0

Elícegui, el Expreso de Irún

Atlético de Madrid campeón de Liga 1940

Son muchos los grandes delanteros que han hecho historia en nuestro club. Diego Costa está mostrando un coraje, una ambición y una capacidad resolutiva que le pueden llevar a hacer cosas grandes en este Atleti pero, antes de Costa, ha habido otros muchos. Sin ir muy lejos, Falcao, Agüero y Forlán pero si buscamos a los grandes delanteros del primer Atleti, del Atleti en blanco y negro, hay un nombre que no puede faltar en nuestra lista: Julio Antonio Elícegui.

Julio Antonio Elícegui nació en Castejón (Navarra) en 1910 y se inició en el mundo del fútbol en equipos modestos de Navarra y el País Vasco. Cuando contaba con 19 años, el Real Unión de Irún se fijó en él y lo contrató como refuerzo para realizar una gira por Francia, pero acabaron tan contentos con el rendimiento y la proyección del delantero navarro que decidieron darle una ficha con el primer equipo.

Elícegui jugó tres temporadas en el Real Unión, desde 1930 hasta 1933, y se ganó el puesto de delantero titular del club. Sin embargo, su equipo descendió a la Segunda División la temporada 1931/32. Pese a jugar en Segunda, la calidad de Elícegui no pasó desapercibida y es convocado con la selección nacional el 21 de abril de 1933 para jugar en Vigo ante Portugal. España gana 3-0 y Elícegui marca los dos últimos tantos.

Allí a Vigo fui, muerto de miedo y hablando de usted a los que habían de ser mis compañeros de equipo”.

El 21 de mayo de ese mismo año 1933, Elícegui juega su cuarto y último partido con la selección, en Madrid. España se impuso a Bulgaria por 13-1 con tres tantos del navarro. No volvería a pisar la selección, una inoportuna lesión le privó de acudir al Mundial de Italia y ahí acabó su historia como internacional. Apenas cuatro partidos y cinco goles.

Elícegui, “el Expreso de Irún”, destacaba por encima de todo por sus acrobáticos remates de cabeza, especialmente aquellos que realizaba lanzándose en plancha. Y, en poco tiempo, a pesar de ser un jugador amateur, llamó la atención del Madrid, del Barça y del Atleti.

Estaba decidido a aceptar la oferta de quien diese 20.000 pesetas de ficha y mil de sueldo. Sin embargo yo pedí 60.000 y dos mil para ver quien picaba y mi sorpresa fue grande al ver aparecer en mi casa de Irún al entonces Secretario Técnico del Atlético de Madrid, Paco Urzáiz, que me extendió un contrato de 50.000 de ficha y 1.500 pesetas mensuales. Al oír aquella cifra no sólo firmé sino que por poco no le agarro por el cuello para que no se me escape”.

Curiosamente, cinco minutos después de marchar Paco Urzáiz, se presentó un dirigente del Barcelona que traía una oferta aún mejor. Por cinco minutos Elícegui jugó en el Atleti y no en el Barcelona.

El Athletic de Madrid llevaba dos años intentando ascender de categoría sin éxito y las 50.000 pesetas que puso sobre la mesa por el navarro suponían el fichaje más caro de todos los realizados por los colchoneros hasta aquella fecha. Elícegui pasaba así al profesionalismo. Eso sí, valió la pena, ya que en la siguiente temporada el Athletic de Madrid volvió a la Primera División. Es una pena pero no hay ninguna estadística de los partidos que jugó ni de los goles que Elícegui marcó aquella primera temporada con el Athletic de Madrid en Segunda División.

Tal fue la trascendencia del delantero vasco-navarro que el segundo himno del Atlético de Madrid incluía una alusión explícita al “Expreso de Irún”.

Julio Antonio Elícegui

Julio Antonio Elícegui

Rojo y blanco, su bandera

e ilusión por combatir
eso quieren los muchachos
del Athletic de Madrid.
El Athletic es un club
popular y castizo.
Con la estrella Elícegui,
“El Expreso de Irún”

De nuevo en Primera, Elícegui hizo gala de su capacidad goleadora consiguiendo 20 dianas en sólo 22 partidos. Además, en la gira conjunta del Espanyol y Athletic de Madrid por Sudamérica estuvo a punto de fichar por el River Plate pero el fichaje se frustró finalmente. En aquella gira los argentinos apodaron a Elícegui “cabecita de oro” o “el suicida” por sus remates en plancha.

En la siguiente temporada, el Athletic pagó muy cara aquella gira de varios meses por Sudamérica y a pesar de los once goles de Elícegui, el equipo volvió a Segunda. Descenso que no se consumó a causa de la guerra. La Guerra Civil paralizó tres años el trascurso de la Liga pero en su reanudación, la temporada 1939-40, Elícegui volvió a estar presente en el recién creado Athletic-Aviación Club. Diez tantos en veinte partidos dejaron claro que “el Expreso de Irún” aún tenía el gol en sus venas y gracias a sus tantos el Aviación se hizo con el campeonato: la primera Liga colchonera.

Pese a todo, Julio Antonio Elícegui dejó el club al final de temporada, 25.000 pesetas fueron las causantes de su marcha al Deportivo de La Coruña. Allí jugó 4 temporadas y consiguió el ascenso del club gallego a Primera. Además, Elícegui ha pasado a la historia del club coruñés por marcar el primer gol del Depor en Primera división. El gol número 100 de la Selección Española también lo marcó él.

Los problemas de tobillo pasaron factura al bueno de Elícegui y tras un último intento fallido de jugar con el Gimnàstic de Tarragona colgó las botas a los 34 años. En el 2001, a los 90 años de edad, murió en la ciudad de La Coruña un grande del fútbol rojiblanco y un histórico del fútbol coruñés.

El “expreso de Irún” jugó en total 97 partidos en Primera División (60 con el Atleti) y marcó 62 goles (41 de ellos con la zamarra rojiblanca). Con el Atleti jugó también 12 partidos de Copa en los que consiguió otros tantos goles. Elícegui era un delantero valiente, noble y combativo. Un ariete muy eficaz y precursor del delantero rematador de físico imponente capaz de realizar remates imposibles y estar siempre en lugar adecuado. Desde estas páginas, nuestro recuerdo.

Julio Antonio Elícegui en infoatleti.es

Imágenes: La futbolteca, Periodistas Anónimos.

Madrileño y rojiblanco exiliado en Cataluña. Atlético fiel y siempre a contracorriente.

Los comentarios están cerrados.