12

Gil & Mendes SAD, agencia de futbolistas al por mayor

Gil Marín en el estadio Vicente Calderón

Nunca antes como este verano. Nunca, porque antes, cuando el Atlético de Madrid salía campeón, renovaba a los buenos, traspasaba a los malos y mejoraba la plantilla para intentar ser, de nuevo, el primero el año próximo. Nunca antes, un equipo que hubiera logrado el título de Liga y el subcampeonato de Europa, había movido tantos jugadores como lo ha hecho el Atleti en las últimas tres semanas. Y los que quedan.

Courtois, Tiago, Diego Costa, Villa, Ribas y Óliver Torres no estarán, con total seguridad, en el Atlético de Madrid de la temporada que viene. Sólo Óliver puede regresar. En el horizonte próximo una cesión de Manquillo al Arsenal con opción de compra y el inminente traspaso de Adrián al Oporto, sin olvidar que los asuntos de Miranda y Filipe Luis, seguramente, seguirán dando noticias durante lo que queda del verano. Y otras sorpresas que llegarán.

El Atlético de Madrid de la temporada 2014/2015, campeón de Liga y subcampeón de Europa, será irreconocible. Sonaría a increíble si no se tratara del Atleti que gobierna Gil y preside Cerezo.

Courtois porque estaba cedido, Tiago porque quedaba libre, Villa porque ya está mayor, Ribas porque no funcionó y Óliver porque tiene que crecer. Manquillo es otro de los que tiene que coger experiencia, Adrián porque lleva dos temporadas a la bartola. Miranda y Filipe no aceptaron una propuesta de renovación. Siempre hay buenas excusas con las que justificarse y malos jugadores a los que vender. Es la Gil & Mendes SAD, agencia de futbolistas al por mayor.

Gil & Mendes SAD han logrado una vuelta de tuerca más en el prodigioso truco de magia que obran cada verano: vender y convencer. Gente que cree que el Atleti ha recaudado 38 millones por Costa, de la misma forma que se tragaron que era mejor un acuerdo con el Chelsea que el pago de la cláusula para, así, ablandar el corazón de Mourinho y que nos prestara un año más a Courtois. Cuando la triste realidad es que el acuerdo sirvió para que cada una de las partes propietarias de los derechos económicos de Diego Costa pudiera cobrar su parte correspondiente. -Leer Lo que nadie te va a contar sobre el fichaje de Diego Costa, en forzaatleti-

La gente, aunque parezca increíble, comprende que el Atleti no pagara 9 millones por Thibaut y ahora, tres años después se ilusiona porque se abonarán 16 por Oblak, un portero al que no han visto jugar.

Gente, que un año después, no se ha enterado de que Falcao jugó dos años en el Atleti gracias a que el fondo de Jorge Mendes se lo prestó porque a éste le interesaba un club que potenciara la imagen del delantero colombiano para después conseguir sus correspondientes comisiones. -Leer: Falcao no puede decidir, en forzaatleti-. Tampoco recordará, esa gente, que Gil Marín dijo que con el dinero recaudado por la venta de Radamel, se acabaría la deuda histórica: la mentira más vil que ha dicho en su aclamada y extensa trayectoria de embustes. Hoy quizá esta gente no sepa que el Atleti tiene un pasivo de 540 millones, según un informe que ha encargado el propio Consejo de Administración del club. -Leer: De la ruinosa situación económica del Atlético de Madrid, en forzaatleti-.

Pero hay más. Hay quiénes aceptaron, como una crueldad del destino, que en poco tiempo se pasara del “Torres no se vende, es un símbolo del club” -Cerezo dixit- a traspasarlo al Liverpool por 35 millones. No hicieron falta los 60 que constaba en su cláusula. 25 millones se quedaron por el camino. El chico que ilusionó a una parroquia hundida y deprimida por un ominoso descenso a Segunda División vendido al mejor postor.

Sigue habiendo más. Silvio, Pizzi, Elías, Roberto: todos ellos fichados, traspasados, cedidos y, en algunos casos, refichados para volver a ser vendidos a través de fondos de inversión. Todos ellos, mediante tenebrosas operaciones con clubes portugueses y turcos. La casualidad es que el Atleti siempre está en medio. Entre el Atlético y Portugal se han movido 140 millones en los últimos siete temporadas, sin contar ésta, pero esto no vende en los medios de comunicación convencionales. A la gente le interesa más que todas las mañanas, al despertar, tenga en su tablet un nuevo nombre con quién ilusionarse para olvidar todas las tropelías y barrabasadas que se están cometiendo en el Atlético de Madrid.

