20

Una peineta a esta Peineta

La Peineta

Los dirigentes del Atlético de Madrid lanzaron un claro mensaje: la Peineta va a ser el nuevo estadio del Atleti. Aunque Madrid no fue elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2020 el club quiere continuar adelante con el proyecto. Para reforzar esta decisión llevaron a los medios de comunicación a La Peineta para explicarles cómo va la obra y fijar un nuevo, el enésimo, plazo. El Atlético jugará aquí en la temporada 2016/2017, afirmó Gil Marín, alargando una temporada más lo que había dicho Enrique Cerezo un par de días antes.

El nuevo estadio será más grande, más moderno, más cómodo para los espectadores y permitirá que se puedan generar más ingresos económicos, aseguran desde el club. A primera vista, algo estupendo. Algo a lo que nadie se podría negar. Sin embargo, hay gente, no sé si mucha o poca, pero hay gente que está en contra de este cambio. Entre ellos yo, por los siguientes motivos:

1. El Atlético de Madrid no tiene ninguna necesidad de cambiar de estadio. El Ayuntamiento de Madrid era el más interesado en que el Atleti pudiera dejar el Calderón y trasladarse a la Peineta por dos motivos: primero porque necesitaba dar continuidad al uso del estadio olímpico y segundo porque así podía soterrar el tramo de la M-30 que pasa por debajo de la tribuna. Si es el Ayuntamiento el que tiene la necesidad, el Atleti debería haber negociado el traslado más duramente, de forma que fuera más beneficioso para la entidad. Por lo que nos dicen, el Atlético no gana nada en esta operación. ¿Entonces …?

2. Con el fiasco de Madrid 2020 el Ayuntamiento se va a desentender del proyecto. Ya no necesita que el Atleti se vaya del Calderón y ocupe La Peineta. El Atlético se queda sin el apoyo institucional que necesitaba. Las obras tan prometidas de los accesos por carretera y por transporte público se quedarán en el limbo, probablemente. Ya en 2009 y tras el fiasco de Madrid 2016 la Concejala de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, reconoció que ahora “las prioridades de la ciudad son muchas y otras“. Cuatro años después y con la crisis todavía sobrevolando nuestros bolsillos las prioridades del Ayuntamiento siguen siendo las mismas que dijo la concejala, y entre ellas, me temo, no está que el Atlético cambie de estadio.

3. Los continuos cambios en las fechas, en el proyecto, en el coste y, por tanto, en el beneficio económico que puede obtener en el Atlético de Madrid me hacen entender que no hay una idea clara de lo que se quiere y puede hacer con el nuevo estadio. Para muestra, un botón: Enrique Cerezo aseguraba en octubre de 2009: “todo está firmado y dentro de tres años el Atlético estará jugando allí“. (El País, 5 de octubre de 2009)

4. Debería haberse hecho una consulta a los abonados, a los socios no abonados, extensible al mayor número de aficionados posible, sobre si queremos un cambio de estadio. No contar con su opinión es un error mayúsculo e imperdonable.

5. En febrero de 2012 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, estimó parcialmente el recurso presentado por la Asociación Señales de Humo, en su sentencia sobre la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid para aprobar la operación “Mahou-Calderón” mediante la cual se prohibía legalmente edificar una altura superior a tres plantas más ático, incluida la baja, plantas retranqueadas y semi sótanos que sobresalgan más de un metro, de manera que la edificación resultante no exceda de dichas tres plantas más ático en todos y cada uno de los puntos del terrenos. Esta sentencia sigue en vigor. Las estimaciones que, en su día, hizo FCC sobre la rentabilidad económica de la venta de pisos no sirven de nada mientras no haya otra sentencia que anule ésta.

6. La familia Gil, que gobierna el Atlético de Madrid desde hace 26 años, ha llevado la deuda del club a unas cifras mareantes. ¿Confiaría usted una operación de compra-venta de su vivienda a Gil Marín y a Cerezo?

7. La financiación del nuevo estadio es el mayor problema de todos. De hecho, la directiva está pagando parte del estadio en entradas a los partidos del Atleti. Hace sólo unos días, El País, publicaba un artículo que “el Atlético sigue pagando su futuro estadio dando al Consistorio entradas para partidos; ya lleva abonados 6,1 millones“, escribían José Marcos y Bruno García el 27 de noviembre pasado.

Concluyo. Este proyecto es innecesario y está insuficientemente explicado. No me opongo, per se, a nuevo estadio para el Atlético de Madrid, me opongo frontalmente ante este proyecto concreto de La Peineta. Por esto y por las siete razones anteriores le hago una peineta a esta Peineta y digo: Peineta, no.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (20)

  1. Pues sí Julio, el baile de cifras es mareante. Tanto en el año en que nos mudaremos, como en el beneficio de Gil y Cerezo, como en el aforo que acogerá el estadio.

