7

Las trampas de la prensa

trampas atletico

La mayoría de la prensa ha ido sembrando de trampas la temporada del Atlético de Madrid. Apagados los ecos de la incontestable victoria en la Supercopa, el Atleti comenzó la temporada empatando contra el Levante en Valencia. Después contó sus partidos con victorias y jornada a jornada fue situándose en los puestos de honor de la clasificación. Para la prensa deportiva, la que chilla en vez dialogar, la que dicta sentencia en función de sus colores y no hace un análisis riguroso, no era suficiente porque según su criterio, el Atlético aún no había tenido un rival digno en la Liga.

La victoria frente al Málaga en casa tampoco sirvió para que empezaran a considerar la mejoría evidente que había experimentado el equipo respecto a pasadas campañas. La derrota en Valencia supuso un alivio para la prensa revanchista que esperaba un resultado desfavorable del Atlético. Cierto es que a partir de entonces el equipo se resintió un poco ofreciendo unas prestaciones por debajo de lo que había sido habitual en la temporada.

La holgada y contundente victoria contra el Sevilla ha servido para que el equipo vuelva a confiar en sus posibilidades. Basó su juego en la presión y recuperación inmediata de la pelota, en la contundencia de cara a portería y en la seguridad defensiva, unas características que definen el estilo del Atlético.

La última trampa que le han tendido es el partido contra el Madrid. El único triunfo que la prensa del régimen reconocería sería la del partido del sábado. Ya no quedan victorias en España, y diría que tampoco en Europa que merezcan la pena para la gran mayoría del periodismo patrio. Sólo dos, las que se puedan conseguir contra blancos y blaugranas.

Es evidente que el Atlético necesita una victoria frente al Real Madrid para afirmar, sin ningún tipo de ambages, que está definitivamente curado de las heridas de los últimos años. Todos, aficionados, jugadores y entrenador, deseamos esa victoria, que desde hace tanto tiempo no se produce. Por muchas razones: porque es el eterno rival, porque seguiríamos muy cerca del  Barcelona y porque dejaríamos al Madrid en una situación muy comprometida. Pero, ¿y si no se lograra la victoria? ¿Simeone perdería el crédito ganado durante este año de trabajo? ¿Los jugadores ya no merecerían que siguiéramos confiando en ellos?

El Atlético de Madrid está batiendo registros históricos. La de esta año es la mejor puntuación de un segundo clasificado en todos los campeonatos de liga que se han jugado hasta ahora. El Barcelona que levanta la admiración de todos, el que tiene a varios de los mejores jugadores del mundo sólo ha podido sacar tres puntos al Atlético en trece jornadas de Liga. Un detalle que se suele olvidar en las tertulias que protagonizan sesudos periodistas.

Lo conseguido hasta ahora no debe servir de parapeto para disculpar una derrota. Nos dolería tanto como en otras ocasiones. Pero tampoco seríamos justos si echáramos por tierra en noventa minutos el gran trabajo que han hecho todos los profesionales durante estas jornadas de competición. Si así lo hiciéramos caeríamos en la trampa y eso es, precisamente, lo que más desean.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (7)

  1. Jamas hay que pensar en la derrota.

    Pero si se produce, hay infinidad de formas de perder.

    El actual equipo va a salir al Santiago Bernabeu a dejarse todo en el campo, por lo que no habría criticas ni se merecerían.

    Otra cosa es una derrota injusta como las que se suelen dar en el feudo blanco, entonces si que habrían de surgir ríos de tinta para denunciar la gran mentira en el mundo editorial y quitar la careta a algunos que solo se les oye para quejarse de calendarios, arbitros, etc.

    Un abrazo, estoy seguro que el sábado haremos un magnifico papel.

    • No se piensa en la derrota, la pregunta que planteo es si, en caso de derrota, Simeone y la plantilla perderán el crédito que han conseguido a finales de la temporada pasada y a principios de ésta.

      • El Cholo y la plantilla en mi opinión tiene crédito de sobra por lo que ha conseguido hasta ahora.

        Un abrazo.

  2. Soy del atleti, desde muy pequenito, creo que naci atletico, no me hice con el tiempo. En el actual tiempo que vivimos, en esta liga bipolar, controlada por el dinero y las televisiones y los intereses, la mano que todo lo dirige no permitira que La Central Lechera ( El trampas), pierda el partido el sabado y se quede seguramente a 14 puntos del Barcelona, y se de por concluida la liga, por desgracia en este pais lo que vende en el futbol son Madrid Y Barcelona, y una liga desde aqui hasta el final solo con At Madrid peleandosela al Barca, no interesa, porque los intereses economicos del Madrid y todo lo que arrastra de dinero hacen mucho, imaginaros lo que supondria para las plataformas de Tv, que los aficionados del Madrid dejaran de tener interes por la Liga, seria catastrofico para ellos, imaginaros las tertulias tanto de “Punto Pelota” como de ¨Futboleros”, sin poder hablar (yo diria berrear), del Madrid y del Barca….., Esto no lo van a permitir, porque manda don dinero y lo que interesa es seguir hablando del Madrid, le pese a quien le pese, esto es asi,….., por lo cual Atleticos, aunque este año llegamos como nunca al Derbi, ojo con la mano negra….. “No mande mis naves a luchar contra los elementos”, FELIPE II

    • Has dado en el clavo.
      Barrunto contubernio arbitral.
      Por lo menos que el Atletico juegue como sabe y después veremos.

      Saludos.

    • No pienso, a priori, en si el árbitro va a perjudicar al Atleti o no. Habrá que ver cuál es su actuación para juzgarla.

  3. Estaríamos muy equivocados, en mi opinión, si vamos creyendo a priori que nos van a ganar gracias al árbitro. Sería volver al derrotismo que es precisamente lo que los medios quieren como bien ha dicho Julio. El equipo está capacitado de sobra física y mentalmente para ganar en el Bernabéu aunque nos anulen un gol o no nos piten un penalti. Si algo me gusta desde que ha llegado el Cholo es que ha eliminado de alguna manera el gen quejica que llevábamos arrastrando desde el ascenso. Hay que ir con la cabeza bien alta antes y después del partido pase lo que pase, lo que estamos viendo hasta ahora, no lo habíamos visto nunca, eso debemos tenerlo muy presente.