9

Señales no vende humo

Ruben Uría Juan Carlos Rivero Estudio Estadio

A principios de febrero el Tribunal Supremo dio la razón a la asociación Señales de Humo en la sentencia 697-2013 al ratificar el fallo de la Sección 28ª de la Audiencia Provincial de Madrid, que declaró en 2011 la nulidad de los acuerdos impugnados por patente “fraude de ley” cometido por la familia Gil y Enrique Cerezo. Por tanto, los acuerdos de ampliación de capital de la Sociedad Anónima Deportiva Club Atlético de Madrid adoptados en Junta General Extraordinaria de Accionistas el día 27 de junio de 2003, han quedado anulados.

Ahora se abre un período en el que se verá cómo esta sentencia, ante la cual ya no cabe recurso, puede afectar al accionariado del Atlético de Madrid SAD y, por tanto, cual es el futuro del club. Por supuesto, según Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo, todo seguirá igual ya que, tras esta decisión judicial, sigue plenamente garantizada la estabilidad institucional y social de la que hoy goza el club, según decía la nota de prensa emitida por el club en la web oficial, en la que se mezclaba, sin ningún tipo de escrúpulo, la sentencia con los resultados deportivos que tan brillantemente están consiguiendo Simeone y sus jugadores.

Lo que está claro es que esta sentencia ha sido una de las noticias más importantes de los últimos tiempos en el Atlético de Madrid. Lo “curioso” del caso es que ha pasado practicamente desapercibida en los medios de comunicación. Se ha llegado a un punto en el que ya ni siquiera se les pide que se pronuncien a favor o en contra de una directiva. Bastaría con que informaran. La deriva que ha tomado la prensa deportiva es tal, que ya ni siquiera cumplen con el primero de sus deberes: informar. Han hecho del silencio de las noticias que no interesan a los que mandan su modus operandi. Triste futuro el que le espera a una sociedad en la que los medios de comunicación acatan tácitamente la ley del silencio.

El mismo día en el que se hizo pública la sentencia del Tribunal Supremo, Rubén Uría, informó a los espectadores de Estudio Estadio al respecto de la misma. La reacción del director del programa a las palabras de Uría fue apoyar su cabeza sobre la mesa en la que estaban los contertulios en un gesto de desesperación, tal y como se puede ver en la foto que acompaña este artículo. Juan Carlos Rivero cambió de tema rápidamente y a otra cosa, mariposa. Un ejemplo de cómo está el asunto de informar.

La escasa repercusión en la prensa y, me temo que también, en la afición hace todavía más loable el trabajo de Señales de Humo. En silencio y con escasos medios esta asociación sigue adelante en su estrategia de dejar trabajar a la Justicia, probablemente, la única vía posible para lograr que la familia Gil y Cerezo se vayan del Atlético de Madrid. El proceso será largo, complejo y lleno de trampas, pero si algún día el Atleti vuelve a ser de sus únicos y legítimos dueños: los aficionados atléticos, será gracias a ellos.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (9)

  1. Que ascazo de Rivero, menos mal que está Uría para poner un poco de orden, pero vamos, que si fuera yo iba a pasar de ellos pero bien

    Salud

    • La verdad es que ese momento fue un poco surrealista. Rubén explicando el asunto y Rivero con la cabeza sobre la mesa. Tremendo.

      Un saludo.

  2. Es verdad que Rubén Uría se ha desmarcado un poco del silencio de los medios infomativos respecto a temas del Atleti aunque sea predicar en el dsierto, pero también es verdad que luego va al Estudio Estadio y no se queja de los desprecios de J.C. Rivero y que luego le viene muy bien para promocionar su libro del mismo modo que se lo promocionan los diarios deportivos que tanto silencio guardan con noticias del Atleti.
    Debería ser más como Roberto Gómez que hace y dice lo que quiere en el programa: interrumpe cuando quiere, no calla nunca y pasa de las llamadas de atención del presentador, de hecho a veces parece que es él quien dirige el contrario.
    Rubén Uría ha sido y es muy combativo, pero empiezo a ver signos de abatimiento y sumisión, espero que no termine siendo un Matallanas más.
    Al final no deja de ser una persona más que se busca la vida trabajando de periodista y en este país si quieres ganarte la vida así hay que pasar por ciertos aros o montarte tu propio medio y que luego no te lo compre nadie.
    En cuanto a Juan Carlos Rivero… mejor me muerdo la lengua, no digo más que hay programas en que me prefiero a Roberto Gómez

    • No creo que Rubén Uría se pliegue al poder. Si lo hubiera querido hacer ya lo hubiera hecho. Ahora no está trabajando en los deportes de la Cope, supongo que es el precio que hay que pagar por la independencia.

