6

Falcao, príncipe del gol. El Atlético, rey de Europa

atleti_campeon_UEL_11_12

Europa League
Final

Atlético Atlético 3

Athletic Athletic 0

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Mario Suárez, Gabi, Arda Turan (Domínguez, 93'), Diego (Salvio, 88'), Adrián (Koke, 90'), Falcao

Athletic: Iraizoz, Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Aurtenetxe (Ibai Gómez, 45'), Ander Herrera (Toquero, 63'), Iturraspe (Íñigo Pérez, 45'), De Marcos, Susaeta, Muniain, Llorente

Goles Goles

1-0 Falcao (6')
2-0 Falcao (33')
3-0 Diego (85')

Ver ficha del partido

El gol y Falcao se juraron amor eterno. Un amor a primera vista. Un flechazo. El inicio de un idilio con principio y sin final.  El gol ama a Falcao y Falcao ama el gol. Un amor de juventud que ha ido alcanzando la madurez, pero que aún conserva la fogosidad de los primeros tiempos. Ayer el colombiano reventó la final de la Europa League con dos goles para la historia en un partido monumental. Sería injusto destacar sólo al colombiano, porque otros futbolistas atléticos estuvieron sobresalientes, pero también lo sería no decir que por encima de todos brilló la estrella de Radamel Falcao.

Vino para restañar las heridas causadas por la marcha del Kun Agüero y reponer los goles que ya no iba a marcar Forlán. Recibido como un héroe en el Calderón el día de su presentación antes incluso de que se vistiera de corto y se lo empezara a merecer. Luego despertó algunas dudas, con argumentos variados, sobre todo aquéllo tan manido de que no valía los 45 millones que entre Mendes y Gil Marín pagaron por él. Pero anoche, el colombiano se encumbró como el mejor delantero centro del año  con dos goles maravillosos, espectaculares, pero sobre todo geniales solo al alcance de los elegidos por los dioses del fútbol.

El Atlético de Madrid empezó a ganar la final desde el primer segundo. Salió con más seguridad al campo. Sobre todo por la presión arriba que provocó varios errores en los defensas bilbaínos que vivieron en un continuo estado de sobresalto. Sin dar tiempo a que el partido reposara, Radamel Falcao cuando agarró un balón en el rincón derecho del área y se paró. Ya tenía el gol en la cabeza, pero mantuvo la calma, esperando el momento oportuno.  Engañó a Amorebieta con un amago y buscó el mejor terreno para cazar a su víctima que no era otra que Iraizoz. Su meta el gol, su arma un zurdado brutal que impactó en la red de la portería bilbaína. El Atleti empezaba desde muy pronto a agilizar los trámites para traerse la copa a Madrid.

El Athletic mejoró tras el gol, sin embargo el Atlético tenía el partido donde quería. El encuentro se fue complicando para los colchoneros. Los bilbaínos se acercaban poco a poco. Cada vez estaban más cerca de la portería de Courtois. La controvertida defensa atlética que cada partido se muestra vulnerable o expugnable según el día se levante oscuro o luminoso, salió al frente y comandada por Miranda inconmensurable y omnipresente frustró todos y cada uno de los ataques contrarios.

Falcao aterrorizaba a los leones con su sola presencia. No se conformaba con un gol, quería más. Fue Miranda, quien presionando con eficacia, robó el balón en la frontal del área y se la dio a Arda Turan que la llevó hasta la línea de fondo y dio un pase que recogió Falcao. Llegaba la segunda obra de arte de la noche. Con calma recogió el balón e imitando a un torero preparando el pase de pecho, se lo pasó por la espalda y tumbó a su oponente. El balón tenía el camino libre hacia la meta por segunda vez en la noche.

Bielsa quisó cambiar el paso del partido con dos cambios en el descanso. Su primer plan había sido desabaratado. El Athletic apeló a la tradición de equipo aguerrido y buscó con ahínco un gol que pudiera darles posibilidades de seguir metido en la final. Rondó el gol en varias ocasiones. El buen hacer de todo el equipo, un poco echado atrás en algunos momentos, cortaron todos los caminos que el técnico argentino trazó a los suyos.

El encuentro languidecía para el Athletic, que ya había agotado las esperanzas, cuando Diego reclamó su parte del protagonismo, realizando una jugada soberbia que finalizó con otro magnífico gol certificando el cuarto título europeo de la historia del Atleti.

El título se ha ganado gracias a los jugadores que empezaron a conquistarlo a finales de julio de 2011. Es de la afición, que siempre fiel a sus colores, alienta con su apoyo incondicional a los futbolistas. Y también, es de Simeone, como no. Recogió a un grupo anímicamente hundido y lo ha reflotado con los argumentos que identifican el ADN rojiblanco. Todos los seguidores nos sentimos identificados con lo que dice Simeone. Suya es la Copa, de los jugadores, de la afición, pero sobre todo, la Europa League es del Atlético de Madrid que agranda su leyenda con un nuevo título.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (6)

  1. Quien nos lo iba a decir en Julio del año pasado (hace ya casi un año, ojo) después del penoso partido ante el Stromsgodset en casa que íbamos a terminar viviendo un partido como el de anoche en el que ganamos con una grandeza propia de lo que es el Atleti, un grande.

    Un saludo.

    • Impensable en julio, pero luego se vio que el equipo estaba mentalizado para esta competición. El Atlético ha hecho un torneo perfecto. Eso sí, nos hace falta más regularidad para clasificarnos todos los años para la Champions.

      Un saludo.

  2. Muy grande el Atleti, nos ha vuelto a hacer felices. De los jugadores de ayer, además de los habituales (Falcao, Diego, Adrián…), me gustaría destacar a 2 jugadores que no han acaparado tantas portadas (aunque es normal teniendo en cuenta lo de Falcao –¿quién echa de menos al Kun?–). En primer lugar, a Miranda. Sinceramente, me pareció el mejor de los 11 después de Falcao y Diego. Hizo un partido extraordinario, junto a Godín. Además, el segundo gol viene de un robo y asistencia de Miranda. Y querría destacar también a Mario Suárez, que hizo el mejor partido con el Atleti de los que yo recuerdo. Desde luego, si él y Gabi juegan a menudo a este nivel, tenemos centro del campo para rato. Un saludo y gracias por el estupendo artículo!!!!

    • Totalmente de acuerdo con usted. Busco e intento encontrar a algún jugador que no estuviera a la altura y no lo encuentro.

      Muchas gracias a usted por leerlo y por el comentario.

  3. Con esto lo digo todo: “Porque luchan como hermanos defendiendo sus colores, con un juego noble y sano, derrochando coraje y corazón…” Grandes cada uno de los jugadores y el cuerpo técnico. Quién nos lo iba a decir cuando a finales de julio encarábamos con más desgana que otra cosa la eliminatoria ante el Stromgodset.

    • La unión hace la fuerza, y para mí uno de los méritos más grandes de Simeone ha sido aglutinar al grupo en torno a él y mentalizarles para esta competición.

      Un saludo.