7

Con once y poco más

Alderweireld en el partido contra el Español

Alrededor de 25 millones de euros se ha gastado, supuestamente, el Atlético de Madrid en fichajes esta temporada. Y digo supuestamente porque cuesta creer que un club que tiene un presupuesto de poco más de cien millones y que ha tenido que amortizar casi veinte a Hacienda y que está en el umbral de la quiebra pueda permitirse el lujo de fichar jugadores por esa cantidad de dinero con el visto bueno de la Liga.

Bien, sea como fuere, las incorporaciones rojiblancas de esta temporada han sido: Baptistao (5-6 millones de euros) Villa (2) Guilavogui (10), Giménez (1) y Alderweireld (7). En principio, con la llegada de todos ellos el Atleti debía ampliar y mejorar su fondo de armario, bastante justo de nombres y de calidad. Sin embargo, no parece que ninguno de los citados esté ocupando un lugar de relevancia en la plantilla de esta temporada.

David Villa fue nuestro fichaje estrella. Ganador de dos Ligas, 3 Copas y 3 Supercopas de España. Campeón de la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y de dos Eurocopas y una Copa del Mundo. Máximo goleador de la historia de la selección Española y Bota de Plata del último Mundial. Su palmarés es espectacular, pero Villa ha llegado al Atleti con casi 32 años y una fractura de tibia que ha mermado seriamente sus facultades futbolísticas. De entrada, el guaje venía a sustituir a Falcao pero poco a poco ha quedado relegado al puesto de secundario de Diego Costa. Villa apenas ha marcado dos goles en los doce partidos en los que ha intervenido y, en breve, podría perder la titularidad en pro de Raúl García.

Leo Baptistao llegó al Atleti procedente del Rayo con 28 partidos en Primera División como única experiencia profesional y siete goles como única tarjeta de visita. Eso sí, con una juventud (21 años) y un talento prometedor pero con dos roturas de clavícula a sus espaldas. Sin embargo, Leo, que parecía dispuesto a heredar el lugar Adrián como tercer punta del Atleti, se ha ido desinflando y tras una buena pretemporada y un inicio de Liga prometedor el brasileño parece condenado a jugar pocos minutos y siempre por detrás de Adrián.

Guilavogui es un extraño caso de difícil comprensión. Su llegada al Atleti se debía a una supuesta exigencia de Simeone para tener un pivote defensivo muy físico y que ocupara mucho campo. Josuha llegó al Atleti procedente del Saint Étienne, titular e internacional con Francia. Buen cartel. Sin embargo, el franco-guineano ha disputado unos minutos de urgencia contra el Celta y aquí se agota su participación con el primer equipo. Es más, el Cholo parece tener claro que Tiago y Mario Suárez se sobran y se bastan en esa posición y no parece que Guilavogui sea más que un refuerzo puntual.

Alderweireld aterrizó accidentalmente en el Club tras la huida de Demichelis. En principio, por siete millones y gracias a la mediación del City. Titular en el Ajax y asiduo de la selección belga, venía precedido por una fama de jugador polivalente y hombre de recursos. Sin embargo, en sus apariciones como rojiblanco, se le han visto buenas condiciones físicas, rudeza y compromiso pero muy pocos recursos técnicos, una incapacidad absoluta para sacar el balón jugado y un peinado grotesco. De momento lleva dos partidos consecutivos como titular pero no parece capacitado para discutirle el puesto ni a Godín ni a Miranda.

José María Giménez sí que parece otra cosa. Tan sólo tiene 18 años y sin embargo no se arrugó en su inesperado debut liguero ni tampoco desentonó. Se le ven tantas maneras como poca experiencia pero, al tanto. Giménez ya ha debutado con la selección absoluta uruguaya. Sin embargo, preocupa que la falta de partidos pueda frenar su proyección y algunas voces ya apuntan a que podría salir cedido en el mercado de invierno.

A tenor de lo explicado, no queda claro si valía la pena una inversión tan elevada en Baptistao, Guilavogui o Alderweireld. Tres jugadores que vienen a nutrir la plantilla en posiciones donde ya había bastante competencia (mientras que la banda derecha sigue huérfana) y donde el Atleti prescindió este verano de tres jugadores de la casa: Borja Bastón, Saúl Ñiguez y Pulido. Realmente: ¿eran necesarios estos fichajes? ¿había opciones mejores? ¿a quién habrían fichado ustedes?

Madrileño y rojiblanco exiliado en Cataluña. Atlético fiel y siempre a contracorriente.

Comentarios (7)

  1. Yo creo que el dinero se podria haber invertido en Diego, un jugador de calidad del gusta del Cholo y de muchos atléticos, al Atleti hay veces que se le echa de menos un jugador de calidad, un jugador que tenga algo que no tengan los demás y ese era Diego.

    • A mi el tema Diego siempre me ha producido muchas dudas porque no tengo claro el nivel de compromiso del brasileño ni tampoco sus pretensiones deportivas y económicas pero, sin duda, tienes razón. Hace falta algo de calidad en este Atleti, un jugador de entidad y de prestigio (tipo Cazorla) que diera mas calidad y mas opciones en las obligadas rotaciones. Gracias por tu aportación.