      Un saludo, don Adal.

  3. Yo vi en directo el programa, precisamente para ver si Uría tenía narices de comentar la noticia en la televisión pública, después de que ya le censurasen por preguntar en directo a Cerezo sobre los planes para la Peineta. La ofensiva reacción de Rivero me temo que se veía venir… aunque según sus Twitter ya le había avisado Rivero a Uría que en este programa no informase del fallo del Tribunal. “Ya habrá tiempo otro día para hablar de ello”, decía Rivero. Que ya suena al típico cartel de bar de barrio: “mañana fiamos, hoy no”.

    El asunto es complicado. Hablar desde la distancia es fácil, pero Rubén Uría no puede jugarse el pan de cada día desobedeciendo al director del programa en el que colabora, de ahí que dé sensación de sumisión.

    A mí me gustaría que usted Don Julio, o los propios Rubén Uría, J.F.Borrell u otros periodistas que acostumbran denunciar al gilifato investigasen o diesen una opinión de por qué se defiende de esta manera a Cerezo y GilMar desde el amplio colectivo periodístico, mientras que a otros sinvergüenzas como Del Nido, Lavín o Agapito se les condena. ¿Qué intereses ha de por medio?

    Muchas gracias por su blog.

    • “…Rubén Uría no puede jugarse el pan de cada día desobedeciendo al director del programa en el que colabora…”
      Roberto Gómez lo hace constantemente y encima es el invitado estrella de todos los programas tertulianos, pero claro, él barre para el Real Madrid.
      Lo suyo sería hacer una denuncia de que en la TV PÚBLICA ESTATAL no hay libertad para contar según qué cosas y según qué equipo. J. C. Rivero será todo lo director del programa que quieras pero no deja de ser un empleado de una empresa PÚBLICA que se debe exclusivamente a la información y al servicio público, esto no es Marca TV o Energy que son empresas privadas, Rivero se debe a todos los espectadores y aficionados.
      Yo no noto tanta protección periodística hacia Gil o Cerezo sino que lo que más veo es olvido y ocultación hacia todo lo que no sea Madrid o Barcelona, y si hablan del Atleti es para agigantar lo malo, como el dichoso mechero que parecía que le habían tirado 500 obuses y sin embargo silencian el mechero de la final de copa o la lata de cerveza que recoge Chendo. Por cierto, está prohibido entrar en el estadio con latas y/o bebidas alcohólicas, pero no con mecheros, luego más sanción tiene lo del Bernabeu por ser un objeto de introducción prohibida

    • Desde forzaatleti hacemos lo que podemos, teniendo en cuenta que no somos periodistas. Utilizamos este espacio para expresar nuestras opiniones. No tenemos medios para investigar por qué esa influencia de Gil y Cerezo en los medios de comunicación.

      Desde luego, lo que no quedará por comentar son aquellas situaciones o hechos que nos parezcan que merece la pena que los aficionados que leen forzaatleti tengan conocimiento de ellas. Porque, aunque parezca mentira, hay muchos aficionados que no saben según qué cosas.

      Muchas gracias y un saludo.

      • “Desde luego, lo que no quedará por comentar son aquellas situaciones o hechos que nos parezcan que merece la pena que los aficionados que leen forzaatleti tengan conocimiento de ellas. Porque, aunque parezca mentira, hay muchos aficionados que no saben según qué cosas.”

        Efectivamente, y eso es lo más triste. Hay gente que te tilda de antiátletico por hablar de la sentencia del Supremo, antes que de los mocos de Pepe a Diego Costa.

        En fin…

  4. Fue una vergüenza lo de Estudio Estadio. Era más importante la roja a Cristiano que una sentencia del Tribunal Supremo contra unos delincuentes.

    Pero ojo, que no solo fue Juan Carlos Rivero el que estuvo mal desviando el tema, es que el resto de contertulios se descojonó en la cara de Rubén.

    En fin, menos mal que hay gente como Rubén, Borrel, Señales de Humo… para intentar destapar el muerto que tenemos enterrado bajo el césped del Calderón.

    Un saludo desde http://paseomelancolicos.com