12

El esperpento

estamos-hartos

El esperpento se caracteriza por ser una deformación grotesca de la realidad. El problema viene cuando la realidad es grotesca de por sí.

Durante el partido con el Real Zaragoza se pudo contemplar en las gradas del Calderón el vivo ejemplo de cómo una afición se harta de sí misma y se harta de estar harta. Y cuando esto ocurre, los dedos acusadores llegan incluso a los que tienen la culpa aunque sea de casualidad.

Llegados a este punto quienes no viesen el partido o no estuviesen en el Calderón podrían correr el riesgo de sospechar que hubo una gran pitada contra alguien, imponiéndose una lógica colectiva que señalase al responsable de su hastío. Y ahí es donde, como en el grabado de Goya, El sueño de la razón produce monstruos.

Hay quienes cantaban al mito viviente Luis Aragonés, olvidándose de las dos veces que salió del Atleti en la era Gil, porque esos mismos que ahora le cantan le silbaron en su día. Mientras esto ocurría algunos silbaban tal cántico por parecerles una falta de respeto hacia el entrenador actual o bien porque algunos (prensa panmadrisdista como definió Daimiel) pensaban que acordarse de El Sabio olía a rancio.

También se cantó al Cholo Simeone, símbolo reciente del pundonor y controvertido entrenador de poca experiencia cuyos éxitos y fracasos aún no llenan la mano de dedos. Pero también vale si con ello se puede ofender al entrenador vigente.

Más tarde le llegó el turno a Quique Sánchez Flores. Cantar a QSF significa recordar a un entrenador que nos dio dos títulos europeos, qué hizo sentir orgullo a los que echan de menos palabras de ánimo y dignidad en un club donde lo más digno que se oye de sus dirigentes es un “buenos días y buenas tardes a todos”. ¿Cuál es el problema? que hay muchos que detestan a este entrenador porque en un sonoro conflicto prefirieron posicionarse a favor de un jugador que era tan querido que ya no está. Así que pitos, gritos y aplausos para todos.

Y por si alguien no había cogido la indirecta se decidió cantar finalmente contra Manzano, que eso siempre une más que si cantaras contra los responsables de una apropiación indebida.

Los del fondo sur habían hecho un repaso de entrenadores y habían dejado muy clara su postura. La euforia llegó y con ella los cánticos contra los responsables de la situación atlética. No, no fueron contra Gil y Cerezo, aún. Le tocó el turno a los madridistas y sus alegres madres y a la negritud de Marcelo. Lo de la razón y los monstruos ya se sabe.

Así que como un Peter Sellers en un guateque cualquiera, el Calderón se llenó de las más variopintas razones y de los más horripilantes monstruos: los que comían pipas, los que gritaban contra Gil, los que se reían de Perea, los que gritaban contra Manzano, los que pitaban a los que gritaban, los que gritaban a los que pitaban, los que cantaban goles, los que bostezaban, los que no fueron por el puente y los que ya no están porque han exiliado al Atlético de Madrid de los sueños.  Vamos, un esperpento.

Atlético de la vieja escuela. Un gol de rubio, una falta de Landáburu y el espíritu de Arteche. Los videojuegos mi profesión. El cine, modelismo y humor canalla mi pasión
Comentarios (11)
Trackbacks (1)

Comentarios (11)

  1. “El vivo ejemplo de cómo una afición se harta de sí misma y se harta de estar harta”. Una frase que refleja cómo se encuentra la afición del Atleti en estos momentos sin saber dónde está y hacia donde se dirige. El estado de la afición es una consecuencia y un reflejo de cómo está el equipo el club.

    Particularizando en los cánticos, no entiendo cómo una parte de la afición sigue mostrando su rechazo hacia Quique Sánchez Flores. Un entrenador, que con sus defectos y virtudes, nos llevó a conseguir dos títulos en una temporada. Al final, todos son malos en el Atleti, menos Gil Marín y Cerezo que siempre salen indemnes de todas las situaciones conflictivas.

    Un abrazo, José y gran artículo.

    • José Valera

      Gracias Julio

      Es que es eso. Divide y vencerás no? mientras todos se pelean entre todos, estos de rositas dando vueltas por la M30.

      • Y tú crees que el divide y vencerás es una estrategia del Gil Marín o Cerezo o una casualidad?