  2. Yo creo que los refuerzos son perfectos porque son justamente eso, refuerzos. Otros años no hemos tenido nada parecido.
    Me explico:

    – Alderweiled juega al fútbol y es solvente. Pocos jugadores de la plantilla tendrán menos experiencia que el. Ex-capitán del Ajax y titular con la mejor selección Belga que se recuerda. Vino por Demichelis, en lo que fue una de las mejores operaciones que se recuerdan. Cubre perfectamente las posiciones de Godín y Miranda en caso de que sea necesario (que lo será, que esto es muy largo). La alternativa única la temporada pasada era Pulido, un cero a la izquierda.

    – A Villa se le resume siempre con que viene con 32 años. Cierto. Yo prefiero resumirlo con a que ha costado 2 millones de euros. No volverá a ser lo que fue pero puede dar cosas en este Atlético. Y lo más importante, cuáles eran las alternativas (reales) viendo como ha transcurrido el verano? creo que ha sido una opción de lo más acertada.

    – Guilavogui. El tema es que Mario y sobre todo Tiago (qué está a un nivel espectacular) le cierran cualquier oportunidad. De las arcas del Atleti habrán salido muy pocos millones, ya que todos sabemos que hay un fondo de inversión de por medio (otra vez). Dejemos que se adapte a esta liga, que juegue la copa, que se desfogue y al final de temporada volvemos a hacer la pregunta. Tiene planta de sobra y en la selección de Francia no juega cualquiera.

    – Gimenez tiene unos mimbres tremendos. 18 años y tiene pinta que éste chico es el heredero natural de Godín. Coincido en que tal vez lo correcto, sería cederlo en navidad a un equipo en el que lo jugase todo, Rayo por ejemplo.

    – Baptistao es otro jugador de futuro, y es el futbolista que tiene que fichar el Atleti si quiere comprar barato y revalorizar a sus jugadores. Cuando le das minutos los aprovecha. Una alternativa que tiene ganas y ambición.

    Aprovecho para comentar el tema de Diego Ribas. Soy fan, pero muy muy fan. Pero creo que ya no es el momento de plantear su vuelta. Si hubiera querido estaría peleando por títulos y con posibilidades de Mundial. Ahora entre la ficha, y que supondría cerrar la progresión a otros jugadores de la plantilla no lo creo conveniente. Ojo, gratis y con rebaja de sueldo (raro sería) me vale de todas todas.

    El tema de los cedidos pinta bien. A Saúl no le vamos a descubrir, a Bastón a ver si le respeta la rodilla y a Pulido, espero que haya salido traspasado y no cedido deseo baje a 2ªB con el Castilla, algo que se podrá certificar a este paso en Enero.

    Saludos Atléticos.

  3. Creo que, aunque haya sido más fruto de un conjunto de casualidades, los refuerzos del Atleti son los mejores desde hace décadas. Algo sencillo por otra parte. Más allá de lo bajo que estaba el listón, considero que los refuerzos han apuntalado posiciones del equipo que lo necesitaban.

    Donde el año pasado teníamos a un treintañero con pinta y artes de matón de barrio y a un canterano que no terminaba de explotar, este año tenemos como suplentes de Godín y Miranda, a dos tipos jóvenes con presencia en las selecciones absolutas, es decir, de 4 centrales tenemos 3 internacionales habituales, y otro con capacidad para serlo, pero Scolari y sus rarezas se lo impiden. Se ha mejorado.

    En el centro del campo se ha cedido a Saúl a un equipo donde juega asiduamente y se ha fichado a un futbolista, joven, internacional con Francia y que según dicen es un pulmón. Algo que no había en el banquillo. Porque Mario y Tiago serán muchas cosas, pero pulmones solo teniamos uno, Gabi. Se ha conseguido algo que no había y se ha cedido a un canterano para que se foguee. Bien hecho. (se hace raro decir esto de la gestión gilista)

    En la delantera se ha fichado a una promesa y a un recuerdo. Baptistao jugó bien la temporada pasada y empezó bien esta con el Atleti, su rol es totalmente secundario, en principio el cuarto delantero, si, pero es joven y aún debe mejorar mucho, muchísimo. Para mi su fichaje es un acierto.
    En cambio, el fichaje de Villa, curiosamente el más celebrado por la afición, es el que más dudas me generó y me genera. El fichaje de Villa era un fuego de artificio de la directiva con el que tapar en la medida de lo posible la venta de Falcao. Si encima salía bien en lo deportivo, miel sobre hojuelas, y si no, como parece, pues al menos “ha salido barato”, como ya apuntan desde algunos foros colchoneros.

    Los refuerzos son buenos, si, pero no cubren todas las carencias del equipo que necesitaba y necesita, un cerebro que complemente a Koke y Arda y un goleador. Por mucho que Costa esté en plan estelar no se puede optar a todo con sólo un jugador que marque más de 15 goles. ¿Villa? ¿Adrián? ¿Baptistao? El mediocampo. Si acaso RG8, pero sería un aunténtico temporadón el suyo. Y

  4. Yo, ficcionalmente, habría fichado a Tevez que es tío que me encanta y que no era caro. Lo que no está claro es si él hubiera querido venir. Un jugador de banda derecha también hubiera venido bien.

    • Estoy contigo en lo de Tévez, pero como bien dices, no hubiera querido venir.
      Me pongo a pensar en ese jugador de banda derecha que tan bien nos vendría, y dentro de lo que puede llegar al Atleti y que sea posible, y no encuentro ninguno.