3

Los niños al poder

Torres y Correa Eibar

Liga
Jornada 4

Eibar Eibar 0

Atlético Atlético 2

Eibar: Riesgo, Capa, Mauro, Ramis, Luna, Dani García, Escalante (Arruabarrena, 81'), Keko, Adrián (Borja, 70'), Saúl Berjón (Verdi, 70'), Enrich

Atlético: Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Koke (Correa, 60'), Griezmann, Vietto (Óliver, 45'), Jackson (Torres, 45')

Goles Goles

0-1 Correa (61')
0-2 Torres (77')

Ver ficha del partido

Correa

Correa

Argentina Rosario

09-03-1995

  • Partidos 88
  • Goles 18
  • Asistencias 13
  • Tarjetas Amarillas 16
  • Tarjetas Rojas 0

Que Simeone aún no tiene claras algunas cuestiones esta temporada parece bastante evidente. El experimento de Estambul alineando a Griezmann, Vietto y Jackson Martínez le funcionó, principalmente, por la inspiración del francés. Repitió delantera en Ipurúa, aunque con diferente resultado. La entrada en el partido de Fernando Torres y de Óliver, en primer lugar y posteriormente de Correa, cambiaron el curso del encuentro.

A decir verdad, el Atleti no lo hizo mal del todo en la primera parte. Tuvo algunas aproximaciones al área, varios disparos a puerta y algunas ocasiones rematadas por Jackson. Dominó el juego durante la mayor parte del tiempo, pero la cosa no terminaba de funcionar, a pesar del empeño que le puso Griezmann. De hecho Simeone hizo dos cambios en el descanso. Cambios que fueron cruciales en el desarrollo y en el resultado del partido. Torres y Correa sustituyeron a Jackson, más activo que en partidos anteriores, y a un desafortunado y todavía muy tierno Vietto.

Quien primero influyó en el desarrollo del encuentro fue Óliver. Su toque, su pausa fue desnivelando el encuentro hacia el lado rojiblanco. Óliver toca, apoya, se desmarca, da pausa al juego y roba balones. Es el único jugador de la plantilla con estas características tan necesarias en un equipo de fútbol como, cada vez, más extrañas. Es sólo cuestión de tiempo que el joven extremeño sea el comandante en jefe del centro del campo del Atleti.

Sin embargo, fue la entrada de Correa la que cambió el signo del marcador. Sólo unos segundos después del tercer cambio del Atleti, el joven argentino materializó su primer gol con la camiseta rojiblanca. Fue en un balón largo hacia un costado del área. Fernando Torres lo retuvo durante unos instantes, tiempo que aprovechó Correa para acompañar la jugada. Correa dejó correr el balón que le cedió Torres y con un amago de quiebro se deshizo de los dos defensores eibarreses quedándose en franca posición para el remate. Aunque Riesgo llegó a tocar el balón, éste se introdujo en la portería.

Después de un prometedor e ilusionante debú contra Las Palmas, Simeone había dejado sin jugar a Correa. Hasta ayer. El argentino volvió a dejar muchos detalles del desparpajo y la verticalidad que tiene su estilo de juego. Es un tipo que deja traslucir una valentía y unas ganas de triunfar que se deben aprovechar.

No fue sencillo derrotar, definitivamente, al Éibar. Después del gol puso en apuros varias veces la portería de Oblak, pero tanto éste como la defensa contuvieron sus arreones, manteniendo por cuarto partido la portería intacta.

Hubieron de juntarse los niños para que el Atlético pudiera rematar la victoria. Tras un tuya mía en tres cuartos de campo contrario entre Correa y Óliver, aquél se giró, avanzó unos metros con el balón cosido al pie, al tiempo que Torres iniciaba el desmarque hacia el corazón del área. El pase de Correa fue un poco largo, pero ninguna pelota es imposible para la velocidad que Torres tiene ahora mismo en sus piernas. Justo en el momento en el que Riesgo iba a abortar la jugada la punta de la bota del madrileño elevó unos centímetros el balón por encima del portero, consiguiendo su segundo gol de la temporada, un tanto que parecía gemelo de aquél de la Eurocopa de 2008.

Buena parte del éxito de la temporada va a depender de cómo y cuándo Simeone utilice a sus jugadores. Los dos Torres y Correa, además de Griezmann, están por encima de otros en este inicio de temporada y deben jugar como titulares. Sin embargo, no puede relegar a Jackson o a Vietto por este inicio titubeante que han tenido. En la reserva siguen Saúl y Carrasco. En enero llegará Kranevitter. En fin, una plantilla numerosa y de calidad que Simeone deberá manejar con mano maestra para llegar a finales de temporada con más frescura que en las anteriores.

Foto: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (3)

  1. Muy de acuerdo, sería un error matar a Vietto y Jackson, de todos modos, personalmente sigo con la sensación que el Atleti de cada cien millones que invierte en fichajes, acierta con 50 (veremos cuánto tardan en aparecer rumoren de un canje Jackson-Costa).

    Por cierto, me extraña sobremanera que no se haya hablado del tercer cambio: KOKE. Ignoro si hay antecedentes. El flamante tercer capitán no pasa por su mejor momento. Por contra, Gabi ha vuelto a ser el que fue hace dos temporadas.
    Y sí, Tiago, inmenso, esperemos que el físico aguante.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

  2. Vaya! Acabo de leer que el cambio de Koke fue por lesión. En cierto modo, me alegro. Temía que hubiera dejado de parecerle al Cholo imprescindible.

    • Yo creo que hay que tener paciencia con todos los jugadores y aprovechar los buenos momentos de forma de cada uno de ellos. Si en estos inicios están mejor Óliver, Torres y Correa tienen que jugar. Ya llegarán las oportunidades para otros.

      Lo mismo digo en el caso de Koke. No ha empezado bien, pero volverá a ser el de siempre.

      Saludos y gracias.