0

28 jornadas cayendo

gol de Diego Costa Español

Liga
Jornada 28

Atlético Atlético 1

Espanyol Espanyol 0

Atlético: Courtois, Juanfran, Alderweireld, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Sosa (Koke, 52'), Arda Turan (Diego, 70'), Villa (Raúl García, 80'), Diego Costa

Espanyol: Casilla, Javi López, Colotto, Moreno, Fuentes, Víctor Sánchez (Álex, 85'), David López, Stuani, Pizzi (Torje, 89'), Simao (Córdoba, 62'), Sergio García

Goles Goles

1-0 Diego Costa (55')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Diego Costa

Diego Costa

España Lagarto

07-10-1988

  • Partidos 135
  • Goles 64
  • Asistencias 15
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 2

Llegarán tiempos mejores para los augures que pronostican cada semana el fin del Atlético de Madrid. Llegarán, aunque por ahora tendrán que seguir esperando, por lo menos, una jornada más. El equipo que molesta, volverá a molestar. Han pasado 28 jornadas del campeonato de liga y el Atleti está incrustado entre las dos superpotencias que gobiernan como mano de hierro, a golpe de talón y con todos los medios a su alcance, incluidos los de comunicación, la competición española desde hace una década.

Hace unos días le decía a un amigo que si el Atleti consiguiera ganar la Liga sería una de las proezas más grandes de la historia del fútbol español. Creo que no exageré. El Atleti compite contra los equipos contrarios, contra los árbitros, que cada vez que pueden le birlan un penalti, o dos; sacan tarjetas amarillas a los jugadores colchoneros a la mínima ocasión que pueden y conceden patente de corso a los jugadores rivales para que obsequien con mandobles a diestro y siniestro a cualquiera que, sobre el césped, vista de rojo y blanco.

Más que eso aún, en esta jornada se le hizo jugar el sábado, sin que hubiera ninguna razón para ello, salvo porque el fútbol español está al albur de los designios de un señor que es propietario de los derechos televisivos y que como solo tiene un canal obliga a que todos los partidos hayan de jugarse sin coincidir con ningún otro. Desconozco cuál hubiera sido el estado de los futbolistas atléticos si hubieran podido descansar un día más, de lo que no tengo ninguna duda es de que jugar el sábado no era lo más lógico para ellos. Sin unos criterios rigurosos y ecuánimes para todos los equipos una competición deportiva no puede considerarse como tal. Con todos estos inconvenientes el Atlético de Madrid sigue compitiendo.

El de ayer no fue un gran partido, ni siquiera un buen partido. El Atleti pasó mucho apuros en la segunda parte como todos pudimos ver. Simeone quiso minimizar los daños que causó el sobreesfuerzo del martes dando entrada en la alineación inicial a cuatro futbolistas: dos obligados por la sanciones  y otros dos para que otros tantos pudieran descansar. Ninguno de ellos ofreció lo que el equipo necesitaba, salvo Alderweireld que estuvo correcto, por eso el Atleti sufrió para ganar el partido.

No fue mala la primera parte en la cual el equipo intentó adelantarse pronto en el marcador. Le faltó continuidad en el juego, precisión en los centros y acierto en el remate en las pocas oportunidades que se pudieron crear. El señor colegiado permitió, como viene siendo habitual en los últimos partidos que uno de los futbolistas del equipo contrario repartiera de lo lindo. En Almería fue Soriano, anoche en el Calderón, Stuani.

El Atlético, por fin, pudo encontrar el gol en una jugada precisa y velocísima entre Villa y Diego Costa. Fue el momento del partido. Un gol que debió traer la calma y la pausa al partido. No fue así. Al Atleti le cuesta horrores mantener el control del esférico, aplicar un ritmo al partido acorde a sus intereses. Lo hemos visto en varias ocasiones. En el campo estaban Koke y Diego y ni aún así se logró. Los jugadores se precipitan en sus acciones en estas circunstancias buscando el segundo gol rápidamente en vez de cambiar la marcha al partido. Lo que consiguen es que los contrarios se activen más.

Dicho lo cual, es obvio que el compromiso de ayer era muy complicado por el rival y por las circunstancias en las que se afrontó el partido. El Atleti salió victorioso sin brillo, pero con tres puntos que le dan para seguir molestando y para que los pronosticadores de mala baba sigan cabreados una jornada más.

Foto de Diego Costa: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Los comentarios están cerrados.