5

Astérix vence al Rayo sin Obélix

Griezmann goles al Rayo

Liga
Jornada 20

Atlético Atlético 3

Rayo Rayo 1

Atlético: Moyá, Juanfran, Giménez, Miranda, Siqueira, Mario Suárez, Tiago, Gabi, Arda Turan (Raúl García, 79'), Griezmann, Mandžukić (Torres, 69')

Rayo: Toño, Zé Castro, Abdoulaye, Morcillo, Baena, Trashorras, Fatau (Bueno, 71'), Aquino, Kakuta (Álex Moreno, 82'), Jozabed (Pozuelo, 56'), Manucho

Goles Goles

1-0 Griezmann (12')
2-0 Griezmann (22')
2-1 Trashorras (35')
3-1 Manucho (p.p., 57')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Griezmann

Griezmann

Francia Mâcon

21-03-1991

  • Partidos 257
  • Goles 133
  • Asistencias 44
  • Tarjetas Amarillas 36
  • Tarjetas Rojas 1

Pocos partidos, casi ninguno, recuerdo haber visto del Atleti en los que el equipo haya transmitido una imagen tan tristona como la de ayer. Si algo ha diferenciado al Atleti de Simeone es que no ha dejado indiferente a nadie en la inmensa mayoría de partidos que ha jugado con el técnico argentino. Habrán sido partidos más o menos brillantes, pero en pocas ocasiones han pasado desapercibidos. Fuera porque algunos de los futbolistas más significados no pudieron jugar o porque el marcador se puso rápidamente muy a favor o porque el miércoles es la resolución definitiva de la eliminatoria de Copa del Rey contra el Barcelona, no se pudieron sacar del choque contra el Rayo muchas conclusiones positivas .

La más agradable e ilusionante fue ver de nuevo a Antoine Griezmann desarrollar esa gran facilidad que tiene para ser un futbolista extraordinario. Es diferente, de esos por los que merece la pena viajar unos cuantos kilómetros y sentarse casi dos horas en el frío asiento del Calderón para disfrutar del espectáculo. No coincido con aquéllos, creo que una significativa mayoría, que dicen que el francés no empezó a jugar de forma continua con Simeone porque le estaba ahormando al estilo de juego del Atleti. Ya saben, más disciplina, más trabajo oscuro, la táctica como religión. Griezmann lo ha hecho desde el primer día, así me parece a mí.

Cada uno de los personajes de los geniales cómics de Goszinny y Uderzo tiene su papel. Astérix y Obélix se complementan y se necesitan. Los dos son imprescindibles para preservar la aldea de la conquista del Imperio. Pero si fuéramos el jefe de la aldea ¿a quién nombraríamos capitán para defenderla de los romanos? Los irreductibles galos son aguerridos, pero necesitan un líder que les guíe en la pelea. Necesitan a quién mirar cuando la legión ataque con todo su potencial. Requieren a alguien que tenga ése golpe de audacia que incline la victoria a su favor en el momento decisivo. Todo el mundo puede tomarse la pócima, pero sólo uno suma la inteligencia a sus poderes milagrosos.

Currar, presionar, ser fiel a una disciplina marcial está al alcance de casi todos los que tengan capacidad de sacrificio y una preparación física adecuada. La técnica, la velocidad, el desborde y, como se pudo comprobar anoche, la facilidad para marcar goles está reservada sólo para los grandes de este deporte. Son futbolistas que ganan partidos por sí solos y esto es impagable.

Griezmann no sólo puso los goles, también las jugadas que más emocionaron a los espectadores, las que hacen que la gente se levante de los asientos y aplaudan hasta que las manos echan humo. Sin el pequeño francés al Atlético de Madrid le hubiera costado ganar el partido y peor que eso, nos hubiéramos vuelto a casa sin disfrutar del espectáculo.

La primera parte tuvo, al menos, la alegría de los goles. La segunda fue mala de solemnidad, agitada sólo cuando Torres salió a jugar. El público se removió en sus asientos, aunque al final las expectativas creadas fue más por la ilusión que por lo que luego fue su participación. De nuevo Griezmann fue el que, en realidad, ofreció la mejor jugada de la noche cuando recorrió prácticamente todo el campo para, después de deshacerse de todos los rivales que salieron a su encuentro, estrellar el balón en la base del poste de la portería del Rayo.

Muy pocos acompañaron a Griezmann en el partido; Arda Turan en algunas jugadas, aunque más intermitente que de costumbre, Giménez y Miranda. También Mario Suárez, recuperado para la causa del fútbol después de un año bastante mediocre. Paremos de contar. El Atlético, del cuál no tengo dudas de que quiere disputar la eliminatoria al Barcelona, tiene que cambiar muchas cosas para el miércoles.

Foto de Griezmann: Club Atlético de Madrid

Vídeo resumen del Atlético 3-1 Rayo Vallecano: Canal +

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (5)

  1. Estando de acuerdo con gran parte del artículo no puedo por más que discrepar con el análisis del partido. En la segunda parte el Atleti fue más equipo que en la primera, en la que hubo partes en las que dominó el el Rayo, reflejado por ejemplo en su gol, con una defensa pésima por parte de Siqueira y Giménez.

    La salida de Torres no aportó demasiadp

    • La primera parte, también mala del Atleti, quedó disimulada por los dos goles. En la segunda perdimos el control del partido y ni siquiera hubo ocasiones, salvo las de Griezmann. Lo mejor fue que el Atleti, sin hacer un gran partido, se llevó los tres puntos. Para mí, poco más.

      Gracias y un saludo.

  2. Que el equipo haya sacado adelante los últimos partidos de Liga con la solvencia con que lo ha hecho, viniendo de la paliza entre semana con los bichos, me parece la mejor noticia más allá de la imagen. Se trata de que cuando falte frescura o concentración, resuelvan los cracks. Por fortuna tenemos al gallo crecido. Hay que sumar, sumar y sumar, ya vendrán encuentros más lucidos. Mi única preocupación es Mandzukic y su posible mosqueo al ver que ya no es el indiscutible. Sería peligroso un nuevo conflicto.

    • Sin duda, hay que tener en cuenta lo que dice usted al respecto de que en el rendimiento del equipo influye haber jugado partidos después de hacerlo en la Copa contra el Real Madrid y el Barcelona.

      Coincido con usted en la preocupación sobre Mandzukic, pero no me olvidaría tampoco de Gabi o de Tiago. Les necesitamos a un nivel mayor del que están teniendo hasta ahora.

      Saludos y gracias.

  3. Antes no nos tenían en cuenta, éramos los “pobrecitos”, ahora hemos pasado de ser aspirantes al título a ser campeones, lo estamos demostrando poco a poco y ya veréis como el futuro nos da el lugar que nos merecemos y que la historia no nos ha dado.

    Buen post compañero