2

Salvio reanima al Atlético

atletico_hannover96_11_12

Europa League
Cuartos de Final

Atlético Atlético 2

Hannover 96 Hannover 96 1

Atlético: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Gabi, Mario Suárez, Koke (Diego, 61'), Arda Turan, Adrián (Salvio, 70'), Falcao

Hannover 96: Zieler, Cherundolo, Eggimann, Pogatetz, Pander (Schulz, 70'), Pinto, Stindl, Schmiedebach (Konan Ya, 56'), Rausch, Schlaudraff, Diouf (Abdellaoue, 82')

Goles Goles

1-0 Falcao (9')
1-1 Diouf (38')
2-1 Salvio (88')

Ver ficha del partido

El encuentro agonizaba. Pocos esperaban la victoria. El Atlético insistía. Atropellado, con urgencias. Por momentos, se le complicaba mucho la eliminatoria. Diego había pisado un poco más el acelerador. Su movilidad, su facilidad para descontar rivales son imprescindibles para obtener ventaja en el ataque. Pero no fue Diego, sino Salvio. El argentino, que no goza de mucha credibilidad entre la parroquia también salió en la segunda parte. Su juego no había tenido mucha trascendencia, …

El Atlético de Madrid salió con el chip cambiado. No sé que tienen los jueves, pero son días que nos gustan. El cansancio mental o físico, vaya usted a saber, se olvida ese día. Poco que ver con los últimos partidos de Liga. Se recuperó la presión, la velocidad y sobre todo la mentalidad. No hay especulaciones, se olvida la calculadora. El juego No fue nada espectacular, en algunos momentos, hasta preocupante, pero el Atleti quiere esta Europa League.

Arda Turan volvió a ser el conductor del juego en la primera parte. Omnipresente y trascendente. Ofrece mejor rendimiento cuando se siente libre, que cuando juega atado a una banda. Por eso, su primera parte fue brillante y su segunda pálida.

Pudo haber sido, pero no fue de una jugada suya de la que salió el primer gol del Atleti. Una falta en medio campo botada con maestría por Gabi y rematada por Falcao que suma y suma goles en su primera temporada como atlético. Todavía hay quién le niega el pan y la sal al colombiano, mientras su registro goleador no para de crecer. Ellos verán.

Del Hannover había pocas noticias. Pero, como todo el mundo sabe, en estos partidos un gol te salva y otro te condena. Y pasó lo segundo. Un balón perdido en el centro del campo, provocó el contraataque del Hannover. El pase en profundidad pilló a toda la defensa saliendo del área. Todos llegaron tarde: Godín al lateral que Filipe había dejado descubierto y Miranda que anduvo lento y sin reflejos. Todos, menos Diouf que cruzó el balón adentro de la portería.

El Atlético se tambaleó. Todo lo que había construido anteriormente se vino abajo. Desorientación y ganas de que llegara el descanso para recomponerse.

No fue así. El gol le dio al Hannover la tranquilidad necesaria para asegurar la defensa y presionar con más energía. El Atleti no encontraba rendijas lo suficientemente grandes como para colarse hasta el área alemana. Incluso el Hannover fue ambicioso durante unos minutos provocando la zozobra en una defensa que ha perdido consistencia con el paso del tiempo.

Una nueva indecisión de la defensa. Otra vez por la izquierda. Courtois, ése gran hombre que aparece en los momentos oportunos para salvar al Atleti, lo libró del segundo gol. Y, probablemente, de la eliminación.

Entró Diego en el campo. El Atlético de Madrid ha tenido que jugar sin él un mes. Demasiado tiempo sin el mejor hombre, sin el guía del ataque. Y esta vez se notó mucho más en Zaragoza. En el último cuarto de hora el Atleti se volcó en el ataque y generó jugadas de peligro que se perdían por un mal centro o por una mala elección en el pase.

Y de la jugada más intrascendente posible que pueda verse en un campo de fútbol vino el golazo de Salvio. Gabi puso ese típico centro, que tanto me encrespa, al balcón del área, donde Falcao solo salta para molestar. Suficiente, porque el balón le llegó a Salvio que tuvo que reorientarlo hacia su pierna derecha y avanzar unos metros para después lanzar el balón hacia la escuadra de Zieler. Un gol que bien puede valer una Europa League.

 

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (2)

  1. Vaya angustia de partido… El 1-1 era malísimo, ahora con marcarles allí primero se vendrán abajo. Ese gol de Salvio vale platino. Pero no puedo evitar preocuparme de varias cosas: esos fallos en defensa que vuelven a aparecer, Miranda me recordó al peor Perea. Eso y la falta de un delantero sustituto. Porque en otros puestos hay cantidad, pero no calidad, y eso al menos es más asumible, ¿pero tener sólo dos delanteros con la lengua fuera? Va a costar muchísimo mantener el nivel en las dos competiciones, sobre todo en liga.

  2. Estábamos perdidos y llegó Salvio en una jugada sin mucho peligro para dar esperanzas para el partido de vuelta.

    Miranda tuvo un partido flojo, y no solo por el fallo del gol del Hannover.

    Llevo diciendo toda la temporada que al Atleti le faltan jugadores en cuanto a cantidad y calidad. Cuando están todos disponibles, tira que te va, pero cuando falta alguno el nivel baja muchísimo.

    Un abrazo.