6

No me despierten

Arda Turan contra el Barcelona

Liga
Jornada 19

Atlético Atlético 0

Barcelona Barcelona 0

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Gabi, Tiago (Rodríguez, 87'), Koke, Arda Turan, Diego Costa, Villa (Raúl García, 81')

Barcelona: Valdés, Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Busquets, Xavi, Iniesta (Messi, 50'), Alexis (Neymar, 71'), Cesc, Pedro (Sergi Roberto, 86')

Goles Goles

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Arda Turan

Arda Turan

Turquía Estambul

30-01-1987

  • Partidos 178
  • Goles 22
  • Asistencias 23
  • Tarjetas Amarillas 43
  • Tarjetas Rojas 2

El Atleti se ha ganado el respeto de todos hasta el punto de que no solo son el Levante y el Málaga los que modifican su esquema y sus alineaciones cuando se enfrentan a él, también es el Barcelona. Martino advirtió en una conferencia de prensa que era probable que Messi y Neymar no jugasen como titulares. Cierto es que ninguno de ambos está en plenitud. Pero no fue solo por eso por lo que el entrenador barcelonista les dejó sentados; fue, también, porque el Atleti le inspira mucho respeto. Contra cualquier otro de los últimos Atlético de Madrid, Neymar y Messi hubieran podido jugar cualquiera que fuere su estado de forma. Hoy día, no. El Atleti exige al rival un esfuerzo extra que sólo pueden hacerlo aquellos futbolistas que están perfectamente preparados.

Y es que ahora el Atlético de Madrid compite. Ésa es la madre del cordero de estos dos años que lleva Simeone -Dios salve al rey– como entrenador. Resucitar a un muerto y ponerlo a competir contra cualquier equipo del mundo en dos años es el milagro de los panes y los peces en versión futbolera. El Atlético se ha puesto a la altura del mejor equipo del mundo durante 19 partidos, y ha firmado una primera vuelta histórica, casi imposible de igualar.

El fútbol español debe agradecer a Simeone -Dios salve al rey- y a sus futbolistas que hayan sacado del bucle dual, que amenazaba con ser eterno, a la Liga. Ya no hay únicamente dos partidos al año: ¡hay seis! Mucho mejor para todos, ¿no, señores periodistas?

La semana ha sido apasionante. Los días anterior al partido se vivieron como en épocas pasadas. El Atlético de Madrid iba a disputar un partido contra el líder de la Liga con la posibilidad de, derrotándolo, arrebatarle tal honor. La afición también ha cambiado la mentalidad. Ya no va al Calderón pensando en cuál es la mejor forma de perjudicar al Real Madrid, sino pensando en qué es lo mejor para el Atleti. Lógico. Pero no todo ha sido lógico en el Atlético durante los últimos años.

Elfos contra enanos. Elfos: bellos, estéticamente perfectos, sutiles, mágicos, parece que levitaran sobre el césped. Enanos: rudos, voluntariosos, ambiciosos, impulsivos, sus pisadas dejan marcas indelebles en el terreno. Después de 90 minutos de intensa batalla la conclusión es que los elfos hubieron de recogerse el pelo, arremangarse por encima del codo y cambiar su estrategia. Ni la participación de los reyes elfos decantó a su favor el signo de la batalla.

El Atlético de Madrid comenzó de forma fulgurante. Una jugada de Arda Turan por la derecha encendió aún más a un público entregado desde media hora antes del pitido inicial. Dejó claro que no se iba a dejar avasallar ni iba a dejar pasar una oportunidad, si se le presentaba, para ganar el partido.

Al poco, el Barcelona se hizo dueño de la pelota como acostumbra a hacerlo. Redujo considerablemente el ritmo del partido y atemperó el ánimo de los atléticos, a los que no les quedó más remedio que retrasar sus líneas hasta las proximidades del área de Courtois. Una situación que el Atleti domina extraordinariamente bien. El Barça también se encontraba cómodo con el cariz que había tomado el choque. Con matices, porque siempre mantuvo la tensión defensiva ante la posibilidad de los mortíferos contraataques colchoneros. Terminó la primera parte sin ocasiones destacables por ninguno de los dos bandos.

