10

Molina, más allá de la portería

molina

En José Francisco Molina empezaba y acababa todo. Era el alfa y la omega. El principio y el fin del Atlético de Madrid del doblete. Caminero, Kiko, Simeone son más recordados, pero sin Molina, el Atleti campeón de Liga y Copa no hubiera podido construirse.

Llegó procedente del Albacete, en compañía de Santi, a un Atlético que terminó la temporada anterior coqueteando con el descenso. Antic, Pantic y unos estupendos jugadores que ya estaban en la plantilla hicieron el resto para que por fin los aficionados atléticos pudiéramos disfrutar de la conquista de una liga 19 años después.

Rebelde con causa, desafió las leyes del portero de fútbol. Abandonó los alrededores de los tres palos del arco y descubrió que más allá de las líneas que delimitan el área no había un abismo y se atrevió a conquistar lejanas tierras que nunca antes un portero se había atrevido a explorar.

Molina fue el mejor amigo de Geli, Santi, Solozábal y Toni. Vivieron durante años en el riesgo de una defensa adelantada controlada por un portero que usaba sus cuatro extremidades para jugar. El Atlético jugaba con 12. El puesto de portero regateador se había formalizado en Primera División.

Vivió al límite con naturalidad. Conocía su puesto como el mejor. Conquistó para él y para su equipo el trofeo Zamora como mejor portero de la temporada: 32 goles encajados en 42 partidos de liga.

La fama de gran portero traspasó las fronteras del Calderón y Javier Clemente lo llamó para jugar con la selección. Debutó como interior izquierdo con la selección española en Noruega un mes antes de que el Atlético ganara la Liga, confirmando que la transgresión de las normas futbolísticas estaban grabadas en sus genes desde el momento de su concepción.

La selección nórdica volvería a cruzarse en su camino en la Eurocopa de 2000. Camacho se había hecho con la dirección de la española y alineó de portero titular a Molina en el partido inaugural de España. Su espíritu de explorador inquieto lo traicionó esta vez y una salida valiente, pero arriesgada, propició el gol de Noruega y la derrota de los españoles. Camacho lo sentenció injustamente. Molina no volvería a jugar con la selección.

José Molina vivió la gloria del doblete y el infierno del descenso. El debú en la selección jugando de extremo. El orgullo de la titularidad con España y el amargor del banquillo al partido siguiente. Una carrera intrépida para un portero, pero es que Molina no fue un portero a secas. Fue un portero libre.

Del Atleti por principios. Y hasta el final.

Comentarios (10)

  1. Gran carrera la de Molina ninguneada por los medios por su condición de outsider y por no pertenecer a ninguno de los equipos protegidos.

    Es de justicia reivindicar su importancia en los éxitos de aquel equipo, nunca un portero permitió que su defensa estuviera tan pegada al centro del campo…

    Esperemos un recibimiento como el que merece.

    Un abrazo

    • Estoy absolutamente de acuerdo con lo que dice don Emilio. La prueba más evidente de lo que dice fue el injusto castigo a perpetuidad al que le sometió Camacho por su fallo en la Eurocopa 2000.

      Yo creo que sí, que el Calderón lo recibirá con una atronadora ovación. Por supuesto también a Simeone.

      Abrazos.

  2. Gran Portero.
    No se casaba con ningún periodista.
    Injustamente defenestrado por Camacho.
    Un mito Atletico que efectivamente habría que recibir con aplausos.

    Pero no nos olvidemos que una vez que empiece el partido contra el Villarreal, es el entrenador del equipo rival y no nos va a dar cuartelillo e incluso sabra perfectamente como atacarnos ya que conoce la casa perfectamente.

    Saludos.

    • Fue un portero que creó un estilo de juego que más tarde ningún otro ha llegado a utilizar, ni el mismo cuando se marchó al Deportivo.

      Una vez que eche a rodar el balón, se acabaron los amigos, jajaja.

      Un saludo.

  3. Jorge Ordás

    Hay que recordar que, cuando se le ficha, viene de una lamentable actuación en la promoción contra el Salamanca (descendió con el Albacete) y de recibir un historico 2-8 ante el Dépor en la última jornada (creo).
    Aún así, se sobrepuso y escribió uno de los capítulos más recordados de la historia del Atlético. Merece la ovación del Calderón tanto como el Cholo.

  4. Aun me acuerdo, que a principios de Pretemporada la gran mayoria de la prensa no daba un duro por nuestro equipo y a unos de los que peor ponia era a Molina y a Milinko Pantic(incluso llego a finales de la Pretemporada).

    Las criticas vertidas sobre ellos fueron bastante negativas. Uno por venir de un equipo descendido como el Albacete y otro por ser un desconocido y quererlo a capa y espada Radomir Antic.

    La verdad es que con estos dos grandes jugadores se acerto de pleno.

    Un saludo.

    • Ojalá todos los fichajes del Atleti fueran criticados por la prensa y funcionaran de la misma forma que Pantic y Molina.

      Un saludo.

  5. Buff, que dolorosa es la nostalgia. Me pregunto si volveremos a tener iconos como ellos…

    Un saludo.

    • Lo dudo mucho, don Jaime. Los jugadores, vienen, están un ratito y se van en busca de otro clima.

      Saludos.