20

La leyenda de los 4 goles de Pantic

barcelona_atletico_4_goles

Hoy se cumplen 15 años de los cuartos de final de la Copa del Rey de la temporada 1996/1997 disputados entre el Atlético de Madrid y el Barcelona. El encuentro disputado en el Camp Nou quedará para siempre grabado en los anales de la Copa del Rey como uno de los más vibrantes y emocionantes disputados de toda su historia.

Los Atlético – Barcelona siempre han dado mucho lustre al fútbol español, en palabras de Jorge Ordás: “son una loca obra teatral que garantiza cinco tantos de promedio, remontadas espectaculares y una puesta en escena donde todo guión se tira a la basura para lanzarse a la improvisación”. Será difícil encontrar una definición más precisa que refleje la realidad de la historia estos enfrentamientos.

El Atleti defendía el título de Campeón de España, que es como se conocía antiguamente, hoy Copa del Rey. Tras eliminar al Compostela en octavos de final, el sorteo deparó un Atlético – Barcelona, lo que podía considerarse una revancha de la final del año 1996.

El partido de ida tuvo lugar el 26 de febrero de 1997 en el Calderón. El partido acabó empate a 2. Los goles del Atleti los marcaron Caminero y Kiko y los dos del Barcelona, Pizzi auténtico protagonista de la eliminatoria por parte blaugrana.

Hay que recordar que entonces, los partidos de la Copa del Rey no se disputaban tan seguidos como ahora y el Barcelona y el Atlético de Madrid se citaron dos semanas más tarde, en el Camp Nou. El resultado del partido de ida favorecía a los culés que habían obtenido un suculento empate. Pero el Atlético era un conjunto temible como había demostrado la temporada anterior.

El Atlético formó esa noche con Molina; López, Santi, Prodan, Toni; Aguilera, Bejbl, Aguilera, Bejbl, Pantic, Caminero; Paunovic y Kiko.  Enfrente: Baía; Abelardo, Couto, Blanc, Sergi; Luis Enrique, Guardiola, Popescu; Figo, De La Peña y Ronaldo.

Pronto comenzaría la exhibición de Pantic. Un disparo lejano de Aguilera, que Vítor Baía rechazó y Pantic remachó se convertía en el primer gol de los cuatro que anotaría aquella inolvidable noche. El Atlético había logrado, en 8 minutos, desequilibrar la eliminatoria a su favor. Después llegaría el segundo gol de la noche, el segundo de Pantic, tras un contraataque y un disparo lejano desde fuera del área que se coló junto a la cepa del poste de Baía.

Solo tres minutos más tarde, un penalti cometido por Blanc a Kiko en un descarado agarrón, sirvió para anotar el tercer gol. La eliminatoria se aclaraba para los colchoneros que ya saboreaban una nueva semifinal. Pantic estaba añadiendo un hito más en su carrera como jugador atlético y había conquistado un poco más, si cabe, los corazones de la hinchada rojiblanca.

Y llegó la locura. Tras el descanso el Barcelona salió dispuesto a que no lo siguieran humillando. Así Ronaldo, anotó dos goles prácticamente seguidos en los minutos 47 y 50. La entrada de Stoichkov, que se había quedado en el banquillo al inicio del partido, había revolucionado el ataque contribuyendo decisivamente en ambos goles.

No había dado tiempo a que los narradores de la radio terminaran de cantar el segundo gol de Ronaldo cuando hubieron de cantar el cuarto del Atlético, el cuarto de Pantic, por supuesto. Una jugada con un fallo clamoroso de Baía que en un despeje horrible le había dado el balón a Caminero, que con un primer toque preciso cedió el balón a Milinko para que éste certificara su noche mágica.

