11

Un Atlético bochornoso

getafe_atletico_11_12

Liga
Jornada 12

Getafe Getafe 3

Atlético Atlético 2

Getafe: Moyá, Valera (Miguel Torres, 89'), Cata Díaz, Lopo, Mané, Pedro Ríos (Rafa, 33'), Míchel, Lacen, Diego Castro, Abdel, Güiza (Miku, 52')

Atlético: Courtois, Antonio López (Salvio, 70'), Godín (Miranda, 45'), Domínguez, Filipe Luis, Gabi, Tiago (Koke, 57'), Arda Turan, Diego, Adrián, Falcao

Goles Goles

0-1 Falcao (pen., 29')
1-1 Abdel (40')
2-1 Míchel (49')
2-2 Domínguez (80')
3-2 Diego Castro (pen., 83')

Ver ficha del partido

La actuación de los nuestros el domingo por la noche en Getafe fue bochornosa. Sin paliativos. No poder a ganar a un rival, que se queda con diez, colista para más inri, cuando aún resta una hora de encuentro y encima con el marcador a favor, no merece otro calificativo. El Atlético de Madrid tocó fondo en el Coliseum. Un partido que debería haber servido para sacar tres puntos, subir algún puesto en la clasificación y olvidar las malas actuaciones de los partidos fuera del Manzanares, se tornó en una trampa para los atléticos.

No fue una trampa tendida con inteligente arte futbolístico por parte del Getafe, sino que se basó en el abc de cualquier competición deportiva: lucha, coraje, espíritu, competitividad y conocimiento del juego partiendo de la base del conocimiento de tus limitaciones. Justo todo aquéllo de lo que carecieron los rojiblancos. No hay justificación para tan lamentable espectáculo ofrecido por el Atleti.

Manzano repitió alineación con la excepción de Perea fue sustituido por Antonio López, un zurdo empedernido que jugó en la derecha, demostrando que la planificación de la dirección deportiva vuelve a ser deficiente. También se vio obligado a incluir a Tiago en el centro del campo en sustitución de Suárez, sancionado por acumulación de amarillas. Por lo demás, el equipo fue el mismo que ganó el jueves al Udinese.

El equipo inició el partido con un juego soso y ramplón y demostró que sigue adoleciendo  de las mismas carencias que en partidos anteriores. Lejos de ir solucionando los problemas ha ido acrecentándolos con el paso del tiempo: dominio del balón ineficaz, lentitud exaperante en todas las jugadas, los centrocampistas son incapaces de conectar y servir balones en condiciones ventajosas a los delanteros, blandura defensiva en los saques de falta más propio de los niños del colegio Amorós que de unos profesionales de Primera División.

Manzano se quejó en rueda de prensa de la escasa actitud de sus futbolistas con razón. Pero debería mirarse al espejo porque verle en la banda con esa cara de tristeza, de preocupación, pero también de resignación sin dar una instrucción a los suyos no invita desde luego a que sus futbolistas se metan dentro del partido. También se quejó del tercer gol de los getafenses argumentando que no se debería haber consentido el contraataque, también con razón, pero para entonces, el partido debería haber estado finiquitado a favor del Atlético de Madrid.

Se volverá a hablar de la posible destitución de Manzano, de candidatos al banquillo colchonero; pero todo será una vez más distracciones varias para tratar de ocultar la verdadera razón por la que el Atlético de Madrid ha dejado de ser el equipo glorioso y triunfante de antaño. Evidentemente no hablo de un partido, ni de una temporada, hablo de muchas temporadas atrás. Baste un dato, del equipo que el 27 de agosto de 2010 ganó brillantemente la Supercopa ayer solo jugaron: Domíguez y Godín. Un equipo que Miguel Ángel Gil con, su habilidad habitual, se ha encargado de deshacer.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (10)
Trackbacks (1)

Comentarios (10)

  1. Don Julio, ¿Seguro que tocamos fondo? Yo es que llevo ya casi 20 años utilizando la misma frase, y cada nueva temporada la vuelvo a sacar a paseo …

    • Me refería a que hemos tocado fondo esta temporada, don Tomi. El juego del Atleti es regular algunos partidos y penoso la mayoría. El de ayer, creo que ha sido clave para el resto de la temporada. Veremos si me equivoco, o no.

      Julio.

  2. José Valera

    Esto me recuerda a la frase de todos los años: “el próximo partido es clave”.

    Empiezo a echar cuentas para saber con cuantos puntos se consigue la permanencia.

    • Espero que no lleguemos hasta ese extremo, pero si no queremos hacerlo tendrán que cambiar muchas cosas. Y el cambio de entrenador será insuficiente.

      Un abrazo.

  3. Yo espero que de verdad se haya tocado fondo. Manzano se equivoca en muchas cosas, olvida las bandas por ejemplo, pero a veces no hay quien entienda a los jugadores.
    Un jugador de 1ª división debe saber dónde y cómo hacer las faltas, y ayer se hicieron algunas absurdas que nos costaron goles, y a sabiendas de que Don Malo Pérez Lasa tenía la mano floja con las tarjetas.
    Y después de hacer las faltas hay que saber defender los saques de las mismas, y se ha repetido la historia de goles que nos marcan al sacar faltas muy lejanas.
    Sabes que no me gusta ser tan catatrofista como otros, pero también advertí en mi blog que las últimas victorias no eran indicador de un gran cambio de juego y que habían sido ante rivales muy débiles.
    Esperemos que se de un golpe sobre la mesa y que de verdad se toque fondo y que las próximas visitas se salden con victoria, y no me recordéis a dónde viajamos.
    Un saludo

    • Como le digo a don Tomi, creo que peor no va a ser posible jugar. Perder un partido contra 10 teniendo ventaja en el marcador es de lo peor que le puede pasar a un equipo de fútbol.

      Estoy de acuerdo que los rivales de los dos últimos partidos eran muy flojos.

      Un abrazo.

  4. Pues según Caminero no, no se ha tocado fondo. Aquí perder contra el colista aún con un jugador de ventaja es algo que ocurre, sin más. No tiene consecuencias, nada las tiene. Seguimos con un proyecto que fracasó en cuanto se colocó a Manzano al timón del mismo. Quizás cuando el Madrid nos meta 14 o 15 se tomará alguna medida… quizás no.

    • Caminero no sabe más que nosotros y sabemos que no hay nada peor que perder un partido contra 10 cuando tienes ventaja en el marcador.

      Un abrazo.

  5. Muy triste Don Julio. Muy triste y poco más podemos añadir. Efectivamente, nada acarrea consecuencias, el nivel de exigencia se sigue arrastrando…

    Abrazos casi deprimidos

    • Y lo que nos queda por soportar, pero desde luego no van a poder con nosotros, don Emilio, no van a poder, se lo digo yo.

      Abrazos casi optimistas.