Todavía sigue habiendo más. Sí, porque Ruben Micael entró en la operación de Falcao y nadie aún ha explicado cómo, cuándo y cuánto. A Micael nunca se le vio por el Calderón, de la misma forma que tampoco estuvieron por allí Julio Alves ni Olayele, a pesar de que el Atleti les fichó, siempre con fondos de inversión mediante -Leer: Al fondo los fondos de inversión, en forzaatleti-.

Y claro que todavía sigue habiendo más. El caso Atlético, el caso Camisetas, el caso Negritos son sólo unos ejemplos de cómo la familia Gil ha arrastrado el nombre de un club honrado, que nació en 1903 para mayor gloria del fútbol español.

El Athletic de Madrid se fundó para que usted, también usted, usted y yo pudiéramos sentirnos identificados con los valores tradicionales del club: lucha, garra, entrega y amor a los colores rojo y blanco. Para que pudiéramos ver a un equipo ganar con deportividad y perder con hombría; siempre respetando al rival. Para que cuando dos atléticos nos encontremos por la calle o vayamos a Neptuno a celebrar un título nos demos un abrazo como si hubiéramos crecido juntos en el mismo barrio. Para que podamos ser una familia, la gran familia atlética. Una familia y un club, que Gil está destrozando con la colaboración, entre muchos otros, de un insaciable agente de futbolistas portugués.

Foto: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (10)
Trackbacks (2)

Comentarios (10)

  1. Y es que eso último que dice vd. es lo más triste. Ahora parecemos la Venezuela de Hugo Chaves, entre gilistas, antigilistas y anti-antigilistas. Ya no vamos de la mano como una gran afición y eso es lo peor.

  2. gran artículo. La cruda realidad es así. Es tan asquerosa como real.

  3. Soy de las personas que se leen estos artículos detenidamente. Y siempre me dejan igual, frio. Todos estos reportajes son una lista de todas las tropelías que han cometido a lo largo de muchos años, y ya. Son artículos vacíos que no aportan nada, a no ser que su deseo sea que el club desaparezca o entre todos quememos el estadio con ellos dentro. Dentro de mi conformismo, que no lo voy a negar, ilusamente espero que alguien proponga una solución en condiciones

    • Te entiendo. Uno entiende el fútbol como ocio, algo que debe hacerte feliz y salir de la monotonía cotidiana. Bastantes problemas tiene uno en la vida como para buscarse más con el fútbol y el Atleti. Aún así, una cosa está clara, no va a venir nadie con una varita mágica. O lo arreglamos tú y yo o no vendrá otro. Por eso, tener las cosas claras y hacérselas entender a la afición es importante. Por otra parte, esta oposición de parte de la masa Atlética es cada vez tenida más en cuenta por una directiva que sabe que está en la cuerda floja y que, en un desliz, puede encontrarse con 50.000 colchoneros pidiendo responsabilidades. Por ej. Piensa en por qué se frustró el fichaje de Soldado. Gil Marin no quiere conflictos porque ni aún ganando la Liga puede respirar tranquilo.

    • ¡Ojalá yo tuviera la solución! Pero no la tengo. Aún así, veo dos posibilidades:

      1. La batalla judicial y legal que está dando Señales de Humo. Será lenta y costosa, pero puede ser una solución.

      2. La que le dice Billie: al final la afición es la que tiene la sartén por el mango. Sin afición o con una afición frontalmente en contra no se puede estar para siempre en el Atleti.

      Que hay un cambio de rumbo depende de usted, de mí y de todos los aficionados del Atleti.

      Un saludo.

  4. Inmejorable Artículo.

    Cada vez estoy más a disgusto con los gestores de Atlético. Antes esperaba y confiaba. Pero ahora no. Ahora estoy totalmente defraudado y me he convencido que estos señores sólo tienen por objeto llenarse los bolsillos.

    No es el lugar de decir lo que como socio, abonado y accionista voy a hacer. Pero si que he tomado una decisión que entiendo me compromete aún más en la lucha de un Atlético de sus socios.

    Cordiales Saludos.

  5. No podremos quemar el estadio, ya que este también ha sido vendido y el dinero ????
    ATLETICO CASH&CONVERTER SAD
    LADRONES que no lo digo yo que lo dice una prescrita sentencia.

  6. Todas estas simpleces demagógicas las firma alguien?