4

La casa de Simeone

simeone

Simeone se toma en serio su trabajo. Entre sus quehaceres semanales se encuentra dar conferencias de prensa. En la mayoría de ellas se salen del guión definido por la mayoría de las rutinarias comparecencias de sus colegas y suele dejar mensajes con los que la afición se siente muy identificada. No es una cuestión de ser tribunero, es cuestión de dar voz a la grada.

Sabe que la única forma de que este proyecto no sea flor de una temporada o de dos es dar continuidad a la plantilla y seguir mejorándola. En estos momentos hay una buena base de jugadores y un par de estrellas sobre la que edificar un proyecto ganador. La dirección del club debe acabar con el torbellino de idas y venidas de jugadores ocurridas desde hace veinticinco años si quieren seguir teniendo a Simeone en nómina.

Cuando se ganó el título de la Europa League y el de la Supercopa escuché en varios programas de radio alabar la gestión de Gil en cuanto a que ha sido capaz de construir en dos años dos equipos campeones completamente distintos. Todos sabemos que esto es auténtica casualidad y que un equipo de la historia del Atleti no puede ser una estación de paso de los jugadores.

Hubo una lejana época en que los jugadores que llegaban al Atlético de Madrid lo hacían con orgullo y con la intención de acabar su carrera allí. El club era una familia formada por la afición, sus directivos y los jugadores. Estos eran los designados a llenar las vitrinas de trofeos y a engrandecer el nombre y la historia del club.

El otro día Simeone hizo referencia a que el Atlético no puede ser un club que sirva de trampolín hacia otros equipos para los grandes jugadores que desembarcan en el club. Quiere que, como para él, el Atlético sea su casa. Para ello debe contar con la colaboración de los que toman las decisiones. Malos compañeros de viaje tiene.

Simeone es un ganador, lo ha dicho en varias ocasiones. Su renovación es vital para el futuro del Atleti. Nadie hay más importante que él ahora mismo en el club. Hoy por hoy no me imagino un Atleti sin el Cholo. Si se queda es porque estará convencido de que los jugadores que le den tengan capacidad para que el Atlético pueda seguir ganando. No creo que vaya a aceptar otra cosa que no sea un plantilla con la calidad suficiente para competir por títulos. Si Gil no se la garantiza, quizás la renovación no será tan sencilla como todos pensamos.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.
Comentarios (3)
Trackbacks (1)

Comentarios (3)

  1. Es un lujo leerte todas las entradas, enhorabuena!

  2. Me temo que cuando los innombrables se deshagan del Tigre y de Arda este verano, se nos deshaga este equipazo como un castillo de naipes. Ojalá esté equivocado.

  3. Como ya hemos comentado en otras entradas, se cometió un error trascendental al no hacer de Luis un entregador “vitalicio” a lo Ferguson.

    Habiendo demostrado el Cholo (junto al Mono y Ortega, no nos olvidemos de su equipo) que no es en absoluto un entrenador de “efecto burbuja”, creo que deberíamos aprovechar esta oportunidad…