4

Se deben creer que somos tontos

Jesús Gil y Gil

Antecedentes: Cada vez que hay una manifestación, una rueda de prensa, una voz contraria al “movimiento” que no sea uniforme a la dirección actual del Atlético de Madrid se trata con evidente falta de respeto por los dirigentes y se ignora sistemáticamente por la prensa oficialista. Da igual que 3000 personas crucen el Puente de Toledo ataviados con bufandas y emblemas verde y oro, da igual que se vean miles de esas bufandas cada semana que juega el Atletico como local la reacción oficialista es la misma. Apagón informativo. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? (Mourinho dixit) ¿Qué ganan silenciado la realidad? Está claro. Los medios oficialistas se juegan las sandwicheras, los juegos de sábana, los pijamas, los posters, las entrevistas en profundidad, las cenas de navidad, en definitiva tener o no tener su ración de merchandising y de acceso a los estamentos del club. La información queda en un segundo o tercer plano.

Ayer los muy avezados acudíamos con retranca a la página treinta y pico (que es donde nos han colocado estos medios de comunicación) a ver si leíamos la INFORMACIÓN sobre la condena a la familia Gil. Según lee la misma “La resolución declara responsables directos solidarios a los cuatro hijos de Jesús Gil y Gil —Jesús, Miguel Ángel, Fernando y María Ángeles Gil Marín—, así como al exteniente de alcalde Pedro Román y a los exediles Marisa Alcalá, Rafael González y Antonio Luque y al exalcalde Julián Muñoz…” instando a los hijos a reponer 105 millones de € a las arcas del consistorio marbellí. En esa misma sentencia se deja claro que acciones del Atlético de Madrid, en concreto 164.981 deben ser puestas a disposición del juzgado para saldar la deuda contraida (recogido por Diario Sur)

Como era de esperar los medios de las sandwicheras, los que justifican la apropiación indebida, desayunan con los dirigentes para que les dicten que decir sobre la deuda y llaman a 3000 manifestantes 900 ni palabra. Silenzio Stampa

Los medios ayer se preocuparon por temas más trascendentales que el destino de cerca de 150.000 acciones como que Forlán está triste, Forlán no vale un duro, Juanfran quiere ganar los siguientes cuatro partidos o que el quinto extranjero viene con ganas aunque hoy por hoy encajar 5 extranjeros en la plantilla sea un sudoku. Los únicos adeptos ya a la causa gilista, los periodistas que ningunean las protestas en sus crónicas, legitiman los delitos por estar prescritos, arremeten contra entrenadores o directores de cantera que están consiguiendo logros inimaginables ahorrándose críticas a dirigentes o directores deportivos ni mu. Mutis por el foro. Sé quien manda aquí y cómo tenerle contento para que me siga proporcionando información. Todos sabemos sus nombres. Están señalados como los escribas de esta mentira que tiene las patitas tan cortas.

Mientras los “confidenciales” se convierten en nuevos instrumentos del “movimiento”. En El Confidencial un tal Carlos Matallanas (¿les suena el apellido?) ha sido llamado para que Miguel Angel Gil pueda proclamar su inocencia en una entrevista amable sin hacer ninguna pregunta comprometedora ¿Era eso el propósito de los confidenciales o era hacer denuncia sin las trabas de un medio tradicional? Muy al estilo de la alfombra roja que tanto le gusta al hermano. Para que los Giles se paseen sin rendir cuentas, hayan entrado por la gatera o por la ventana

Que no publiquen nada de la sentencia los dos medios deportivos madrileños, que la operación de limpieza de imagen ya sea a la desesperada y tengan Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo más agenda en radios y prensa que Maná conciertos es una señal que la acumulación de casos (saqueo, camisetas, negritos,…)empieza a ser tan flagrante que no queda otra que exigir que dejen de manchar de una vez el nombre del club. Pero los medios de la sandwichera no publican nada.

Se deben creer que somos tontos.

Del Atleti. Sin cláusula de rescisión. Fundador de #losTorristas. Madrileño de SF, California (los madrileños nacemos donde nos da la gana). Podcaster y cofundador de Esto es Atleti y This is Atleti
Comentarios (3)
Trackbacks (1)

Comentarios (3)

  1. Don Julio, lo más triste de esto es cómo se venden ciertos medios por unas migajas, por esa entrevista digna de tiempos del sindicato vertical.

    Lo que no saben unos y otros es que poner el escudo en la sandwichera (genial) o en el juego de sábanas es algo de una relevancia mínima, habida cuenta de que lo realmente importante es tener merchandising de marca blanca (nunca mejor dicho).

    Menos mal que nos quedan sitios como este para poder desintoxicarnos.

    Un abrazo

  2. Don Emilio:

    El artículo que ha escrito Ricardo desvela dos cuestiones muy importantes: una, la connivencia de la mayoría de la prensa con el Gilifato y dos, el entramado financiero de los Gil que incluye, desgraciadamente, al Atlético de Madrid.

    Una prensa que casi nunca persigue la verdad, lo cual es su obligación, sino que la esquiva porque para sus intereses le conviene más. Amén de traicionar gravemente el código deontológico de su profesión ocultando la verdad a los aficionados y abonados del Atlético de Madrid.

    El Gilifato, que le puedo decir que usted no sepa. Una desgracia para este club tan extraordinario.

    Abrazos.

  3. Día a día, noticia a noticia, vamos comprobando como la manipulación y la censura de este grupo de ladrones y corruptos se agiganta. Casi al mismo nivel que crece la desvergüenza en la familia Gil lo hace en la prensa. Es tan vergonzoso como triste el trato que se le da a esta información en todos los medios. Esto no es periodismo, ni es nada. Es tan deprimente…

    Que desgracia nos cayó en su día con esta gente. No lo sabemos bien…