5

Courtois suma seis partidos sin encajar un gol

CourBlog

Nunca la salida de un jugador de la cantera estuvo tan bien cubierta como el cambio de David de Gea por Thibaut Courtois. El portero, propiedad del Chelsea, ha encajado en el Atlético de Madrid como anillo al dedo y, en cuestión de meses, ha convertido lo que se antojaba como un gran quebradero de cabeza en puro caviar iraní. Por supuesto que el precio a pagar por tener a uno de los que están llamados a ser mejor portero del planeta es elevado, ya que en una temporada y media hará las maletas de nuevo rumbo a Londres pero, mientras tanto, disfrutemos de su seguridad en el arco, de su capacidad de mando en la defensa y, sobre todo, de sus acrobáticas paradas. ¿De qué serviría tenerlo en propiedad si, de triunfar en el Atlético, acabaría saliendo en busca de cotas mayores?

Courtois lleva 540 minutos sin saber lo que es recoger un balón de dentro de la portería del Atlético de Madrid, un honor del que, en 109 años de historia, solo han podido presumir Edgardo Madinabeytia y Abel Resino. Un total de nueve horas, más que una jornada laboral media, sin que el Atlético de Madrid tenga que preocuparse por otra cosa que no sea marcar un gol que dé los tres puntos. Ni remontadas tras un gol rival, ni goles que metan el miedo en el cuerpo cuando el partido está dominado. Nada.

Para muchos es inevitable pensar a lo grande y recordar el que, hasta ahora, es uno de los grandes récords del Atlético de Madrid en su historia, la marca de Abel Resino de 1.274 minutos sin recibir un gol en la temporada 1990-91. Un total de trece jornadas, más del doble de las que lleva ahora mismo el belga, servirían al ex del Genk para establecer un nuevo registro que, dados los tiempos que corren, se antojaría casi imposible para sus sucesores en próximas temporadas.

Hablaba con buen criterio Ricardo Menéndez en esta misma página hace unas semanas del fantástico mes de enero de 1991. En aquella ocasión, además de no perder ningún partido, el Atlético no encajó un gol. El equipo basaba su fortaleza en un complejo entramado defensivo hilado por el difunto Tomislav Ivic en el que cinco defensas permitían al Atlético terminar los partidos sin apenas conceder ocasiones de gol al rival. Como ingrediente estrella, una altísima presión desde la salida de balón del contrario por parte de los delanteros rojiblancos. No me digan que no les suena la historia…

Ahora, 21 años después, el Cholo Simeone ha logrado aprovechar las excelentes cualidades de Courtois cubriéndole de un sistema defensivo bien trabajado. En estos seis partidos desde la llegada del técnico argentino, hasta seis jugadores han formado parte de la zaga sin que el bloque se resintiera ni un ápice. Juanfran, Domínguez, Godín, Perea, Miranda y Filipe Luis han sido un escudo ideal para el guardameta consiguiendo en apenas un mes lo que decenas de entrenadores y otros tantos futbolistas no habían conseguido en los últimos años.

El récord terminará, no cabe duda. Muy probablemente, Courtois ni se acerque al registro de Abel, ya que por el camino ha de enfrentarse a bestias como Leo Messi o Cristiano Ronaldo, pero del buen funcionamiento de la defensa dependerá en gran medida el devenir del equipo a final de temporada. La clasificación de la Liga de Campeones no es un reto, sino una obligación ante la fragilidad de los rivales. La siguiente parada para seguir escribiendo la historia de este candado es el Sporting de Gijón. Curiosamente, el equipo asturiano fue el que, mediante un jovencísimo Luis Enrique, acabó con la histórica racha de Abel. Que no se repita la historia.

RACHAS DE IMBATIBILIDAD EN EL ATLÉTICO DE MADRID

Periodista en Eurosport Yahoo! Rojiblanco como bendito castigo y nostálgico del fútbol de antaño. Politeísta creyente en Gárate, Luis, Arteche y Calderón. Fernando Torres, el profeta.

Comentarios (5)

  1. Está clarísimo que Courtois es un gran portero. Y mejor que va a ser cuando vaya adquiriendo más experiencia. Lo peor, que está cedido.

    ¿Cree usted que podríamos convencer a Corutois para que presionara al Chelsea y nos lo vendiera al Atleti? Es la única posibilidad de que se quedara y haría buena la teoría de Cerezo.

    Creo que De Gea terminará triunfando en Manchester si le dan más confianza de la que le han dado hasta ahora. Pero ¿No se estará tirando de los pelos sir Alex cuando compró a De Gea por el doble de los que el Chelsea pago por Courtois?

    Un abrazo, amigo.

    • Jorge Ordás

      Mucho me temo que no es cuestión de que el portero quiera quedarse. Al fin y al cabo, creo que él es el primero que quiere aprovechar esta oportunidad única para crecer y que, precisamente, no llegue a la Premier tan ‘verde’ como De Gea y las cosas le vayan mejor desde el inicio.
      Los dos me parecen unos auténticos porterazos, aunque veo al belga con la cabeza mejor amueblada. Y eso, en un portero, es realmente importante.

  2. Yo creo que el hecho de que esté cedido es irrelevante. Parece casi seguro que seguirá el año que viene y en total habrá estado en el Club tanto tiempo como lo estuvo De Gea: 2 años. Si hubiese sido nuestro, el resultado habría sido el mismo ya que habría sido vendido a la mínima oportunidad. Quizás podríamos haber obtenido algún dinerillo que iría a parar a los fondos de inversión y a fichajes como el de Rubén Micael o Julio Alves. Lo mismo da.

    Preocupémonos de disfrutar de su estancia y de mirar atentos a Joel con el Rayito, a ver que pasa.

    El Chelsea lleva siglos interesado en Godín y ahora se rumorea que sigue a Falcao. Ellos tienen a Torres y Courtois. ¿Podría haber cambio de cromos?

  3. Jorge Ordás

    Cambio interesante el que propones… Habrá que ver qué pasa el año que viene con el Chelsea, porque no sé qué me da que ese vestuario está destrozado y Vilas-Boas tiene pocas papeletas para quedarse. Si se va, han de indemnizar. Si se queda, bienvenido sea.
    Como dices, a mirar de reojo a Joel y a ver qué pasa con Asenjo. Quizá aún pueda ser el porterazo que apuntaba.

  4. borja navarreto

    Courtois ha empezado a funcionar desde que se lo vendí a un rival de Comunio. Esta es mi vida