3

Entre la mediocridad y el aburrimiento

Atlético-Sevilla | Liga 2010/11

Liga
Jornada 25

Atlético Atlético 2

Sevilla Sevilla 2

Atlético: De Gea, Ujfaluši, Godín, Domínguez, Antonio López, Reyes, Raúl García, Tiago, Koke (Juanfran, 68'), Agüero, Forlán (Diego Costa, 83')

Sevilla: Javi Varas, Dabo (Sergio Sánchez, 61'), Fazio, Escudé, F. Navarro, Navas, Medel, Rakitic, Perotti (Diego Capel, 83'), Luis Fabiano (Renato, 90'), Negredo

Goles Goles

0-1 Negredo (41')
1-1 Koke (47')
1-2 Rakitic (65')
2-2 Reyes (76')

Ver ficha del partido

La afición atlética aprovechó la tarde primaveral para abarrotar de nuevo el Templo Colchonero. La temperatura, muy agradable, invitaba a ponerse la camiseta rojiblanca por encima de otras prendas. Algunos se atrevían, incluso con la manga corta. Mucho rojo y blanco en las camisetas y en las bufandas. También algo de verde y oro.

La gente se concentraba en los bares cercanos al estadio tomando las cervecitas en las terrazas y lo hacía de buen ánimo, pese a que la trayectoria del equipo sigue una línea muy definida: poco fútbol y muchos disgustos.

Observando un poquito la clasificación, nos damos cuenta de que el primero es el Barça tiene 68 puntos y nosotros 34. La mitad de puntos que los azulgranas. El Valencia nos saca 17 puntos y el Villarreal, 13.

Algunos datos más: hemos perdido más partidos que hemos ganado. Si nos fijamos sólo en los partidos de casa nos daremos cuenta de que la suma de partidos perdidos más los empatados, siete, es mayor que los partidos que hemos ganado, 6. Somos, junto al Español y al Getafe, los equipos menos goleadores de los 10 primeros clasificados. Estos datos que reflejan bien clarito cuál es la actual situación del Atleti en la Liga.

Lo peor de todo es que llevamos varias temporadas así. En concreto, desde 2002, por no echar la vista más atrás, a las dos temporadas previas al descenso. Salvo, el dudoso honor de dos cuartos puestos, las otras siete temporadas nos hemos debatido entre el séptimo y el duodécimo puesto.

Los dos títulos conseguidos de forma inesperada y merecida el año pasado deberían haber supuesto un punto de arranque para situar de nuevo al Atleti donde se merece su historia y su afición. Un grupo de jugadores que lleva varios años jugando, el mismo entrenador y unos fichajes que se presumía darían al equipo el empaque y la consistencia necesarias para volver a ser el equipo temible de hace años.

Nada de esto ha sucedido, más bien todo lo contrario. Una vez más luchamos por el séptimo puesto, que este año clasifica para la Europa League. Otra temporada perdida, otra temporada que nos debatimos entre la mediocridad y el aburrimiento.

En cuanto al partido les puedo contar que Quique podía haber repetido alineación, lo que hubiera supuesto récord mundial absoluto. No lo hizo. Aún así, fue fiel a las palabras que pronunció tras la rueda de prensa en Zaragoza, y sólo hizo un cambio, el de Godín por Perea. El resto del equipo lo mantuvo. Se ha dado cuenta vientitantos partidos después de que no le van a multar, ni le van a retirar el carné de entrenador por tener un once base sobre el que hacer las alineaciones.

El Atleti jugó un partido más aseado que de costumbre por la contribución de Koke y Tiago. Koke se afianza en un equipo en el que ser canterano, jugar de titular y no hundirse ya tiene mérito. Si encima contribuye a la elaboración del juego, conecta con los delanteros, colabora en defensa y marca un gol, pues es para sacarlo a hombros. Me extrañó mucho que no se le despidiera con todo el público puesto en pie. Es más, para mí se le despidió con algo de frialdad para lo que se mereció.

Los atléticos esperamos muy poco de este final de temporada. Digo final de temporada y quedan aún 13 partidos, pero hace unos cuantos que ya la dimos por amortizada.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (3)

  1. Don Julio, campo lleno y afición fiel como un perro esperando que se le haga una caricia en forma de buen juego. Como usted dice el camino de aquí al final de temporada sólo debe servir para terminar dignamente, lo que es una indignidad en sí para un club con nuestra historia.

    Como decían del Cid, “qué buen vasallo sería si tuviera buen señor”

    Un abrazo.

  2. Don Julio, veo que sus cuentas coinciden básicamente con las mías. Por cierto, que el sábado estuve viendo luego el Depor-Vikingos, y vaya como juega Rubén Pérez, amigo mío. Un todocampista total, como la copa de un pino, sin dejar de correr ni un solo instante, estando él solito en el centro del campo sostuvo a todo el puto Real Madrid de los huevos, sabe sacar el balón bien jugado deede atras … Y me puse a soñar y pensé que, por qué no, podría ser titular él y Koke en un par de años. Tienen calidad, juventud, son perfectamente complementarios, y han mamado nuestro escudo desde su más tierna infancia. ¿Tan difícil es?

    Un abrazo.

  3. Yo no vi el partido que comenta, don Tomi, pero pregunté a algún amigo vikingo qué le pareció Rubén Pérez y me dijo que estuvo muy bien.

    Hablar de la cantera requiere más tiempo.

    Sólo apuntar dos cosas, la primera, que el Atleti debería apostar definitivamente por la cantera. Parece que puede ser así. El sábado volvieron a jugar de titulares cuatro canteranos, aunque Antonio López esté ya crecidito. Si se pudiera incorporar Rubén Pérez, más la incógnita de Borja González tendríamos equipo para varios años. Si se completara con jugadores buenos de calidad de otros equipos 3 o 4, volveríamos a lo que ha sido tradición en el Atleti de toda la vida.

    La segunda es un recordatorio que usted tendrá en la memoria. ¿Por qué hasta ahora la cantera ha sido un desierto? Porque Jesús Gil se la cargó,directamente, en una de las decisiones que más ha perjudicado al Atlético de Madrid a lo largo de su historia. Habrán pasado veinte años desde entonces, más o menos, y todo este tiempo es el que ha costado volver a organizar y estructurar los equipos de la cantera.

    Un abrazo.

    Julio.