5

Una máquina de ganar

Diego Costa contra el Almería

Liga
Jornada 4

Atlético Atlético 4

Almería Almería 2

Atlético: Courtois, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis, Gabi, Tiago, Koke (Óliver, 70'), Raúl García (Adrián, 72'), Diego Costa, Villa (Arda Turan, 67')

Almería: Esteban, Rafita, Pellerano (Marcelo Silva, 45'), Trujillo, C. Fernández, Verza, Tébar (Corona, 68'), Aleix Vidal, Soriano (Hélder Barbosa, 71'), Suso, Rodri

Goles Goles

1-0 Villa (15')
2-0 Diego Costa (pen., 37')
2-1 Rodri (40')
3-1 Tiago (64')
4-1 Koke (67')
4-2 Aleix Vidal (90')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Diego Costa

Diego Costa

España Lagarto

07-10-1988

  • Partidos 135
  • Goles 64
  • Asistencias 15
  • Tarjetas Amarillas 35
  • Tarjetas Rojas 2
Tiago

Tiago

Portugal Viana do Castelo

02-05-1981

  • Partidos 228
  • Goles 19
  • Asistencias 11
  • Tarjetas Amarillas 62
  • Tarjetas Rojas 2

Comienza septiembre y la Liga se detiene. Es comprensible que tenga que haber unos partidos de las selecciones nacionales para la clasificación para los torneos nacionales, pero ¿necesariamente tiene que ser a principio de temporada? En octubre de nuevo la Liga se ausentará otro fin de semana. ¿No podrían agruparse estos partidos en dos o tres semanas en vez de volvernos locos con calendarios pensados por señores cuya única conexión con el fútbol es la que le proporciona el rodar del balón en su cuenta corriente?

La FIFA sobreexplota a los artistas. Viajes y más viajes. Partidos y más partidos. Y cuando no es la FIFA o la UEFA, las federaciones correspondientes se inventan unos partidos amistosos jugados en países neutrales que no tienen ningún interés para nadie. Es ya una tradición que molesta a los aficionados porque lo que queremos es ver a nuestros equipos en vez de ver a España jugar contra selecciones de segunda o tercera categoría.

Los aficionados atléticos estamos deseando ver al Atleti de Simeone y de sus futbolistas. Volver a disfrutar cada domingo de la esencia rojiblanca: pasión, orgullo y emoción. Olvidarnos, por un par de horas, de las visitas a estadios fantasmas programadas por los rectores del club para mayor gloria propia y vergüenza de los demás. La realidad de lo que ocurre en el césped contra la virtualidad de un proyecto que se sustenta solo en el papel desde hace ocho años.

El Atlético de Madrid se fabricó un partido de diseño: victoria holgada, descanso para algunos futbolistas que estuvieron con sus equipos nacionales y debú del jovencísimo Giménez en el eje de la defensa.

Sólo tardó un cuarto de hora en adquirir ventaja en el marcador. David Villa anotó por segundo partido consecutivo con una volea con la pierna izquierda después de un rechace de la defensa almeriense. El Atleti pone siempre el partido donde quiere, un gol más o menos tempranero sirve para ejercer un dominio absoluto durante el resto del mismo. Puede que el Guaje marque menos goles que Falcao, sin embargo, el equipo se beneficiará de algunos intangibles que no aparecen en las estadísiticas, pero que son fundamentales para el desarrollo de los partidos y las victorias del equipo. Falcao era un aquí te pillo aquí te mato, mientras Villa es más de cortejar a la chica, de dar ciertas oportunidades a la confusión reforzando las ilusiones de otros que también se la quieren ligar, sembrando la duda en ella …, pero al final la cosa termina donde tiene que terminar.

Apoyado en David Villa y liderado por Diego Costa buscó el segundo con paciencia y persistencia. Lo logró cuando una milimétrica pared entre Villa, he ahí el intangible, y Filipe Luis, provocó el penalti al brasileño. Costa lo ejecutó con maestría y confianza, logrando así su cuarto gol en cuatro jornadas.

Diego Costa somete el partido. Lo pausa o lo acelera a su antojo. Cuando ve la oportunidad le hinca el diente, lo hace suyo y, por tanto, del equipo. Un futbolista impagable, uno de los mejores delanteros del mundo, para decirlo claramente.

El Almería puso un punto de inquietud cuando anotó su primer gol. El primer remate de Rodri lo taponó con agilidad Giménez. El rebote del balón favoreció al propio Rodri que soltó un rapidísmo y potente disparo a las redes, aún cuando Gabi y Juanfran acudieron con agilidad en socorro de Courtois.

Después del descanso ningún equipo lo tenía claro. El Atleti atacaba sin un plan y el Almería no se atrevía a dar un paso adelante en el partido. Hasta que apareció la pizarra. Esa estrategia despreciada por muchos entrenadores, no por Simeone que bebió y vivió el doblete cimentado, en buena parte, en ese tipo de jugadas que tantos puntos nos dieron en la gloriosa 95/96. Así quiere que sea y así es. Otras veces ha sido Koke, hoy fueron Gabi y Tiago los que ejecutaron a la perfección una estrategia diseñada en el laboratorio.

El cuarto gol, de Raúl García, llegó enseguida y con ello el fin del partido, media hora antes de que se cumpliera el tiempo reglamentado. Simeone pudo hacer descansar a algunos futbolistas que lo necesitaban y dio minutos a otros que necesitan tiempo y confianza. Un final de partido convertido en una fiesta esperando a que el miércoles llegue de nuevo al Calderón la Copa de Europa.

Foto de Diego Costa: Club Atlético de Madrid.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (4)
Trackbacks (1)

Comentarios (4)

  1. Lo mejor, sin duda, la victoria. El Atleti no me gustó especialmente pero tiene mucho gol. El Almeria pudo complicarnos el partido al inicio y tras el 2-1 luego se rajó, aún así, este Atleti tiene raza y pinceladas de talento. Yo creo que hoy faltó la presión de otros días. Gimenez cumplió.

    • Cierto, no fue el mejor partido del Atleti. Sin embargo, la eficacia y el control del partido sirvió para sumar otra victoria.

      Abrazos.

  2. Giménez bien, Tiago estupendo, Juanfran ha vuelto y como no, Diego Costa ESPECTACULAR. Una pena que esté sancionado los dos primeros envites de Champions, pero al ritmo que va este equipo, no lo vamos a echar de menos.
    El estamento arbitral se va a encargar de darle e título al Barcelona con record de puntos otra vez. Así no se puede competir. Monchi no es un tío que me caiga simpático, pero hoy en twitter llevaba razón. Asco no, lo siguiente…

    • Yo creo que sí se va a echar de menos a Diego Costa en los dos primeros partidos de la Copa de Europa. Como escribo en el artículo es el que marca el ritmo del equipo. Los futbolistas se han acostumbrado a él y será difícil sustituirlo.

      No sé si se puede decir tan rotundamente, pero desde luego que el arbitraje de Muñiz favoreció, en todas las jugadas trascendentes al mismo equipo. Y eso no puede ser siempre casualidad.

      Saludos.