    Si no recuerdo mal, lo primero que se oyó fue por 2007 y era que en 2010 el Atleti estaría jugando en La Peineta. Estamos en 2013 y casi no han empezado las obras…

    Sobre lo de consultar a la afición, a mi me habría encantado, pero entiendo que en una empresa el dueño puede hacer lo que le plazca. El Atleti hoy es eso, una empresa de Gil y Cerezo.

    Saludos desde http://www.paseomelancolicos.com

    • Aunque los “dueños” sean Gil y Cerezo y eso les haga poder decidir lo que les plazca, hay que tener en cuenta que los que vamos a llenar o dejar vacío el estadio somos los aficionados. Por eso, creo que lo inteligente sería haber hecho la consulta. Pero no sé si la inteligencia de estos señores les da para tanto.

      Gracias por este y otros anteriores comentarios.

      Un saludo.

  2. No sé, si después del descenso y de los años siguientes en Primera, no se vacío el estadio… Si tras la venta de Torres, De Gea, Agüero, Falcao… no se vacío el Calderón, no creo que nunca pase.

    Saben que tienen carta blanca, como mucho algún pitido o alguna manifestación antes del partido, pero el estadio vacío, eso no.

    Gracias a ti por responder y por los artículos 😉

    Saludos!

    • No me refería a un estadio vacío en el sentido literal, pero tenga en cuenta que, según se nos ha dicho, cabrían 73.000 espectadores. Habitualmente suelen ir al estadio Calderón 45-50.000 espectadores. La sensación es que hay una buena entrada, pero en un estadio de 73.000, eso es poco más de media entrada.

      Gracias y un saludo.

      • Ah, había entendido mal el comentario, pensaba que te referías a vaciar el estadio en señal de protesta. Ciertamente, no sé si se llenaría alguna vez un estadio de 73.000 espectadores, aunque creo que las últimas cifras eran algo menores, ciertamente la diferencia con el Calderón sigue siendo muy amplia.

        Un saludo.

  3. Fernando Sánchez

    firmo el artículo al 100%. Totalmente de acuerdo.

    • Yo no encuentro ni una sola razón que justifique este proyecto que han diseñado entre la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento y el Atlético de Madrid.

      Un saludo.

  4. Daniel Frías

    Gran artículo, si señor.

    Solo añadiría que a pesar de la gran temporada que está haciendo el equipo el Calderón no se ha llenado más que en la ida de la Supercopa y el día de las peñas, por lo que la necesidad de cambiar de estadio por otro de más aforo es totalmente falsa.

    Por tanto, me uno a su peineta a esta Peineta y digo: Peineta, no.

    • Muchas gracias, don Daniel. Eso que usted comenta estaba diciéndolo yo un par de comentarios más arriba. Es una decisión que puede tener unas consecuencias históricas en perjuicio o en beneficio del Atleti. Hasta ahora me inclino a pensar que perjudicará al Atlético de Madrid.

      Saludos.

  5. Además:
    El Estadio Vicente Calderón está diseñado de manera que se podría hacer una ampliación, prácticamente sin obras. Excepto la tribuna principal (la que queda sobre el río), se podría ampliar un nuevo anfiteatro de forma rápida y barata si fuera realmente necesario.

  6. Antonio Manuel

    Este “artículo” está lleno de incorrecciones, y es de todo menos imparcial, de hecho más tendencioso no puede ser.

  7. Fernando Sánchez

    Antonio Manuel, cuenta en que te basas y dí claramente cuales son las incorreciones.

  8. Hay una razón de mucho peso que ningún medio de comunicación ha mencionado. Y es si la Peineta se ha diseñado para disfrutar del fútbol más que en el Calderón. Y no es así, todo lo contrario.

    Cambiar a un estadio en que gran parte de los espectadores van a ver el campo desde bastante más lejos que en el Calderón no tiene sentido.

    Se va a destruir un estadio para construir otro donde el fútbol se verá peor. De locos.

  9. Creo, don Wario, que aún sin la pista de atletismo las gradas quedarían más lejanas del terreno de juego que lo que están ahora en el Vicente Calderón.

    Un saludo.

    • Sí, eso creo yo también. Bueno, de todas formas, hasta que no construyan no lo sabremos… puede que allá por el 2020 o así…

      Un saludo.

  10. Buenas tardes, soy abonado y seguidor del Atletico de Madrid y estoy de acuerdo con todo. Pensándolo mucho, he llegado a una fácil y eficaz solución, preguntar constantemente a Gil y Cerezo para cuando va a estar terminado. Esto hará que por cada pregunta se retrase 1 año. SOLUCIONADO.