4

Puro sectarismo

El-moco-de-Pepe a Diego Costa

Los medios de comunicación se han encargado de airear a los cuatro vientos que Diego Costa ha sido recibido por sus compañeros de selección como uno más. Y yo me pregunto si había otra posibilidad, es decir, ¿podrían haberlo recibido los jugadores de otra forma? Es más, ¿es necesario recalcarlo? Cuando se incorpora un jugador nuevo a la selección, que no sea Diego Costa, claro, ¿la noticia principal del día es cómo es recibido ese jugador en el equipo nacional?

Nada hubiera ocurrido en torno a Diego Costa si la prensa no se hubiera encargado de ir engordando de forma artificial una mala fama totalmente inmerecida. Porque no fue Diego Costa, precisamente, el que pisó a Arbeloa ni tampoco fue el jugador atlético el que le lanzó un moco a Pepe ni el que se rió en su cara después de que el árbitro le enseñara, injustamente, una tarjeta amarilla. Ante tales provocaciones yo vi a un jugador que se comportó deportivamente ante continuas provocaciones y actos miserables de sus rivales.

Diego Costa es el jugador de la Liga que más faltas recibe, por encima de Cristiano y Messi. Ya lo era el año pasado y lo sigue siendo éste. Pero la prensa, la mayoría de la prensa, que es a la que me refiero cuando escribo “prensa” de forma general, no le interesa decirlo. No lo dice, tampoco le preocupa porque no es ninguna de las estrellas a las que, según ellos, hay que proteger. A las demás les pueden dar toda la cera del mundo. Lo que verdaderamente interesa a la prensa es contribuir, poner su granito de arena, a desbancar el Atleti de los puestos altos de la clasificación que es donde lleva toda la temporada y a difamar a su estrella, aunque para ello tenga que mentir.

Me estoy inclinando a pensar en los últimos días que lo que le pasa a la mayoría de los periodistas, insisto no a todos, es que son unos sectarios con Diego Costa y con el Atlético de Madrid. No les importa ni lo más mínimo que con él la selección tenga más posibilidades de ganar la Copa del Mundo. No les preocupa que la selección gane o pierda, lo que les importa es que su sectarismo se imponga y cale en los aficionados.

Del Bosque lo ha entendido muy bien, ha puesto por encima de todo a la selección. En otras ocasiones he criticado algunas decisiones del entrenador, pero con ésta me ha demostrado que tiene personalidad haciendo caso omiso de la corriente mayoritaria. No ha tenido ningún reparo en dejar fuera de Arbeloa en esta convocatoria, al parecer motivada por el comportamiento que tuvo este individuo con Diego Costa en el partido de ida de la semifinal de Copa.

Si no ocurre ninguna desgracia Diego Costa viajará con España al Mundial de Brasil con Xavi, Piqué, Casillas, Iniesta, Sergio Ramos, que por cierto tuvo el domingo un comportamiento muy deportivo con él, y con todos los demás jugadores para beneficio de la selección y para mayor desgracia de la prensa sectaria. ¡Qué se fastidien!

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (3)
Trackbacks (1)

Comentarios (3)

  1. Por si fuera poco en muchos medios se habla de un mal debut, como si por no marcar ya todo lo demás no importase…

  2. Hombre tampoco ha sido un gran debut.
    Mediocre, con algunos aciertos y algunos fallos.

  3. Tengo la sensación de que no es fácil jugar en este equipo de delantero, y el fútbol de Diego Costa necesita de más espacios, no se si encaja en el perfil que necesita la selección…