0

Un señor equipo

El Atletico celebra un gol en el Bernabeu

Liga
Jornada 7

Real Madrid Real Madrid 0

Atlético Atlético 1

Real Madrid: Diego López, Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao, Khedira, Illarramendi (Modric, 46'), Di María (Bale, 47'), Isco (Morata, 74'), C. Ronaldo, Benzema

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Koke, Arda Turan (Rodríguez, 90'), Diego Costa (Léo Baptistão, 87'), Villa (Raúl García, 88')

Goles Goles

0-1 Diego Costa (12')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Koke

Koke

España Madrid

08-01-1992

  • Partidos 323
  • Goles 28
  • Asistencias 73
  • Tarjetas Amarillas 56
  • Tarjetas Rojas 1
Diego Costa

Diego Costa

España Lagarto

07-10-1988

  • Partidos 135
  • Goles 64
  • Asistencias 15
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 2

Pocos, aunque cada vez más, se atreven a reconocer que el Atlético de Madrid juega bastante bien al fútbol. Hablan de intensidad, agresividad, concentración. Hay equipos que también son intensos, agresivos, … Estos aspectos son muy necesarios para competir, pero no suficientes para llevar esta racha tan espectacular de resultados favorables y de títulos. No se puede olvidar que el Atleti es el segundo equipo de España que ha conseguido más títulos en los últimos cinco años.

No es casualidad. El Atlético ha ido mejorando durante el último año y medio y esto no se puede explicarse únicamente por la intensidad o por la concentración. Hay otras explicaciones más relacionadas con lo puramente futbolístico. Si no fuera así, ¿cómo es posible que acumulé siete victorias consecutivas en la liga? ¿cómo es posible que siga batiendo récords históricos del club en cada partido? 

Si hablamos de que jugar bien es conseguir que el equipo contrario no cree ocasiones de gol y que tu propio equipo tenga muchas más oportunidades y además se transformen en gol, el Atleti raya la perfección.

El fútbol es un deporte de equipo. Las individualidades son necesarias en muchos momentos de la temporada, pero un equipo de fútbol es más que la suma de cada uno de sus futbolistas. Un auténtico equipo de fútbol multiplica las cualidades individuales de forma que todos son mucho mejores de lo que lo serían uno a uno.

Todos los entrenadores saben la teoría, lo verdaderamente difícil es llevarlo a la práctica. Conseguir que un grupo de personas se una para lograr un objetivo común, que los individuos se sacrifiquen en beneficio de los demás y en ciertos momentos cedan protagonismo a otros compañeros, que esta situación se prolongue en el tiempo, sólo pueden conseguirlo los elegidos para ser líderes. Me refiero, como no, a Simeone. En definitiva, todos son mejores en tanto en cuanto que juegan en torno a una idea de fútbol y sacrificio creada por Simeone.

Ayer dieron un curso de fútbol en el Santiago Bernabéu, escenario en muchas ocasiones de escarnios y tragedias para los rojiblancos. Hoy, los futbolistas del Atleti juegan allí como si fuera su casa, demostrando una supremacía mental y futbolística extraordinaria. Simeone ha borrado de un plumazo todos los complejos acumulados en los últimos años. La final de la Copa del Rey sirvió para conquistar un título y para enterrar fantasmas del reciente pasado.

El partido tuvo muchas fases, en todas ellas el Atlético fue superior: cuando tocó atacar, cuando tocó defender y cuando tocó contraatacar. Siempre manejó el ritmo del partido y aunque pueda dar la sensación de que en momentos concretos juega en función del rival, la realidad es la contraria, son los rivales quienes se mueven al son que marcan los rojiblancos.

Koke y Arda manejan los hilos del equipo, ayudados ayer por Tiago, que estuvo especialmente acertado en la creación y en la destrucción del juego. No tiene ya el físico necesario para jugar varios partidos seguidos, aunque sin duda, el Atleti gana mucho fútbol cuando está en el césped. Turan le da al juego la pausa necesaria para permitir que los compañeros avancen posiciones y cuando lo ve claro busca la portería contraria con determinación. Gabi es puro sacrificio en beneficio de todos. Se le ve arriba, abajo y en cualquier sitio donde se le necesite.

Costa y Koke lo volvieron a hacer. La, hasta ahora, pareja más letal de la Liga se coronó de nuevo en el Bernabéu. Es una prolífica conexión llamada a seguir haciendo causando heridas a los equipos rivales durante mucho tiempo. Uno domina ya el pase en profundidad y los centros a balón parado y el otro se desmarca sin descanso y siempre de forma inteligente.

Se hablará mucho de los problemas del Real Madrid, menos del fútbol del Atlético. Ni me va ni me viene, simplemente creo que es injusto porque el Atlético de Madrid, además de coraje, tensión competitiva y otras virtudes similares, tiene fútbol, mucho fútbol.

Foto: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Los comentarios están cerrados.