En la reanudación emergió Arda Turan, arrebató la pelota a los centrocampistas azulgranas y aglutinó el juego de su equipo. El atlético adelantó sus líneas y se jugó más tiempo en las proximidades de Valdés. El Atlético acosó con insistencia, fabricó algunas claras ocasiones de gol y, por un momento, dio la sensación de que los enanos terminarían por conquistar el reino elfo, capitaneados por uno de los suyos con hechuras de elfo. Al final no pudo ser porque Turan se encontró demasiado solo. Le faltó el acompañamiento de Koke, que dio muestras evidentes de que necesita un descanso.

También Diego Costa estuvo solo. El inmenso y generoso trabajo de Villa no fue suficiente para realizar las combinaciones necesarias entre ellos que pudieran inquietar aún más a la defensa barcelonista. Los cambios de Simeone -Dios salve al rey- evidenciaron que al Atleti le faltan alternativas, pues le faltó una sustitución por hacer, y la ambición de su entrenador. Con la entrada de Raúl García buscó más presencia en el área y aumentar las posibilidades de hacer gol, con Cristian Rodríguez, velocidad con la que quebrar las líneas contrarias.

El Barcelona buscó la victoria en los últimos compases del encuentro. Lionel Messi bastante desconectado del juego de su equipo, esperaba que le cayera la oportunidad y casi lo consigue en una eléctrica jugada finalizada con un chut que detuvo Courtois. Lo intentó, también Neymar, más desequilibrante que Alexis y que Pedro. Ninguno lo consiguió porque el Atlético de Madrid tiene una defensa perfectamente coordinada y consolidada.

Los dos equipos salieron indemnes. Los jugadores, contentos. Simeone -Dios salve al rey- y Martino, reforzados. El primero, porque logró durante la mayor parte del tiempo que el partido se jugara como el quería. Martino, porque al dejar a Messi y a Neymar en el banquillo ganó credibilidad y autoridad entre sus pupilos.

Yo continúo soñando. No me despierten.

Foto de Arda Turan: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (6)

  1. Excelente visión,D.Julio, de lo acontecido anoche.Ayer,todo atlético debe sentirse muy orgulloso de amar estos colores.A mi, personalmente,lo que más me satisface,es que ya no nos tratan con esa condescendencia jocosa con la que se mira a los”quijotes”.Ahora nos respetan y nos temen;gracias a dios mi atléti ha vuelto (creí que mis ojos no iban a volver a verlo).

    • Doña Lauri: el Atleti se ha ganado el respeto de su rivales. A partir del esfuerzo y el trabajo. Sin que nadie le regale nada. Por eso, además del respeto, se ha ganado la admiración de todos ellos.

      Muchas gracias.

  2. Buen símil. Qué agradable casualidad que cuando yo me estoy viendo la saga de “El señor de los anillos” se haga referencia a ella aquí.
    De todas formas creo que a pesar de que nos respetan y temen (cosa que hasta hace un par de años se había perdido), aún el grueso de la gente no da un duro por nuestro Atleti de cara a la liga (incluso yo lo veo muy muy muy difícil). Pero en mi opinión eso es casi que mejor. Partido a partido. Saludos!

    • Me alegro de que le haya gustado.

      Yo sí oigo cada vez más voces que le dan posibilidades al Atleti de ganar la Liga, aunque, como dice usted, es mejor que no nos den muchas.

      ¡Qué disfrute de El Señor de los Anillos! y si tiene oportunidad, lea los libros.

      Abrazos.

  3. Muy buen artículo Julio.

    Lo de Arda fue una maravilla para la vista. ¡Qué pedazo de futbolilsta!

    Lo malo es que parece que Villa sigue desaparecido en los metros finales, pese a que su esfuerzo fue encomiable. Y Koke, como dices, parece que necesita un poco de oxígeno.

    Empate justo y a seguir soñando con este Atleti de Simeone.

    Un saludo desde http://paseomelancolicos.com

    • Arda dio una lección de fútbol, lo malo fue que encontró escasa colaboración entre sus compañeros para el juego de ataque. Se le vio bastante solo. Llevaba unos partidos pasando bastante desapercibido, sin embargo, el sábado estuvo genial.

      Supongo que Simeone realizará algunos cambios en el equipo titular en el partido de la mañana.

      Muchas gracias por sus comentarios.