1

Desde el sufrimiento y la estrategia

Arda celebra el gol en Oporto

Champions League
Fase de grupos J2

Oporto Oporto 1

Atlético Atlético 2

Oporto: Helton, Danilo, Otamendi, Mangala (Ghilas, 89'), Alex Sandro, Fernando, Lucho González (Juan Quintero, 69'), Defour, Varela, Josué (Licá, 60'), Jackson Martínez

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Tiago, Gabi, Raúl García (Óliver, 79'), Arda Turan, Léo Baptistão (Koke, 74'), Villa (Rodríguez, 45')

Goles Goles

1-0 Jackson Martínez (16')
1-1 Godín (58')
1-2 Arda Turan (86')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Gabi

Gabi

España Madrid

10-07-1983

  • Partidos 367
  • Goles 9
  • Asistencias 36
  • Tarjetas Amarillas 128
  • Tarjetas Rojas 8
Arda Turan

Arda Turan

Turquía Estambul

30-01-1987

  • Partidos 178
  • Goles 22
  • Asistencias 23
  • Tarjetas Amarillas 43
  • Tarjetas Rojas 2

Viajó el Atleti a Oporto con el zurrón lleno de merecidos elogios después del gran partido, exhibición me atrevería a escribir, en el Bernabéu. Ya se los había merecido antes, pero ganar a uno de los equipos más importantes del mundo en su casa da mucho caché, sobre todo para aquéllos ajenos al sentimiento atlético. El halago debilita, dicen los sabios y aunque los profesionales quieran aislarse supongo que será muy difícil abstraerse a todo el ambiente provocado durante estos días.

Fuera por esto o por otras causas, vimos al Atleti menos Atleti de toda la temporada. El Oporto aplicó desde el principio con efecto inmediato la misma medicina que el Atlético de Madrid había ido recetando a todos sus rivales: presión asfixiante, velocidad de balón y mucho despliegue físico. El Atleti, acostumbrado a mandar, no hacía sino pertrecharse en su área y sacudirse el dominio del equipo portugués como podía. Los defensas no encontraban a los centrocampistas, y estos mucho menos a los delanteros, alejadísimos de los segundos y muy imprecisos en los controles de las pocas pelotas que les llegaban.

Cada vez se aproximaban más los del Oporto al gol. Éste llegó a la salida de una falta muy bien lanzada y muy bien rematada por Jackson Martínez que ganó la posición a Godín. El Atleti se quedaba por detrás en el marcador por primera vez en la temporada. Siendo malo, esto no era lo peor porque no se adivinaba ningún indicio que pudiera dar esperanzas para una remontada.

Una de las mayores virtudes del Atlético es una perfecta sincronía de movimientos, de forma que todos los jugadores siempre están muy arropados por sus compañeros. No fue el caso de anoche. Los jugadores estaban muy distantes entre sí, imposibilitando que hubiera combinaciones entre ellos, principalmente, de medio campo hacia el ataque. Vimos muchas jugadas individuales porque no había posibilidades de combinación.

Después de media hora el Oporto aflojó, relajó su presión y retrasó posiciones lo que permitió a los rojiblancos estar más cómodos en el campo. Era el final de la primera parte.

El Atleti reanudó el choque con más ambición. Con todo y con ello no era capaz de generar ocasiones claras de gol. A falta de fútbol, estrategia. Primero Godín, en un lanzamiento de falta de Gabi, empató el encuentro de un soberbio cabezazo. Después, llegaría una maravilla salida de la imaginación estratégica de Simeone y Burgos. Arda, muy pillo es escondió detrás de la barrera. Gabi, de nuevo, como maestro de operaciones al lanzamiento. Arda corrió hacia el lado contrario de donde se concentraba la multitud, Gabi se la cedió, Turan controló el esférico y disparó un trallazo con la diestra por encima de Helton.

El Atlético de Madrid remontó en Liga de Campeones, fuera de casa, en un choque en el que sufrió mucho porque se encontró un oponente muy duro. Hoy ganó desde la estrategia, el sábado lo hizo desde el dominio del partido. Dos formas diferentes de conseguir un mismo objetivo: ganar.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (1)

  1. Muy buenas y felices mañanas rojiblancas, Don Julio:

    De acuerdo en su análisis de la primera hora incial, pero no tan de acuerdo en lo de que no creamos apenas ocasiones de gol. Así, a vuela pluma:

    – Una que Arda lanza fuera en la primera parte desde el borde del área tras un balón que dejó pasar Villa.
    – El larguero tras remate de córner de Raúl García.
    – Un disparo en la segunda parte de Luis Filipe que sale lamiendo el palo. Por un pelo.
    – La maravilla de jugada y pase de Arda que dejan solipandi a Raúl García delante del portero. Ocasión clamorosa. Raúl se lesiona.
    – Un córner lanzado por Koke que Miranda está a punto de clavar.

    Para jugar fuera de casa, haciendo rotaciones, en Oporto, que llevaba 75 partidos sin palmar y tal, no le veo tan mal bagaje, ¿No, Don Julio?

    Añádale los dos goles conseguidos, por supuesto :-)

    Un fuerte abrazo.