1

Diego Costa y Los Quiquistas

Osasuna 2 - Atlético 3 | Liga 2010/11

Liga
Jornada 30

Osasuna Osasuna 2

Atlético Atlético 3

Osasuna: Ricardo, Nelson, Lolo, Sergio, Monreal, Puñal (Vadocz, 66'), Nekounam, Cejudo, Soriano (Masoud, 76'), Camuñas, Kike Sola (Lekic, 86')

Atlético: De Gea, Ujfaluši, Perea, Godín, Antonio López, Tiago, Mario Suárez, Raúl García, Juanfran (Koke, 83'), Reyes (Assunção, 90'), Diego Costa

Goles Goles

1-0 Kike Sola (31')
1-1 Diego Costa (38')
1-2 Diego Costa (61')
1-3 Diego Costa (63')
2-3 Nekounam (pen., 80')

Ver ficha del partido

Llegó el Atlético al Reyno, su estadio maldito –sólo 1 victoria en las últimas 10 visitas-, con la baja del Kun Agüero y lleno de dudas tras la derrota ante el eterno rival. La mala racha en tierras navarras se enfrentaba a la buena racha que estamos cosechando esta temporada a domicilio, ya que se han conseguido más puntos que la temporada pasada y la última derrota había sido en el Camp Nou hacía más de dos meses. La duda estaba en qué racha continuaría, si se confirmaba la maldición del Reyno o si se confirmaba la recuperación fuera de casa.

Quique Sánchez Flores había tenido quince días para preparar este partido y conseguir esos 3 puntos que podrían meternos de lleno en la lucha por Europa o dejarnos descolgados definitivamente en la zona media de la clasificación. Una hora antes del partido, se hizo pública la alineación titular: Perea y Antonio López volvían a la defensa, Juanfran sería titular, Diego Costa estaría solo en punta y Forlán estaría en el banquillo.

Mientras la afición osasunista se frotaba las manos, los colchoneros echaban humo en las redes sociales. “¿Antonio López por Filipe? ¿Domínguez otra vez al banquillo? ¿Agüero sancionado y dejas a Forlán en el banco? ¿Por qué nos haces esto Quique?”. Solo un grupo irreducto, conocido como Los Quiquistas, aguantaban el embiste. “Tres ex-osasunistas. Quique sabe que habrá una batalla y ha sacado a los que de verdad luchan. De todas formas, Filipe es un pechofrío”. El debate estaba servido.

Pero esto no era todo. A las discusiones de rachas (malditas o no) y alineaciones (correctas o no), se añadió otra más. Perea, ese veloz defensa tan criticado por tantos, llegó a los 200 partidos en Primera División, todos ellos con el Atlético. Ya era el colombiano con más partidos en Primera, y ahora está a sólo 3 partidos de convertirse en el extranjero con más partidos en el Atlético. Sólo el mítico Griffa le supera con 203 partidos.

Aparte de los debates entre aficionados, el partido comenzó como se esperaba: juego poco fluido, muy físico y los dos equipos jugando al contragolpe. Incluso el primer gol fue como se esperaba. Ataque osasunista por la derecha, Antonio López que no llegó a defender, pase al centro del área y allí remató Kike Sola ante la débil oposición de Godín y Perea. Todas las piezas empezaron a encajar y muchos aficionados atléticos apagaron la tele hartos de ver siempre el mismo guión.

Craso error.

El Atlético es un club que se caracteriza por hacer lo inimaginable. Con un equipo que es capaz de convertir a un jugador como Perea en el extranjero con más partidos, no te puedes venir abajo en el minuto 30 porque sabes que pasarán dos cosas: o sales goleado, o se producirá un alineamiento planetario y Los Quiquistas acabarán sacando pecho y espetando “os lo dije” a todo aquellos con los que se crucen. Ayer era el día de Los Quiquistas.

Diego Costa empezó el partido muy bien, moviéndose entre líneas, aguantando de espaldas el balón cuando el equipo enviaba un pase largo, y buscando desmarques cuando los centrocampistas tenían el balón. Un trabajo de ariete puro que, sinceramente, Forlán no sabe hacer. Primer acierto de Quique.

Juanfran también jugó muy motivado en su antigua casa y también quería aprovechar su oportunidad como titular. Estuvo muy activo por la banda y derrochó agresividad incluso entrando por detrás a los que hace bien poco eran sus compañeros. Un gran pase suyo en profundidad lo aprovechó Diego Costa, que batió por alto a Ricardo, para anotar el empate. La afición del Atleti celebraba el gol incrédula mientras Los Quiquistas asentían con la cabeza. “Os lo dije”, espetó uno.

Otro de los grandes protagonistas del partido fue De Gea, ese portero al que la prensa ya le ha buscado piso en Manchester y al que los dueños del club están deseando vender para hacer caja. Otra exhibición del canterano salvó al Atlético, en una de ellas hasta en 3 ocasiones consecutivas. Sin querer hacer de pitoniso, creo que este chaval nos va a dar muchas tardes de alegrías en el Calderón.

Y entre paradón y paradón, llegó el minuto 60, el minuto de la confirmación del milagro. Primero un pase de Raúl García y luego otro de Mario Suárez, los aprovechó Diego Costa para firmar su hat-trick. Forlán, que ni lo celebró, se echaba las manos a la cara en el banquillo. Suyo había sido el último hat-trick de un jugador colchonero en Liga, el 23 de mayo de 2009 en San Mamés. Ahora su sustituto le relevaba en esa estadística, y ya veremos si también le relevará en su puesto en los siguientes partidos.

Antes de terminar el partido, Reyes falló un penalti y Nekounam anotó otro para establecer el definitivo 2-3. La afición colchonera contenta, Los Quiquistas más aún. Diego Costa (que no se llevó el balón a casa) dijo al finalizar el partido: “lo importante es la victoria, da igual quien marque los goles”. Ante la pregunta de si creía que sería titular más veces dijo: “el míster decide”. Mientras, Forlán, que empezó el partido rodeado de flashes de periodistas, se marchó al vestuario sin jugar ni un minuto y preguntándose en qué equipo jugará el año que viene.

“Os lo dije”, espetó un Quiquista al terminar el partido.

Informático y colchonero. Creador de infoatleti.es, el mejor sitio para conocer todos los datos y estadísticas del Atlético de Madrid.

Comentarios (1)

  1. Gran día para sentirse orgulloso de defender el Quiquismo, pese a las dudas iniciales. Me ha gustado mucho tu relato.

    Un saludo, Damián.