1

Un Atleti de Cine

garci

Coincidiendo, más o menos, con la hora de publicación de esta entrada me encontraré asistiendo junto a un buen puñado de amigos a un evento felizmente organizado por la Peña Los 50, alrededor de dos grandes pasiones: Cine y Atleti, Atleti y Cine. Como único espada de la noche -flanqueado por José Antonio Martín  “Petón”-, el maestro José Luis Garci con el cual, he de decir, me une una estrechísima amistad y eso que no nos hemos visto nunca. Ni siquiera me conoce, -ni falta que le hace, claro- pero han sido tantas las noches que me ha acompañado, tanto en la televisión, como en la radio o el cine, que no puedo sino sentir cierta complicidad y aprecio, cosa que no sucede con la inmensa mayoría de la gente que frecuento.

La temática del evento me parece un acierto incontestable porque, si hay un equipo cinematográfico, ese es el Atleti. Ganadores, perdedores, amores imposibles, giros de guión inesperados, héroes y villanos. Si, como dice Garci, ver películas es vivir dos veces, ser del Atleti es amar dos veces. El fútbol, siendo uno del Atleti, pasa de ser un evento bidimensional -ganar o perder- a adquirir una miríada de matices imposibles de describir para el outsider. Se convierte en un caleidoscopio de sensaciones mareantes que, una vez asimiladas, se le asientan a uno tan dentro que se torna imposible arrancarlas con palabras. Ser del Atleti, qué demonios, también es vivir dos veces. Porque hay derrotas que son victorias, despedidas que son encuentros diferidos -parafraseando a Cospedal- y partidos que se juegan en el césped y en la grada.

Espero que hoy el Maestro me confirme que Rick Blaine es del Atleti. Y Philipe Marlowe. Y Tom Doniphon.  Que William Munny sería costista, como bien me recordó mi compadre Ozelin, y que Al Pacino tiene mucho de Simeone en “Un Domingo Cualquiera”. Y que nos confirme lo obvio: que un tío del Atleti tampoco habría cogido aquel avión en Casablanca.

Qué quieren que les diga. Soy del Atleti porque elijo a Bogart antes que a Cary Grant, a Bacall antes que a Audrey y a John Ford antes que a Orson Welles.

También porque, desde niño, he sido más de indios que de vaqueros.

Abogado, cinéfilo, seriéfago y colchonero, en ningún caso por ese orden. Si le preguntas por el Atleti, te dirá que sólo los mediocres están siempre en su mejor momento. Cofundador del podcast "Esto Es Atleti". Cholocostista.

Comentarios (1)

  1. Descubrí la peña de Los 50, y la historia de la misma, gracias a una mención que aparece en la edición de la revista Panenka de este mes dedicada al Glorioso.

    No cabe duda de que ser del Atleti es especial, valoramos cosas que otros no valoran y criticamos otras que nadie criticaría. Pero bueno, ¿qué tal fue el encuentro con Garci? ¿Habrá un artículo al respecto Jesús?

    Un saludo desde http://www.paseomelancolicos.com