Madrid había conseguido, para esta época, que el estadio pasara a ser de su propiedad.

En este mismo artículo se recoge que se ha llegado a un acuerdo con la constructora FCC, debido a que, como se ha dicho anteriormente, Martinsa-Fadesa había quebrado unos meses antes.

En otro párrafo, del citado artículo, se indica. “El cambio de instalaciones es, para el Atleti, muy positivo, aunque no vaya a permitir sanear las cuentas del club como se pensó en un primer momento. Pasaremos de tener 54.000 espectadores a 74.000, tal y como está proyectado el nuevo estadio. Además, nuestra capacidad de explotación comercial aumentará en 15 millones de euros por año, y también tendremos más posibilidades en cuanto a la venta de los palcos“, apuntaron fuentes del club.

Cuatro días después José Marcos publica un artículo en EL País donde informa de que el Ayuntamiento maneja un borrador de un protocolo que obliga al Atlético a adelantar a 160 millones para remodelar el estadio de La Peineta. “El documento establece que el Atlético no tendría en propiedad la parcela donde se alza La Peineta, lo que restaría valor a su patrimonio futuro“.  ”La ejecución de las obras quedará condicionada a la entrega efectiva de la aportación económica a realizar por el Club Atlético de Madrid“, refleja el borrador del acuerdo.

Más adelante en este artículo: “Martinsa y Andria, dos inmobiliarias, y Caja Madrid entraron hace casi tres años en el capital de la empresa que ostenta la propiedad del estadio, División Inmobiliaria. Entonces tomaron una participación del 15% de las acciones a cambio de 33 millones, [recuerden que en otra información anterior se dijo que la participación de las empresas era del 10% con un precio de 22 millones] lo que les permitirá desarrollar el proyecto con la edificabilidad señalada (1,9 metros por metro cuadrado). El Atlético espera [obtener] 250 millones limpios de beneficio por la operación“.

A mediados de diciembre de 2008, se firma el convenio que cerraba el protocolo de intenciones que se firmó el 30 de julio de 2007. En este artículo se señala que el Atlético se queda “sin beneficio económico. Con el nuevo trato, el Atlético no verá ni un duro por el suelo. Recibirá un campo nuevo a cambio del viejo. Su aforo pasará de 55.000 a 74.000 espectadores. Por entrar en la operación, FCC derribaría el Calderón, soterraría la M-30 a su paso por el viejo estadio y construirá la nueva Peineta. Toda una serie de obras que tendrían un valor aproximado de 270 millones, precio en el que está valorado el suelo del Atlético. Si el estadio tuviera que adaptarse para los Juegos, correría a cargo de FCC. El Ayuntamiento sólo pagaría las obras de revestimiento. El proyecto sería de los arquitectos que hicieron el diseño original“.

Según este convenio El Atlético de Madrid se cambiaría a La Peineta en la temporada 2012-2013, “El Atlético ganará aforo en La Peineta, pero también aprovechamientos. La intención es que se construya algún centro comercial, como tiene el Bernabéu en una de sus esquinas“.

Nota del autor: Todos los entrecomillados que se ofrecen en este artículo son copia de los originales, los cuales se citan mediante enlaces a sus correspondientes direcciones de internet. En algunos casos se han añadido corchetes para aclarar el contexto al lector. El autor ha utilizado como fuente de información diversos artículos publicados en varios diarios digitales. El autor no se hace responsable de las informaciones publicadas en estos medios y que se recogen en este artículo.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (8)
Trackbacks (2)

Comentarios (8)

  1. la historia de un engaño

    • Desde luego, no hay más que leer los artículos que se han ido publicando a lo largo de los años para darte cuenta de cómo ha cambiado toda la historia.

  2. Todavía me acuerdo cuando dijo Cerezo que harían un referendum… sigo esperando

  3. y cuando dijeron que el nuevo estadio acabaría con la deuda del club y traería figuras para jugar la Champions todos los años jajaja

    • Sí, sí. Acabaría con la deuda histórica. En un artículo de 2009, hace dos años, se publicó la cantidad que le iba a costar al Atleti el cambio de estadio. Mañana lo pongo en esta web.

  4. esto es la historia de un pelotazo por parte de sus “propietarios” que nos lo venden como un cuento de hadas y el interes de la corporación, que obstinada en su proyecto olimpico les da lo mismo ver al club en el mayor de los deshaucios, además aún no sabemos con certeza si el estadio va a disponer de pista, que como bien saben los aficionados donostiarras es un auténtico lastre.

    • Jokin, con certeza no sabemos nada del proyecto. Ésa es la cuestión.

      Un saludo y gracias por tu comentario.