2

Diego lleva al Atlético a semifinales

hannover_atletico_11_12

Europa League
Cuartos de Final

Hannover 96 Hannover 96 1

Atlético Atlético 2

Hannover 96: Zieler, Cherundolo, Pogatetz, Eggimann, Pander (Sobiech, 87'), Schlaudraff, Pinto, Schulz (Schmiedebach, 73'), Rausch (Abdellaoue, 71'), Konan Ya, Diouf

Atlético: Courtois, Perea, Godín, Miranda, Filipe Luis, Tiago, Mario Suárez, Koke (Salvio, 65'), Diego (Domínguez, 88'), Adrián, Falcao

Goles Goles

0-1 Adrián (63')
1-1 Diouf (81')
1-2 Falcao (87')

Ver ficha del partido

El Atlético de Madrid se planta en semifinales del Europa League por segunda vez en tres temporadas al superar la eliminatoria contra el Hannover 96. Y lo hace a lo grande. 14 victorias -9 de ellas consecutivas- 1 empate y 1 derrota, es la trayectoria que lleva hasta ahora el Atleti. Nada que ver con la de hace dos temporadas, donde hasta los propios atléticos cuestionaban el merecimiento del equipo para llegar a la final -ganó únicamente dos partidos de las eliminatorias y la final-.

No ha sido ésta una eliminatoria sencilla, no se crean. El Hannover puso en dificultades al Atlético en ambos partidos. Casi nunca se encontró a gusto ante un equipo tan aguerrido y pleno de entusiasmo como falto de calidad . Ya puso en aprietos al Atleti en el Manzanares y volvió a hacerlo en su estadio.

Porque los rojiblancos salieron con el resultado impreso en su mente. Dejó la iniciativa a los alemanes, como nos tiene acostumbrados en los partidos a domicilio. Impulsados por unas gradas repletas de aficionados, el Hannover se lanzó al ataque desde el primer minuto. El Atlético no parecía incómodo con la propuesta, aunque sí la parroquia, a la que no le gusta nada ese “a verlas venir” que tan malos resultados suele generar y que propone, quizás con demasiada frecuencia, Simeone.

El Atlético de Madrid jugó sin futbolistas de banda. Obligado por las lesiones, el Cholo tuvo que recurrir a Diego y a Koke que acompañaban a Mario Suárez y a Tiago en el centro del campo. Casi toda la primera parte se jugó en campo atlético, porque Diego y Koke no son extremos, son una solución de urgencia, pero su mejor fútbol no lo pueden desarrollar desde ahí. El Atlético estaba atenazado y, salvo en un par de ocasiones, no encontró salida hacia la portería contraria.

En una estrategia preconcebida, el Atlético cambió tras el descanso. Todo el equipo se posicionó más lejos de la propia portería, y por tanto, más cerca de la contraria. Diego aparecía por el centro del ataque y todo comenzó a funcionar mejor. El Hannover no tuvo más remedio que echarse a atrás y el camino hacia la semifinal pareció más despejado.

Mucho más cuando Adrián marcó el gol. Todo nació en las botas de Diego, que se volcó al costado derecho para darle la pelota al asturiano que hizo una obra de arte, encontrando una solución a cada problema que le pusieron los defensas y el portero del Hannover, con una sangre fría propia de los matarifes del medievo.

Los alemanes echaron el resto y encontraron el gol en un error de la defensa atlética que, en algunos lances, recuerda a épocas, que creíamos olvidadas.

El Atlético solventó con oficio unos minutos de agobio y de incertidumbre. Hasta que de nuevo apareció el omnipresente Diego que tras una combinación con Adrián penetró en el área y le cedió el esférico a Falcao para que remachara, con un potente trallazo, la victoria y el pase a semifinales.

El duende de Adrián, la eficacia de Falcao y el genio de Diego hacen que el Atlético de Madrid vaya a jugar por decimotercera vez en su historia unas semifinales de competición europea. Y lo hará contra el Valencia en una eliminatoria que será apasionante y emocionante ¡Disfrútenla!

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (2)

  1. El partido de ayer de Diego es digno de destacar en mayúsculas y con letra lo más llamativa posible. No se quedó corto tan poco nuestro portero belga, no crea, dando seguridad en cada balón que casi como único recurso mandaban al área los alemanes…Pero lo de Adrián, Don Julio, lo de Adrián ha sido otra cosa. Ha sido una jugada que recordaremos pasados varios años y contaremos a nuestros nietos con una sonrisa bobalicona…

    Un abrazo desde las semifinales…

    • Estoy de acuerdo en lo de Courtois. Serenó mucho la defensa, que ayer estuvo dubitativa y calmó los ánimos de los alemanes al no permitirles ni un solo remate de cabeza.

      No es el único gol de Adrián que vamos a contarle a nuestros nietos, ya verá.

      Lástima de dúo prescrito. Si todos los jugadores pertenecieran al Atleti y con tres retoques este equipo tendría un largo recorrido, pero …

      Abrazos.