6

150 derbis después, el Atlético jugo con pantalón rojo

Atlético con pantalón rojo

Hay instituciones que basan una parte importante de su existencia y de su sentido en la repetición sistemática de sus ritos y costumbres. Lejos de que esta repetición pueda resultar aburrida, es realmente la liturgia uno de los métodos que sirven para asentar aquéllas día tras día, año tras años. Las distintas religiones, la monarquía, la justicia son claros ejemplos de lo que digo.

En el deporte y más en concreto en el fútbol la liturgia y la tradición son extraordinariamente fundamentales. El color de la equipación y el escudo son los emblemas que identifican a todos los seguidores de un club sea cual fuere su país de procedencia, su ideología política o su estatus social.

El Atlético de Madrid jugó un derbi, por primera vez en su historia, con calzón rojo. Y si no es así que me corrijan quienes han estudiado en profundidad la historia del Atleti. Repasando las fotografías del primer tomo de los libros de Bernardo de Salazar: “Cien años del Atlético de Madrid” no descubro ninguna fotografía en la que se vean jugadores del Atlético con la camiseta de rayas rojas y blancas y calzón de color rojo. Se ha utilizado el pantalón rojo en épocas recientes, pero siempre en combinación con una camiseta del mismo color.

En los inicios de la década de 1910 es frecuente encontrarse con fotografías de partidos del Atleti cuyos jugadores vestían de calzón blanco. Así puede verse en la primera fotografía de jugadores posando con camiseta rojiblanca y pantalón blanco. Después se sustituyó el color blanco del calzón por el negro, que era el color original del traje del Athletic de Bilbao, adoptado durante los primeros años de existencia, por el de Madrid.

Más adelante, en el capítulo de 1917 pueden verse fotos en el que los pantalones que visten los jugadores es ya de color azul. Y así ha sido tradición hasta nuestros días. El color del pantalón: primero negro, luego blanco y por último azul. Lo que es meridiano es que nunca ha sido rojo, o para ser más preciso, nunca se ha combinado el pantalón rojo con la zamarra rojiblanca.

Hasta hace pocos años en que las normas de la Federación y la UEFA impiden que la vestimenta de los equipos coincidan el color del pantalón. Pero, no éste no era el caso del partido del sábado. No había ninguna razón lógica, ni legal para que el Atlético no jugara el derbi con sus colores habituales. Pero no fue así, y para sorpresa de todos el calzón con el que salieron los futbolistas colchoneros era de color rojo. Ninguna persona del club ha dado ninguna explicación al respecto.

No ha sido la única tropelía que se ha cometido en cuanto a la tradición de los colores del Atlético últimamente. El último partido disputado de la Europa League, el Atlético jugó con la segunda equipación en el Vicente Calderón, algo que sólo ocurrió en los últimos años en un partido disputado contra el Athletic de Bilbao en el que el Atleti cedió, por deferencia con el club del que nació, los colores rojiblancos a lo bilbaínos. El fútbol necesita las tradiciones para sobrevivir, los aficionados las necesitamos para seguir identificándonos con el club. Es, por tanto, imprescindible que la historia no se olvide y que se mantenga la tradición.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (6)

  1. Bien dicho. Puedo llegar a comprender que ante un equipo contra el que tu equipación de “casa” y de “fuera” sean muy parecidas se modifique el pantalón, pero lo del sábado no tiene nombre. Y lo del Hapoel peor, porque es jugando en tu propio campo. Que sean las dos situaciones tan cercanas en el tiempo da que pensar sobre si algún departamento de marketing está involucrado o si simplemente han perdido la cabeza.

    Y otra cosa que siempre me ha fastidiado bastante, aunque imagino que es legal puesto que se ve incluso en el césped del Calderón, es la no existencia de borde dorado en nuestro escudo. Se supone que desde hace bastantes años el escudo evolucionó hacia ese cambio. A mí me gusta mucho más con el borde dorado, le da un toque más señorial al ya de por sí bonito escudo. Saludos.

    • El borde dorado se añadió recientemente. Creo que en las camisetas oficiales si está ese borde dorado.

      A mí personalmente no me gusta, pero en fin, para gustos los colores.

  2. Efectivamente lleva usted razón en su excepcional articulo. En los clubes de futbol el símbolo más sagrado es su uniforme.

    Tan solo un comentario, por lo que tengo entendido contra el Hapoel se opto por el uniforme suplente como cortesía hacia el equipo visitante, debido a que las dos equipaciones del Hapoel coincidían con la del Atletico de Madrid. En cuanto al partido contra el R. Madrid, según información que dio la cadena SER, el arbitro obligo al Atletico a vestir con pantalón rojo. ¿Porque?, es posible que antes de empezar el partido ya tubiramos algo perdido. Desde mi punto de vista el Atletico debio de discutir o poner alguna discrepancia al Arbitro ya que efectivamente no cabe el cambio de uniformidad por coincidencia de colores.

    Un abrazo.

    • Pero es que no hay posible coincidencia entre un pantalón de color blanco y otro de color rojo. Si el árbitro se pone burro con esta cuestión hay que plantarse. No queda otra alternativa.

      En cuanto al partido contra el Hapoel, si parece lógica esa explicación. Aunque creo que debería haber salido alguien del Atlético a explicarlo. Pero, nada, todo da igual.

  3. En los primeros años del fútbol, era costumbre que el equipo local, como buen anfitrión, jugase con la segunda equipación en caso de coincidencia y permitiese que el equipo que visitaba su casa pudiese jugar con su vestimenta habitual. Además de por educación, ahorraba al equipo que viajaba que tuviera que cargar con un juego de equipaciones extra.

    Lo del otro día en el Bernabéu con el pantalón rojo fue una auténtica vergüenza. Nos quitan la posibilidad de elegir democráticamente al presidente, luego nos quitan el prestigio, ¿y ahora nos quitan los colores? ¿Qué será lo próximo? ¿Cambiar el escudo?

  4. Cada vez vamos a peor. Lo del pantalón rojo en el Bernabéu no tiene explicación lógica. Al menos que hubiera salido alguien del club, posteriormente, a explicarlo. Pero ni eso.