5

Oblak y Ansaldi en el patíbulo griego

Atlético de Madrid Olympiacos

Champions League
Fase de grupos J1

Olympiacos Olympiacos 3

Atlético Atlético 2

Olympiacos: Roberto, Elabdellaoui, Botía, Abidal, Masuaku, Maniatis, Kasami (Giannoulis, 86'), Milivojevic, Afellay (Ndinga, 71'), Chori Domínguez (David Fuster, 59'), Mitroglou

Atlético: Oblak, Juanfran, Miranda, Godín, Ansaldi, Gabi (Griezmann, 58'), Mario Suárez (Saúl, 77'), Koke, Arda Turan, Raúl García (Cerci, 68'), Mandžukić

Goles Goles

1-0 Masuaku (13')
2-0 Afellay (31')
2-1 Mandžukić (37')
3-1 Mitroglou (73')
3-2 Griezmann (86')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Griezmann

Griezmann

Francia Mâcon

21-03-1991

  • Partidos 248
  • Goles 130
  • Asistencias 42
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 1

El Atlético de Madrid sufrió un tremendo e inesperado revés en el partido inaugural de la Liga de Campeones 2014 / 2015. Aún quedan cinco partidos de la liguilla y cabe la recuperación, por supuesto. Pero en una competición tan corta cualquier otro fallo supondría quedar fuera de la competición, prácticamente.

La derrota contra el Olympiacos sorprendió por la derrota en sí y por el número de goles que encajó el equipo. Los tres goles marcados ayer por el equipo griego suponen la mitad -sin contar la final- de los que permitió el Atleti en 12 partidos de esta competición el año pasado. Oblak y Ansaldi fueron el blanco preferido de las críticas y señalados, exagerada e injustamente, como máximos culpables de la derrota.

El portero y el lateral izquierdo fueron condenados en un juicio sumarísimo. Suele ocurrir que cuando las cosas salen tan mal como ayer, la afición busque culpables concretos a los que responsabilizar de las derrotas potenciando los errores cometidos por ellos. En sí mismo ya es injusto reprobar las actuaciones individuales en un deporte colectivo, cuanto más si existen algunos atenuantes que trataré de argumentar.

Todos vimos que Oblak reaccionó un poco tarde al lejano lanzamiento de Masuaku, pero ¿a quién le gustaría que le juzgasen en su trabajo a los diez minutos de empezar en él? Creo que a nadie. La injusticia de las críticas se realza si se tiene en cuenta que el lanzamiento del futbolista del Olympiacos se produjo tras una subida de Juanfran, al que no le dio tiempo a regresar a su posición para defender a Masuaku. Oblak se libró del juicio en el segundo gol, pero no así en el tercero a pesar de que Mitroglou disparó a bocajarro.

Al otro futbolista al que se le puso la soga en el cuello fue a Ansaldi. Mi línea de defensa del lateral argentino se basa en que el Atlético de Madrid no ejerce la misma presión ni defiende en todo el campo como lo hacía el curso pasado. Es una evidencia que Gabi no está bien físicamente. El capitán es el termómetro que marca la temperatura del nivel de intensidad con el que trabajan los demás. Si él se encuentra bajo de forma el equipo lo acusa fuertemente.

No quiero declarar inocente a Ansaldi para culpabilizar a Gabi. Digo que el futbolista que vimos ejercer de Superman durante los nueve meses de la temporada pasada no ha comenzado en la línea que nos tenía malacostumbrados. A lo mejor es que lo anormal es lo anterior y lo normal es que un futbolista tenga derecho a pasar un mal momento de forma.

Lo que sí desmiente el partido de anoche y algunos del inicio de esta temporada es el axioma, vendido con profusión por la prensa afín a la SAD, que dice que el Atlético de Madrid ha mantenido el bloque de la temporada anterior. Es imposible que pueda considerarse, seriamente, que un club mantiene la base del equipo cuando pierde a cuatro de sus futbolistas titulares. Más si estos actuaban en posiciones tan fundamentales como la portería y los dos puestos de delanteros; a lo que hay que añadir que el Atleti ha dejado salir por 22 millones -una cantidad menor de lo que marcaba la cláusula de rescisión y sólo un par de millones más de los que el Madrid se deshizo de Morata, por ejemplo- al mejor lateral izquierdo del planeta.

Y de esto no tienen la culpa ni Oblak ni Ansaldi.

Foto: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (5)

  1. Todavía no sabemos como son Oblak o Ansaldi. El Portero parece tener buenas manos , en el primer gol le engañó el amago del delantero, en el segundo le fusilaron y en el tercero le remataron a bocajarro, hay que sacarle mas veces para testarle. El defensa es excelente centrando y baja mucho defendiendo, pero todavía me acuerdo de las dos primera temporadas de Filipe y en lo que le convirtió Simeone. Así es que todavía no sabemos como son Oblak y Ansaldi. Habrá que seguir testándoles.

  2. Vamos por partes. No creo que Oblak cometiera errores significativos, o que estuviera realmente mal, pero eso no quiere decir necesariamente que estuviera bien. Creo sinceramente que un mejor portero hubiera estado más rápido y vivo en las salidas, y hubiera podido evitar al menos uno de los dos últimos goles con una de esas piernas salvadores que tantas veces le hemos visto por ejemplo a Courtois. Para mí el verdadero problema estuvo en la intensidad del equipo, especialmente en la primera parte, que no fue la habitual. Llevaba mucho tiempo sin ver tantos errores defensivos de este atleti tan rocoso y firme. Eso es lo que más me preocupa. Por otro lado, Ansaldi estuvo bastante bien en ataque, y aunque es cierto que el último gol viene por un clarísimo error suyo, tampoco creo que sea como para ponerle a caldo. Más reparo me empieza a causar este Mandzukic que, como no se la pongas con lazo y en bandeja de plata, no le mete un gol ni al lucero del alba. Cada vez me parece más un delantero centro vulgar, que aporta poquísimo al juego de ataque, y que como siga así, acabará yéndose por la puerta de atrás. En el apartado positivo me gusto mucho Griezman, que, por primera vez desde que está en el atleti, si le vi como ese gran jugador que esperamos acabe siendo.

    • Estoy completamente de acuerdo en que una de las causas de la derrota es la falta de intensidad. De ahí vinieron los tres goles. Luego se puede achacar errores a algún jugador concreto, pero el inicio es la falta de intensidad.

      Saludos.

  3. Lo que no entiendo ni entenderé, es qué hacía el porterazo Roberto en el equipo de enfrente, cuando meses antes era nuestro y de la cantera. Está claro que a estos dirigentes le convenía más hacer negocio que tener un portero de garantías.

  4. Made in atleti, el sábado éramos los mas grandes y ahora nos quemamos a lo bonzo, así somos, este equipo y cuerpo técnico no engaña a nadie ( los del palco a quien se deje ), el del año pasado era un equipo mediocre y este sigue siendo un equipo mediocre, solo la intensidad, el sobre esfuerzo y el trabajo impuesto por el Cholo nos dieron la gloria, si bajamos un solo peldaño en cualquiera de esas facetas, sale a la luz la realidad, un equipo mediocre.
    Que vuelva el Cholo al banquillo YA.