0

El Atleti y Simeone son los número uno

Simeone contra el Levante

Liga
Jornada 17

Atlético Atlético 3

Levante Levante 2

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Koke (Adrián, 64'), Arda Turan, Diego Costa, Villa (Raúl García, 60')

Levante: Navas, Vintra, David Navarro, Juanfran (Nikos Karabelas, 46'), Diop, Mate Junior (Sérgio Pinto, 87'), Pedro López (Ángel, 85'), Ivanschitz (Pedro Ríos, 33'), Rubén García, Barral

Goles Goles

0-1 Ivanschitz (1')
1-1 Godín (30')
2-1 Diego Costa (47')
2-2 Pedro Ríos (57')
3-2 Diego Costa (pen., 77')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Juanfran

Juanfran

España Crevillente (Alicante)

09-01-1985

  • Partidos 295
  • Goles 6
  • Asistencias 28
  • Tarjetas Amarillas 48
  • Tarjetas Rojas 1
Diego Costa

Diego Costa

España Lagarto

07-10-1988

  • Partidos 135
  • Goles 64
  • Asistencias 15
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 2

El Real Madrid y el FC Barcelona persiguen al Atlético, que tras la victoria de ayer como todo el mundo sabe, es líder provisional de la liga. Habrá que esperar a las siete menos diez para comprobrar si el liderato se confirma o no. El Atlético de Madrid puso colofón a un año inolvidable con una victoria sufrida ante un Levante que jugó un gran partido, exprimiendo todas sus cualidades y exigiendo el máximo nivel de los pupilos de Simeone.

Los entrenadores vienen al Calderón elogiando al Atleti. Deseando, incluso, que gane el campeonato de liga por lo que supondría de revitalización de una competición que ha perdido una gran parte de la incertidumbre necesaria para mantener la emoción. Caparrós se subió el día anterior con entusiasmo al carro del cholismo, pero no por ello dejó de ponerlo a prueba. La más dificultosa de todas cuantas se han atrevido a cuestionarlo esta temporada en el Calderón.

Sacó el Atleti de centro y Arda Turan inició una extraña jugada en la que parecía se iba a comer a los levantinistas. El turco se atracó antes si quiera de empezar a tragar. Reculó y perdió el balón. Lo atrapó el Levante que no lo perdería hasta conseguir el gol. Fue un tanto conseguido con mucho mérito, tanto por la jugada que lo precedió como por lo que supone encontrar un hueco en la infranqueable defensa colchonera.

El Levante situó a cinco hombres atrás, cerró el centro del campo y dejó al Atleti la iniciativa del partido, una situación que destapa las carencias creativas del equipo. Koke y Turan centraron sus posiciones buscando combinaciones que permitieran crear situaciones de gol para Villa y Diego Costa, pero éstas nunca llegaban a producirse.

Lo que sí permitió fue despejar las bandas. Por ahí llegaron las ocasiones más claras de la primera parte. Principalmente por la derecha, donde Juanfran demostró ser uno de los jugadores más en forma de la plantilla. Su insistencia provocó varias situaciones de peligro derivadas de saques de esquina o de centros al área. Fue en uno de ellos donde el Atleti encontró el empate en un soberbio testarazo de Godín.

No se produjo el esperado arreón al final de la primera parte. El equipo se conformó con haber salvado una situación comprometida y esperar a la reanudación del partido para buscar la victoria.

La segunda parte comenzó de forma inmejorable. Gabi lanzó una falta desde la frontal poniendo la pelota en el segundo palo donde Diego Costa, zafándose por fin de la férrea defensa contraria, remató de un potente zurdazo para conseguir el tanto que auguraba una holgada victoria de los colchoneros en la despedida del año.

El Levante no decayó pese a verse remontado en el marcador. Siguió jugando bien al fútbol, ahora en una versión más creativa y peligrosa, siempre con la intención de amargar la noche a los rojiblancos. Lo consiguió en un fenomenal contraataque, permitido a medias por Koke y Filipe Luis, muy bien llevado y culminado por Pedro Ríos.

El Atlético de Madrid volvió a encontrarse en la misma situación de la primera parte, pero ahora con las prisas que suponía contar con solo algo más de veinte minutos para conseguir otro gol.

Volvió a evidenciarse la falta de creatividad del Atleti. Ni Arda, perdido en batallas absurdas ni Koke, que firmó una de las peores noches que se le recuerda, contribuyeron como de ellos se espera. Tuvo que ser la velocidad y el ímpetu de Juanfran los que salvarán el partido. El penalti, marcado por Diego Costa en medio del runrún que siempre precede los lanzamientos de la pena máxima del brasileño, permitió celebrar el último partido del año con la alegría por el triunfo y por el liderato.

Simeone voló a Argentina nada más terminar el encuentro. Con él volaban nuestros corazones, nuestros deseos y nuestro agradecimiento por habernos permitido vivir un inolvidable 2013. Simeone ha puesto patas arriba el fútbol español. Gracias Cholo.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Los comentarios están cerrados.