      • José Valera

        Sospecho que el divide y vencerás es el producto de la mezcla entre doctrina gilista y la falta de formación intelectual de la gente. Y con esto no me considero el más listo del mundo sólo que de vez en cuando me hago preguntas sobre lo que veo no vaya a ser que me estén engañando

        Unos ponen la semilla y los demás nos encargamos de regarla. ahora nos toca arrancar toda esa mala hierba.

  2. Comentan por ahí que se empezó a cantar “Gil cabrón, fuera del Calderón” en el fondo sur, pero no en el Frente Atlético. Y en el minuto 80. ¿A qué esperaban?

    • Cuando los cánticos sean constantes en vez de esporádicos, empezaré a creer a los que cantan.

      • Bueno Julio no sé, todos sabemos lo difícil que es llevarle la contraria a la doctrina que marque el Frente cantando…muy organizado debes estar y poner a mucho alrededor tuyo de acuerdo para que se oiga alguna protesta y aún así los tambores te acallan rápido.

  3. me reafirmo. Cada día estoy más feliz de no ir al Calderón. No es el Calderón, ni la afición del Atleti, ni el Atleti. Es un esperpento, un bodrio asqueroso.

  4. Los canticos comenzaron donde siempre y por gente que no es del Frente, porque esta gente sólo cantaron cuando fue para acordarse del jugador brasileño, mientras está muy bien que les suelten el sobre.

    Hubo gente que se echo las manos a la cabeza por cantar a favor de Luis Aragones pero esos sabemos de donde vienen, si se canto en contra de la directiva pero fueron acallados (timidamente) mientras una persona con un microfono intentaba callarlos, yo escuche un “A que viene con 3 goles animar al Atleti con la mierda que nos estan dando hay que abuchear a la directiva”.

    Me hubiera gustado un rincón para que hubierais dicho de como manipula la televisión los canticos y nos ponen en el candelero siempre o candelabro.

    Y si me duele ver a mi Atleti así pero siempre será mi Atleti, porque aunque me lo quitaron siempre será mio, porque quiero pensar que mañana será un día mejor, porque sino que nos queda.

  5. Ya lo he comentado en twitter, los cánticos me parecieron muy ventajistas. La impresión que dio fue que los cánticos contra la directiva fueron de rebote. Si los cánticos se producen en varios partidos seguidos y por una mayoría del público, empezaré a creer en la gente que los hace. Mientras no sea así, me parecerán brindis al sol.

    Siempre deberían escucharse cánticos a Luis, es lo justo. Pero, como dice José muchos de los que lo cantan ahora también lo hicieron en su contra en otras ocasiones.

    La manipulación de los telediarios y el cachondeo que se traen en cuanto a la información del Atleti es lo que ha hecho que no los vea. Esta forma de ofrecer desinformación es habitual en la inmensa mayoría de medios.

    Estoy de acuerdo en que el Atleti siempre será nuestro por más que ahora esté en manos de dos, o más bien de uno. Y espero, como tú, que mañana sea mejor para el Atlético de Madrid.

    Un abrazo, Jorge.

  6. Amigos, la triste realidad es que durante la época de la salida de Aguirre, cuando lo de quedar en la Puerta 0 estaba de auge, se escuchó muchas veces y por sectores más o menos mayoritarios el “Gil cabrón, fuera del Calderón”. Igual que ocurrió al principio de la temporada siguiente con Abel, cuando se hizo la manifestación alrededor del Calderón que más seguimiento creo que ha tenido, y con el Marca “apoyando”, ya que estaban cabreados por la carta que Gil Marin mandó sólo al AS.
    En este artículo se resume que hubo un día no tan lejano (dos años) en el que algunos medios estaban “de nuestro lado” y entre la afición había un ánimo de revolución:
    http://ungrandesinmemoria.blogspot.com/2009/09/los-errores-de-gil-marin.html

    El año pasado las bufandas verde y oro se pusieron de moda… pero creo que el efecto revolucionario se ha esfumado…
    Ya apenas veo bufandas verde y oro, y creo que escuchar un cántico masivo contra la directiva, hoy por hoy, es una quimera.
    Muchas de las gargantas que alentabais esas tonadillas ya no estáis. El Calderón se ha vaciado de insurgentes con los 5.000 (no sé si más o menos) que este año se han dado de baja y me temo que, al menos hoy por hoy, la guerra en las gradas se ha perdido.

    Yo en general lo veo muy negro, y mientras me refugio en el fútbol, que al final y al cabo es lo que siempre me ha apasionado de todo esto. Aquí les dejo un análisis del Udinese

    Felicidades a José Valera por su artículo!