Se habían marcado tres goles en solo seis minutos de la segunda parte. El Atlético cobraba una ventaja que se antojaba decisiva, pero el Barcelona no había dicho la última palabra. Al menos tenía que minimizar la humillación a la que le estaba sometiendo su rival. Si quería pasar la eliminatoria tenía que marcar tres goles. Difícil, pero no imposible si sobre el campo están Guardiola, Figo, Stoichkov, Ronaldo y Pizzi.

El partido se encontraba 2 a 4, pero quedaba aún 40 minutos de partido. La historia de esos minutos quedarán para siempre en el recuerdo de los aficionados. La alegría del Camp Nou para celebrar la gesta de una remontada imposible. La tristeza del los rojiblancos al ver cómo Pizzi anotaba el quinto gol, aún pervive en muchos atléticos como el que suscribe, que en este momento está recordando, como si hubiera sido ayer, donde vio el partido, con quién lo vio y cuál fue su reacción al saber que el Atlético después de un extraordinario encuentro caía eliminado de la Copa del Rey.

Pero este partido debe ser recordado y así se ha hecho hoy por varios medios de comunicación, por el partido en el que Pantic anotó cuatro goles. Goles que no sirvieron para un triunfo, pero que sí consiguieron engrandecer el fútbol como un espectáculo emocionante como ninguno, demostrando que también la derrota puede ser épica.

La leyenda del gran Milinko Pantic se engrandeció más esa noche. Desde aquí nuestro cariño para el héroe y nuestro recuerdo para aquella inolvidable gesta.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (20)

  1. DubiColchonero

    Es el partido más lejano que recuerdo, tenía 6 años recien cumplidos y estaba de viaje en Almería, donde lo vi en un bar. Mi padre me decía que perdiamos seguro y cuando el atlético metió los 3 primeros goles estaba exhultante. Claro, la decepción final también fue mayuscula.

    • Como la de todos, pero pasado el tiempo, podemos decir que el Atlético tuvo un comportamiento magnífico. No olvidemos que el Barcelona de la época era un equipo impresionante. Aún así el partido se recordará siempre por los 4 goles de Milinko Pantic.

      Un saludo y gracias por su comentario.

  2. Eran otros tiempos, Don Julio. Tiempos de afrontar ciertos partidos con la cara arriba y mirando de tú a tú a los que desgraciadamente están lejos de nosotros.

    De vez en cuando, en los tiempos presentes, se dejan ver momentos que recuerdan esos otros tiempos. Pocos, la verdad, pero los hay… Esperemos por ellos para que otros puedan tener la suerte que tuvimos nosotros al haberlos vivido.

    Mi más sincera enhorabuena amigo, nos trae usted no solo actualidad, sino recuerdos que no deben quedarse guardados en cajones.

    Un abrazo

    • Ésa es la triste realidad. Ganáramos o perdiéramos siempre salíamos con la cabeza alta.

      Muchas gracias, don Emilio.

  3. Una noche para olvidar. También recuerdo otro partido parecido en que Vieri metió cuatro goles y perdimos. Dos de los mayores cabreos que me he cogido en mi vida.

    Prefiero recordar la remontada en el Calderón, al Barca, en la que perdíamos 0-3 al descanso, con un Caminero estelar.

    • El partido al que se refiere fue contra el Salamanca. Vieri marcón 4 goles y también perdimos por el mismo resultado 5-4. Creo que fue una derrota dura, pero que el paso del tiempo hace que recordemos ese partido como un gran enfrentamiento y por el día en que Pantic hizo 4 goles en el Camp Nou, cosa que muy pocos, o quizás ningún otro futbolista visitante, pueden decir.

      Un saludo.

  4. Atletico19

    El quinto gol es en fuera de juego alguien la peina y Pizzi estaba solo

    • Sí, recuerdo que hubo bastante polémica al respecto. En cualquier caso el Barcelona tenía un equipazo. Ojalá tuviéramos victorias y sufriéramos derrotas como las de entonces.

      Gracias y un saludo.

