4

El estilo de Simeone

sevilla_atletico_11_12

Liga
Jornada 26

Sevilla Sevilla 1

Atlético Atlético 1

Sevilla: Palop, Coke, Spahic (Trochowski, 57'), Escudé, F. Navarro, Medel, Rakitic (Fazio, 57'), Navas, Reyes, Kanouté, Babá (Manu del Moral, 74')

Atlético: Courtois, Juanfran (Perea, 90'), Miranda, Domínguez, Filipe Luis, Mario Suárez, Tiago (Pizzi, 81'), Gabi, Koke, Salvio, Adrián

Goles Goles

0-1 Salvio (8')
1-1 Babá (54')

Ver ficha del partido

Mucho se ha escrito, hablado y debatido del efecto Simeone. Cuando se han ganado partidos para elogiarlo, cuando no se ganan para asegurar su disolución. Creo más en los estilos que en los efectos. Los estilos son más constantes, permanecen en el tiempo. Los efectos son efímeros. Por eso no me preocupa si el efecto Simeone se ha difuminado o no. Lo significativo es que el estilo se ha mantenido.

De lo que no me cabe ninguna duda es de que el Atlético de Madrid tiene un estilo, una forma definida de jugar que lo identifica, y con la que me identifico, desde la llegada del entrenador argentino. El estilo vertebra el juego de un equipo. El de Simeone es realista, adecuado a los futbolistas de que dispone. El Atleti ha logrado que los partidos se hayan disputado dónde y cómo ha querido el entrenador.

Un entrenador que busca no perder hubiera empleado en Sevilla otro sistema diferente. Un entrenador al que le falta el ariete titular, el volante creativo, el centrocampista más revoltoso y el defensa más en forma en un mismo partido, podría haber encontrado en estas ausencias una excusa para modificar el sistema de juego. No lo hizo el Cholo que jugó de la misma forma que lo hizo siempre a pesar de contar con Adrián como único atacante. Gabi acompañó a Adrián en la vanguardia atlética en un 1442 inalterable.

El Atlético de Madrid superó con holgura al Sevilla en la primera parte merced a la superioridad en la medular. Gabi estuvo especialmente activo y acertado enlazando el centro del campo y el ataque colchonero. De una recuperación y centro al área suyo surgió el gol que Salvio anotó de un soberbio testarazo.

A pesar de la temprana ventaja, los atléticos siguieron buscando el segundo gol, estilo Simeone. Evalentonado por su acierto, el Toto fue el jugador más activo durante esta fase del partido y por muchos minutos pareció redivivo para el fútbol. Suyos fueron un par de lanzamientos que pusieron a prueba la agilidad de un veterano Palop que ha alcanzado de nuevo la titularidad con la llegada de Míchel.

En la segunda parte surgieron varios jugadores sevillistas que habían pasado desapercibidos  hasta entonces. Kanouté, Babá y sobre todos Navas formaron un triángulo que superó en numerosas ocasiones a un centro del campo colchonero venido a menos con el pasar de los minutos. Kanouté jugó varios metros retrasado con respecto a lo habitual y ni Suárez, ni Tiago encontraron el antídoto que pudiera detener al reconvertido delantero. Tampoco Simeone introdujo ningún cambio táctico que cortara de raíz esta, a la postre, letal conexión.

El trío sevillista protagonizó muchas jugadas de peligro contra el área colchonera. Siempre de la misma manera encontraban el camino hacia la portería de Courtois. Infructuosas, las más de las veces, pero siempre dando síntomas de que podrían equilibrar el partido en cualquier jugada.

El Atlético de Madrid encontró en el contraataque un arma con la que inquietar de vez en cuando a los sevillistas. Casi siempre mal tirados y con exceso de conducción del balón. Como el protagonizado por Salvio, ingrediente de todas las salsas del partido, que perdió un balón en la frontal contraria por no cederlo a tiempo. De ahí nació el gol del empate con una jugada concebida por Kanouté, gestada por Navas y ejecutada por Babá.

Se acabaron las esperanzas atléticas de contar tres puntos. El Atleti se acomodó en posiciones más retrasadas, en busca del empate, ahora sí. De vez en cuando lanzaba latigazos con más corazón que fútbol, pero con Adrián renqueante, Salvio reivindicándose en cada jugada y un centro del campo sin fuelle, el dominio era del Sevilla que pudo terminar de amargarnos la noche.

Simeone celebró el empate con un gesto que no habrá gustado a muchos. Los últimos resultados son inquietantes y nada satisfactorios. El proyecto del Atleti tiene un estilo definido que debería ser juzgado a largo plazo más allá de un resultado y de un gesto. Eso que siempre hemos reclamado y que ahora parece que se olvida.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (4)

  1. Gracias por la crónica. Sólo vi la segunda parte, en la que el Sevilla nos llevó totalmente a su terreno pillándonos en tres o cuatro contras y una contra de contra, que es la que acabó en gol. Para las bajas que había, tampoco está mal, lo que sí tenían que haber sido victorias fueron las de Gijón y Santander. El Pizjuán es junto al Bernabeu el campo que peor se le ha dado al Atleti desde el ascenso. Aún así este Atleti me ilusiona, lo digo por el carácter y la intensidad que muestran los jugadores, tan extintos desde hacía lustros. A ganarle al Besiktas.

    Y una duda que me corroe y espero que alguien me la solucione, aunque quizá esté fuera de lugar:
    Suponiendo que el Barcelona va a Champions: ¿Si el Athletic clasifica quinto o sexto, el séptimo va a la Europa League? Sé que si queda cuarto el Athletic, al ser los dos finalistas de Champions el séptimo es el beneficiado, pero no sé qué pasaría en caso de que el Athletic clasificase en puestos Europa League a final de temporada.

    • El Atleti jugó mucho mejor en la primera que en la segunda parte. Evidentemente se echó de menos a varios jugadores. Como dices, visto el partido y las circunstancias y el juego el empate fue justo. En Gijón y en Santander se perdieron cuatro puntos valiosísimos, pero confío en que el Atleti empiece desde el domingo a ganar partidos de Liga.

      En cuanto a la duda que plantea, creo que para que se clasifique el séptimo para la Europa League los dos finalistas de la Copa del Rey han de estar entre los cuatro primeros a final de temporada, pero no se lo podría asegurar.

      Gracias por su comentario.

  2. Yo estoy con usted, Don Julio. A mi el equipo me sigue transmitiendo, y considerando el desastre de plantilla que tenemos, más las dichosas lesiones (previsibles en cuanto empezásemos a jugar jueves-domingos), pues qué quieren que les diga, que yo al Cholo le empezaré a juzgar la temporada que viene. En esta, con que sobrevivamos me conformo (y a morir en la Europa League).

    Un abrazote.

    • Creo que si dejaran al Cholo un par de años para reconstruir el equipo, veríamos de nuevo a un gran Atlético. Me temo lo peor, don Tomi.