2

Con Luis jugábamos mejor #1

xavi_españa

Como en los viejos tiempos el debate en torno a la selección se ha desatado. Al debate artificial sobre el delantero centro titular, de los días precedentes al debú de España en la Eurocopa, ha sucedido otro más real sobre cómo jugó España contra Italia y si la alineación y la estrategia definida por Del Bosque, para el encuentro contra Italia, fue la más adecuada o no.

Si nos fijamos en el resultado puro y duro, se podría asegurar que un empate ante Italia no es más que otro de los mejores resultados obtenidos contra los transalpinos desde hace 92 años. Así que por ese lado poco se le puede achacar a la selección. Si nos detenemos un poco más en los detalles de lo ocurrido durante el partido caben hacer algunas apreciaciones.

Veamos. La primera es que España fue fiel a su estilo, pero con matices. Sí, porque fue fiel al estilo establecido por Del Bosque, que para mi gusto queda condicionado por la alineación innegociable del doble mediocentro. La alineación de Busquets y Alonso condiciona el juego de la selección. Mucho más que jugar con ariete o no. Principalmente por dos razones. Una: porque ralentiza la salida del balón desde el centro del campo. Dos: porque obliga a que Xavi juegue escorado hacia el lado derecho, lo que complica la circulación del balón en la zona de creación del juego.

Por todos es sabido que Luis le dio el mando del equipo a Xavi. El barcelonista ha reconocido varias veces que para él hubo un antes y un después de la Eurocopa de 2008. España jugó al ritmo que impuso el centrocampista. Ahora, obligado por la decisión del Del Bosque tiene que jugar hacia el lado derecho, lo que diluye su influencia en el juego. Marcos Senna fue su guardaespaldas de lujo que, como quedó demostrado, fue suficiente para que ganáramos el torneo europeo.

Otra conclusión que se extrae del repaso de las alineaciones de la Eurocopa anterior fue que cada futbolista jugó en su posición habitual. No hubo inventos. Un 1-4-4-2 nítido y claro. Siempre la misma alineación, excepto contra Grecia, el último de los partidos de la fase de grupos.

Y España se proclamó campeona de Europa con solvencia, eficacia y brillantez en su juego. Logró la admiración de todos los analistas y aficionados al fútbol y, principalmente, creó un estilo. Un estilo parido por Luis Aragonés, verdad verdadera, aunque a muchos les pese, y que hoy está en entredicho a no ser que Del Bosque rectifique en los próximos partidos. ¿Lo hará?

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (2)

  1. Don Julio,

    Ha descrito usted perfectamente lo que muchos pensamos y por lo que nos caen palos en las tertulias de café en la oficina día sí, día también.

    Gracias.

  2. Muchas gracias. Habrá que seguir aguantando los palos.

    Un saludo.