0

Mañana no existe

Arda Turan gol al Rayo

Liga
Jornada 2

Atlético Atlético 5

Rayo Rayo 0

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Raúl García, Gabi (Koke, 59'), Tiago, Arda Turan (Léo Baptistão, 68'), Diego Costa (Adrián, 65'), Villa

Rayo: Cobeño, Tito, Gálvez (Arbilla, 33'), Galeano, Nacho, Trashorras, Saúl Ñíguez, Perea (Chistrian Cueva, 62'), Bueno (Baena, 48'), Lass, Larrivey

Goles Goles

1-0 Raúl García (16')
2-0 Diego Costa (19')
3-0 Arda Turan (34')
4-0 Tiago (52')
5-0 Raúl García (89')

Ver ficha del partido

El mejor del partido El mejor del partido

Raúl García

Raúl García

España Pamplona

11-07-1986

  • Partidos 329
  • Goles 45
  • Asistencias 17
  • Tarjetas Amarillas 92
  • Tarjetas Rojas 3
Tiago

Tiago

Portugal Viana do Castelo

02-05-1981

  • Partidos 228
  • Goles 19
  • Asistencias 11
  • Tarjetas Amarillas 62
  • Tarjetas Rojas 2

Llegó a Madrid con dos mensajes claros: “El esfuerzo no se negocia” e “Iremos partido a partido”. Dos mensajes que no suponían ninguna novedad destacable con respecto a los mensajes de otros entrenadores. La diferencia es que en el caso de Diego Pablo Simeone lo que se dice se hace. Estos son los dos mandamientos que rigen el funcionamiento del Atlético de Madrid. Dos mandamientos que se cumplen a rajatabla. Son los pilares de cada una de las actuaciones del equipo, la base ideológica del equipo ganador en el que Simeone ha convertido al Atleti. No hubo ninguna diferencia en cuanto a la entrega que los jugadores hicieron el miércoles y la intensidad con la que jugaron frente al Rayo Vallecano.

El equipo juega como si no hubiera mañana. Sólo hay certeza del presente. No se puede cambiar el pasado ¡El futuro depende de tantas circunstancias que no se pueden controlar! Únicamente existe hoy.

Simeone no pasará a la historia como un filósofo del fútbol. Sí como un líder que comunica, con un discurso propio, sin un toque de originalidad que le dé muchas primeras páginas ni motivos para hacer tesis doctorales de su pensamiento. Tampoco creo que le llamen para dar conferencias en América y en Europa. ¡Que nos den muchos líderes así, sin tesis, sin portadas, pero al que los jugadores sigan a pies juntillas y lograremos un equipo de fútbol!

Cierto es que hubo cambios en la alineación: Tiago y Raúl García por Koke y Mario Suárez. Simeone ya advirtió que esta temporada los jugadores pueden estar un partido en la grada y al siguiente ser titulares: “Se lo he dicho a ellos para que lo sepan“. Hay quien ha encontrado en algunas decisiones de este estilo una vía para criticarlo. Dos cambios en la alineación no es una traición a sus principios, quiere decir que Simeone tiene un equipo titular y, además, unos cuantos jugadores que van a tener mucho protagonismo durante la larga temporada. Quiere tener a todos preparados para asumir las responsabilidades que les correspondan en cada momento y repartir esfuerzos para llegar lo mejor preparados posibles al mes de mayo.

Los cambios le salieron magníficamente. Tiago y Raúl García fueron de los más destacados de los colchoneros tanto por juego como por los goles que marcaron. Tiago, cuando está bien físicamente, aporta más que Suárez: manejo de la pelota, sentido táctico con el que logra muchos robos de balón y goles. Las frecuentes lesiones dificultan que el portugués coja y mantenga la forma física necesaria para ser titular muchos más encuentros. Raúl no es muy del agrado de muchos aficionados. Suele obviarse que nunca, casi nunca, juega en su posición más natural. Siempre lo hace en la banda, donde el desarrollo de su juego resulta más dificultoso. Lo que nunca pierde es su sentido innato para golear.

El Atlético de Madrid se amoldó perfectamente al partido del pasado miércoles: tocaba defender y contragolpear. El de ayer era un partido completamente distinto. Era el momento de asumir más tiempo el manejo de la pelota sin olvidar la presión, mucho más arriba, y los contraataques, menos frecuentes, más letales.

Los minutos iniciales fueron bastante parejos. El Rayo intentó, principalmente a través de Lass, buscar situaciones de ventaja en la banda izquierda. El Atlético no encontraba los caminos para llegar a la portería de Cobeño. La estrategia, otra vez, vino a romper el empate inicial. Con este primer gol el Rayo dejó de existir sobre el campo.

Diego Costa gol al Rayo

Diego Costa. Gol al Rayo Vallecano

Analizar la alineación del Rayo Vallecano proporciona un dato definitivo de por dónde van los derroteros del fútbol español. Paco Jémez sólo pudo repetir dos jugadores con respecto a los once titulares del pasado mes de septiembre en el Calderón. El Rayo, como otros tantos equipos, tienen que reinventarse cada año, bien con jugadores cedidos, bien con jugadores recién llegados, bien con jugadores con promesa de un próspero futuro, pero con muchos kilómetros de césped aún por recorrer. El magnífico trabajo realizado el año pasado sirve para muy poco a principio de la temporada.

En esta situación, enfrentarse a un equipo consolidado tiene una dificultad enorme. El Atlético ha mantenido básicamente el mismo grupo de jugadores que el año pasado. La ventaja con que cuenta con respecto al Rayo y a otros conjuntos es enorme. Si además Arda Turan se pone el mono de trabajo en algunas jugadas y el traje de artista en otras y Diego Costa juega como si no hubieran pasado dos meses de vacaciones, el equipo contrario no tiene nada o muy poco que hacer. Esta ventaja debe aprovecharla durante este primer período de la temporada, coger ritmo, confianza, juego y puntos. Por el momento lo está consiguiendo con mucha solvencia y sin esfuerzo aparente. No se puede pedir más.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Los comentarios están cerrados.