  5. angelachaning

    la mejor remontada fue las el 4-3 con el barcelona yo estuve en el calderon y luego habia una cena en Navalcarnero con algunos jugadores y yo estaba alli que bien me lo pase jaajajaj

    • Ésa remontada fue gloriosa, con un hat-trick de Romario. Seguro que ese partido y esa cena la recordará usted toda la vida.

      Gracias y un saludo.

  6. Me ha estremecido leer la alineación del Atleti, la primera que me supe de carrerilla. Recuerdo a mi padre en la cocina explicándome con garbanzos la formación y la función de cada uno.
    Como dicen por arriba, parece que lo de tratar de tu a tu al Barça haya sido un sueño lejano, eso si, de los placenteros.

    Nostálgico y agridulce artículo, don Julio.

    • Cierto, un artículo nostálgico pero necesario para recordar la figura del gran Pantic. Ojalá algún día podamos disfrutar de un Atlético como el de entonces.

      Gracias, don Jaime.

  7. Un niño de 5 años, colchonero antes de nacer, está viendo el partido en casa de un amigo del barcelona y cuando termina el partido son decir palabra se va a su casa y llorando pregunta a su padre porqué no habíamos ganado y su padre le contesta que ” lloras porque no ganamos pero siempre recordaras como un gran jugador (PANTIC) y un gran equipo pusieron contra las cuerdas a un gran Barcelona”. Ese niño era yo y mi padre tenia razón, nunca olvidaré ese partido, ese equipo y ese jugador que hoy en día sigue siendo mi ídolo. Grande Milinko.

    • ¡Qué razón tenía su padre! Quince años después, efectivamente, ese partido se recuerda por lo que dijo su padre.

      Un saludo y gracias.

  8. Que gran jugador MILINKO PANTIC.

    Pero miren la alineación planteada por el ATLETICO, que equipazo. Daba gusto verles jugar al Futbol, solo se fijaban en atacar.

    Para los que se cabrearon, les recuerdo que si los Atleticos tenemos en el recuerdo aquel partido. LAS DERROTAS SIRVEN PARA ALGO.

    Un Abrazo.

    • Totalmente de acuerdo con usted. Como se ha demostrado quince años después podemos sentirnos orgullosos de ese partido, aunque nadie nos pueda ya quitar la tristeza de los días posteriores al partido.

      Un saludo y gracias, como siempre.

  9. Me acuerdo bastante bien, desgraciadamente, pues terminé el partido con lágrimas en los ojos. Ayer me lo recordó mi hermano en un sms, yo ni me acordaba: “hoy hace 15 años que lloraste viendo perder al Atleti contra el Barça”. La leche, que mal lo pasé aquella noche. Me acuerdo de los cuatro goles de Milinko y me acuerdo que Ronaldo, que entonces era el mejor jugador del mundo con diferencia, abusó de Prodan como si se tratara de un juguetito. Era un buen Barça aquel, muy anárquico, sin un patrón de juego, pero con muy buenos jugadores. No ganaron la liga, pero se llevaron aquella copa del Rey, además de la Recopa y la Supercopa de España que también nos habían birlado a nosotros en verano con aquel famoso regate de Ronaldo a Geli.

    Un saludo.

  10. Todos acabamos con lágrimas en los ojos. Sí, no recuerdo por qué Solozábal no pudo jugar aquél partido.

    El Barcelona tenía un equipazo, quizás lo más flojo era el portero y la defensa.

    Un saludo.

  11. Dios!!!!lo recuerdo como si fuese ayer….yo una atletica hasta la medula en una familia totalmente merengue,me quede afonica de gritar los goles que luego dieron paso al llanto pero hasta de las derrotas se aprende ojala este año podamos ver algun partidazo como los de antaño.

    • Pues sí que tiene usted valor, atlética entre madridistas, eso tiene mucho mérito. Ojalá sea como dice, y veamos un gran partido este año: ¿la final de la Europa League?

      Un saludo y gracias.